lunes, 21 de octubre de 2013

Reseña: Lovelace; Garganta Profunda (Lovelace)

Título: Lovelace: Garganta Profunda
Título Original: Lovelace
País: Estados Unidos
Año: 2013
Directores: Rob Epstein, Jeffrey Friedman
Reparto: Amanda Seyfried, Peter Sarsgaard, Juno Temple, Wes Bentley, Sharon Stone
Duración: 93 minutos

Sinopsis: “En 1972, Deep Throat fue un fenómeno: la primera película pornográfica con guion, que presentaba una historia, algunas bromas, y una desconocida y sorprendente estrella, Linda Lovelace. Escapando de una estricta familia religiosa, Linda descubre la libertad y la vida de lujo cuando se enamoró y casó con el carismático estafador Chuck Traynor. Tomando total posesión de su nueva identidad, Linda se convirtió en una representante entusiasta de la libertad sexual y el hedonismo desinhibido. Seis años después ella presenta otra narrativa del mundo y se presenta a si misma como sobreviviente de una historia mucho más oscura”.

Pues sigo tratando de poner el blog al corriente con las reseñas. Ahora toca el turno de Lovelace: Garganta Profunda cinta que parecía imposible que algún día viera la luz debido a los constantes retrasos y cambios de protagonista; que si Lindsay Lohan y que no sé quién, etc. Finalmente el papel recayó en Amanda Seyfried quien hasta hace poco una mega mami güerita, ojiverde, rubia y muy bien dotada que desafortunadamente cedió ante las presiones de la industria del entretenimiento y de la moda pues como decían que estaba un poco llenita, bajo de peso a lo tonto y ahora es una flacucha con piernas de pollo y perdió esa asombrosa copa D y ya es copa C chica además de que su rostro también cambió drásticamente; ahora alargado, con facciones afiladas y muchas líneas de expresión. En pocas palabras, se dio en toditita la torre…

¿Y eso qué tiene que ver? No pues yo sólo decía... si la cinta es sobre Linda Lovelace; la primera súper estrella del cine porno ¿Por qué no hablar del aspecto físico de quien le da vida en el celuloide? Ahora que si gustan, podemos hablar de la actuación de esta muchachita pero sería irnos a lo fácil pues ya se sabe que Amanda Seyfried tiene de actriz, lo que su servidor tiene de astronauta.

Le doy el crédito de haberme hecho carcajear con esas declaraciones de que temía arruinar su carrera por su aparición en Lovelace: "Esto es lo más arriesgado que se puede ver en Hollywood en este momento. Lo primero que piensas sobre la película es que puede arruinar mi carrera" jajajaja pues no sé qué entiende por la palabra carrera o arruinar pues con una filmografía bastante dudosa, diría que no puedes arruinar una carrera que ni ha despegado aún: Mean Girls (2004), Mamma Mia! (2008) Jennifer's Body (2009), Chloe (2009), Dear John (2010), Letters to Juliet (2010), Red Riding Hood (2011), In Time (2011), Gone (2012), Les Miz (2012) películas olvidables todas ellas (Excepto Los Miserables que por desgracia nunca podré borrar de mi memoria jajaja) que si las hubiera hecho otra actriz en verdad que podrían arruinar su carrera. El común denominador de sus apariciones es como lesbiana calenturienta, chica normal calenturienta, chica no calenturienta pero con buen escote y básicamente su público (me incluyo) vamos sólo a morbosear.

Irónicamente, en Lovelace ha hecho el papel de su vida (tampoco es que sea una actuación que nos deslumbre) realmente hay material para analizar. Seyfried está irreconocible y por lo menos a este su tecleador, logró comunicar empatía. Cuando ella sufre, hasta ganas dan de meterse a la pantalla y darle un apapacho... Su aspecto de fragilidad y vulnerabilidad, realmente aportan mucho al personaje, al grado de que se deja de pensar en Seyfried por Lovelace y el infierno por el que pasó.

En la realidad, Amanda Seyfried es víctima de explotación sexual porque
dudo que alguien la contrate por esas actuaciones que dan cátedra a las
nuevas generaciones...
De hecho, el pequeño problema con diversas personas que vieron la cinta es que no les quedó claro qué es lo que iban a ver: Si la historia detrás de Deep Throat (La cinta porno) o la vida de Linda Lovelace… pues en parte fue un poco de las dos. Siendo la época en que se hizo la cinta pornográfica en donde más tiempo se queda la historia.

Peter Sarsgard como Chuck; la pareja de Linda. Tiene una intervención sobresaliente, con un personaje que crece en cada escena hasta convertirse en un huracán. Sharon Stone me sorprendió también.

La manufactura de la cinta es regular y la ambientación, si bien trata de ser fiel a la época; se siente sin chiste… ahora sí que el aspecto de la cinta es baratera ¡Como la película porno! Jaja.

La historia se basa en un libro biográfico escrito por la misma Lovelace que le ayudó a cambiar la opinión pública que se tenía de ella. Así que la cinta tiene un dejo antiporno.

Sobre el desnudo de Seyfried. Diré que estuvo muy bien manejado y se siente natural. Lo saco a colación porque hay una página en internet de unas chavas que reseñan toda los estrenos en cartelera en un solo día pero son más papistas que el papa y si hay un desnudo se apresuran a sacar el rosario y se persigan jaja. De Lovelace: Garganta Profunda Mabel Salinas escribe: “A causa de su temática, el filme presenta contenido sexual, desnudos, violencia física y psicológica, y aunque en ciertos momentos se muestra de forma explícita, la mayor parte se expone a modo de insinuación”. Me caen de novedad porque siempre escriben en ese tono si aparece un pecho traicionero o una pompi descubierta. Remata nuevamente: “Mensaje (de la película): La explotación nunca será justificada ni el daño que provoca a sus víctimas. Presenta contenido sexual, violencia y lenguaje vulgar.”

Juno Temple, Adam Brody, productora Laura Rister, co-director Jeffrey Friedman, Peter Sarsgaard,
co-director Rob Epstein, productor Jim Young, Chris Noth, productor Heidi Jo Markel, Brian Gattas y
Amanda Seyfried en el Festival de Sundance durante el estreno de "Lovelace". 22 de enero de 2013.
Ya para despedirme, les comento que al terminar la película; sí quedan ganas de ver la Deep Throat pornográfica original nada más por mera curiosidad, bueno… a Mabel Salinas no porque se infarta.

Lovelace: Garganta Profunda no será una gran película pero tampoco es un bodrio. Si se la encuentran es una buena opción para entretenerse un rato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario