lunes, 7 de octubre de 2013

Reseña: Aprendices Fuera de Línea (The Internship)

Título: Aprendices Fuera de Línea
Título Original: The Internship
País: Estados Unidos
Año: 2013
Director: Shawn Levy
Reparto: Vince Vaughn, Owen Wilson, Rose Byrne, Max Minghella, Aasif Mandvi, Josh Brener, Dylan O'Brien, Tiya Sircar, Tobit Raphael, Josh Gad
Duración: 119 minutos

Sinopsis: “Billy (Vince Vaughn) y Nick (Owen Wilson) son vendedores cuyas carreras han venido a menos con el advenimiento del mundo digital. En un intento por probar que no son obsoletos, desafían las probabilidades cuando apelan a sus habilidades verbales para obtener una codiciada pasantía en Google, al lado de un brillante batallón de estudiantes universitarios. Pero, ser aceptados a esta utopía, es sólo la mitad de la batalla. Ahora, deberán competir contra un selecto grupo de genios expertos en tecnología del país para demostrar que la necesidad es la madre de la reinvención”.

El trabajo es un híbrido entre cinta de humor y de propaganda.

No hace mucho tiempo, durante la Segunda Guerra Mundial. Adolfo Hitler fue tan inteligente que ideó (con su grupo de colaboradores) fuera de las trincheras y de las zonas de guerra, un sistema propagandista del Nazismo a través de los medios masivos de la época: Prensa, literatura y cine… Estados Unidos (y todo el bloque opositor al nazismo) respondieron de la misma forma. Era cuestión de tiempo para estos recursos políticos entre naciones pasara a manos de los corporativos capitalistas que quieren controlar al mundo.

Si bien Hitler buscaba el dominio mundial a través de la supremacía de raza; Google busca ser el único dueño del conocimiento mundial a través de la supremacía de su algoritmo.

Al igual que Hitler o cualquier otro dictador que extermina y desaparece seres humanos (Campos de concentración, masacres, etc.) que no comparten su misma filosofía; Google también es un tirano al que basta con que no se le dé la gana indexar alguna página web en su buscador para virtualmente desaparecer a un individuo o una empresa que se atreva a publicar algo que no coincida con su filosofía (en las empresas privadas se les llama: políticas).

Así que Google necesitaba la ayuda de la mayor máquina propagandística del mundo: Hollywood. Para crear una imagen corporativa amistosa con la población en general, que diera la idea de que Google es cool.

Así que no es fortuito ni buena onda que los de Google no les cobraran ni un centavo a los productores de Aprendices Fuera de Línea por filmar en sus instalaciones pero les tengo una noticia: Google NO es cool. Es una empresa que como todas las que existen en el mundo; al final del día lo primero que ven son las ganancias… si ayudaron a mejorar la vida de las personas o impulsaron a la humanidad a ser mejor que antes ya es ahora sí que extra. ¿No se alcanzó la meta trimestral que proyectó el departamento de finanzas? ¡Recortes! ¿No se alcanzó la meta de clientes que proyectaron los de mercadotecnia? ¡Ajuste de presupuesto! ¿Bajó el promedio de anuncios contratados? ¡Ofrece un paquete de publicidad con el 10% de descuento!...

El gran fracaso de Hitler con su propaganda es que era aburrida y sin chiste, mientras que los pinches gringos inventaron al Capitán América y de paso hasta ganaban dinero (siguen ganando… ahí está la próxima peli de Marvel-Disney para el 2014: Captain America: The Winter Soldier en 3D).

Luego entonces, Google con la necesidad de ser vista como una empresa amigable; no únicamente tiene una cinta propagandista sino que además, resulta ser muy divertida.

Una película ligera que hace reír
El hilarante dúo Vince Vaughn-Owen Wilson vuelve a las andadas ahora interpretando a unos vendedores de artículos diversos cuya compañía en la que llevan años trabajando se va a la quiebra.

Desempleados, con obligaciones y cuarentones. Ven la oportunidad (de una en un millón) de entrar a trabajar en la súper empresa más cool y fantástica del mundo cuya misión es hacer feliz a la humanidad (fin del sarcasmo ja).

El pequeño detalle es que su ingreso a la empresa está condicionada a aprobar una pasantía (de ahí el título original: The Internship) que es una especie de concurso o como bien lo define Nick (Owen Wilson): Unos “Juegos del Hambre mentales” pero este par de aprendices está totalmente Fuera de Línea (de ahí el título en español). Lo cual se presta para hacer una jocosa e interesante comparación entre generaciones adultas y jóvenes, donde se analiza que efectivamente, el sueño americano es actualmente humo y espejos.

Este choque de visiones intergeneracionales es básicamente la columna vertebral de la película en donde cada quien aprende algo de los demás.

Aprendices Fuera de Línea es una feel good movie con muchas escenas graciosas pero inconexas entre sí ya que tratan de presentarnos diversas situaciones, lo que hace que el nivel y el ritmo caiga un poco pues tenemos a Nick (Owen Wilson) con una historia de amor, a Billy (Vince Vaughn) con una historia de superación personal y motivacional, el grupo de nerds que descubre que hay una vida más allá de una pantalla....

Así que en las instalaciones de Google tienen un campo de Quidditch... eso da mucho para pensar
No me gustó que según las “dificilísimas” pruebas para obtener un trabajo en google resultaran tan estúpidas bobas al más puro estilo de la igualmente boba Monster University 3D y que el personaje de Nick conoce perfectamente Los Juegos del Hambre pero no sabe quiénes son los X-Men ni Charles Xavier ¡Si es un cuarentón! Y en el caso de que no hubiera leído comics en su juventud; hay 3 películas de los X-Men, 2 de Wolverine y la precuela de las películas de los X-Men. Bueno… ¡Hasta mi mamá sabe quiénes son los X-Men! Pues en una ocasión que llegué a casa la encontré viendo la trilogía en la televisión por el Canal 5 en algo que se llama cine-domingo y eso no es todo; hasta se fue con sus amigas a ver la última de Wolverine al cine el día que se estrenó y me dijo: “Ya fuimos a ver la película del de las garras” jajaja.

Una cosa es que los personajes de Billy y Nick no sepan de computación, informática ni de programación, y otra muuuuy diferente que sean retrasados mentales. Que eso es un poco lo que rompe el concepto de la película pues a ratos se les retrata como mensos y luego únicamente como neófitos de las herramientas informáticas.

Lo que sí me agradó es que al final mostraran realmente que el negocio de Google no es otro más que el de la publicidad (¡Huy, ya les iba a contar como terminaba la película!)

Por ejemplo: ¿Saben cuál es realmente el negocio de McDonald’s? ¿Pensaron en hamburguesas? ¡Error! El negocio de McDonald’s ¡Son los bienes raíces! Si no me creen, lean bien un requisito muy importante que pide McDonald’s para dar una franquicia: En lugar de venderla y permitir que el franquiciatario elija la ubicación del local, McDonald’s compra los terrenos previamente y se los renta de por vida a los franquiciatarios para que pongan la sucursal. Reciben una renta permanente sobre la propiedad, y si la franquicia cierra al ser McDonald’s el dueño del terreno, vende el inmueble y recupera el dinero.

Pues Google nos ofrece muchas aplicaciones: que el buscador, youtube o blogger (a donde pertenece este humilde sitio sangrons.blogspot.com) pero el negocio no es en sí mostrarnos información a la distancia de un clic sino meter publicidad en nuestras búsquedas o visualizaciones de contenido. Lugo entonces, el negocio de Google no es la información sino la publicidad y el que tenga dinero y pague verá que su sitio web aparecerá en la primera opción de búsqueda.

Rose Byrne, Josh Gad, Vince Vaughn, el director Shawn Levy, Owen Wilson, Jessica Szohr,
Tobit Raphael, Tiya Sircar, y Josh Brener durante la premiere.
Foto: Kevin Winter/Getty Images North America
Así que aprovecho para mandar un saludo Josué y Cristóbal del sitio que nos animó a hacer este blog: Pinche Película.com quienes vivieron en carne propia la especie de holocausto del Hitler del nuevo siglo que es Google, tiránico y sensor moralista de la web:

“El monopolio que tiene Google en internet a matado el blog. He intentado por todos los medios revertir una tendencia a la baja de visitas que se viene presentando desde que el gigante informático decidió cambiar el algoritmo para su buscador desde inicios de 2012. Antes el sitio si no gozaba de las primera posiciones al menos estaba en la primera página, con el tiempo eso cambio hasta relegarnos al sótano de la quinta, sexta o hasta la décima página de búsqueda (…) Primero fue un Panda que determinó que mi sitio no era tan relevante por más actualizaciones que hubiera en el sitio. Intente reducir el número de links, mejorar la experiencia de usuario, velocidad del sitio, SEO, cambiar de hospedaje (…) llegó otro animal llamado Penguin, otro dichoso nombre que utilizó Google para (nombrar) su actualización al algoritmo de búsqueda. De 2500 visitas diarias, de la noche a la mañana se redujo a 1000 y así sistemáticamente (...) hasta llegar a 150 por día. Google es libre de cambiar sus métodos, pero (...) al determinar un valor al sitio, este lo considero tóxico (…) El nombre del que tanto orgullo tenía ahora es incómodo. Pinche Película no es fácil de recomendar o tan siquiera mencionar. Pinche es una grosería en México por lo tanto el buscador con su nuevo algoritmo lo considera como lo que es. No importa (...) si actualice el sitio 10 veces al día, simplemente seremos ignorados mientras que otros (…) gozan de mejores posiciones (...) Ya no es posible continuar de esa forma (...) Por respeto a nuestro esfuerzo tanto de Josué como el mío he decidido terminar con el blog (...) creo que nos merecemos más que 100 visitas al día y quién sabe si en un futuro hasta 50 ó 20 a este ritmo (...)”.

¿Cómo ven? Mucho ji ji jí y ja ja já con Aprendices Fuera de Línea que pone a Google como lo más cool del planeta haciéndolo parecer muy friendly pero es ni más ni menos que el primer dictador virtual de la historia…

No hay comentarios:

Publicar un comentario