sábado, 5 de octubre de 2013

Reseña: El Niño Que Huele a Pez (The Boy Who Smells Like Fish)

Título: The Boy Who Smells Like Fish
Título Original: El Niño Que Huele a Pez
País: México, Canadá
Año: 2012
Director: Analeine Cal y Mayor
Reparto: Douglas Smith, Zoë Kravitz, Gonzalo Vega, Ariadna Gil, Carrie-Anne Moss, Don Mckellar, Kim Ly
Duración: 91 minutos

Sinopsis: “A primera vista Mica es un chico perfectamente normal. Si no fuera porque vive en la casa museo de Guillermo Garibai, vieja gloria de la canción mexicana. Y porque huele a pescado. Por eso no es de extrañar que las chicas sean para Mica habitantes de un planeta muy lejano al que le resulta imposible viajar. Hasta que un día, Laura aparece en su vida”.

De vez en cuando tengo el ánimo y el tiempo suficiente para ver todas las películas en cartelera, en esta ocasión fue el caso y la única que me faltaba por ver era El Niño Que Huele a Pez o Pescado que es como se lee en la película.

No sabía qué esperar de ella (no leo las sinopsis de los cines para no crearme falsas expectativas) pero salí encantado de la función.

Al final del día tenemos una cinta bonita que le apuesta a la magia y la fantasía pero de forma muy inteligente pues nunca trata al público como retrasado mental.

Un chico de nombre Mica (Douglas Smith) tiene la extraña condición de despedir un aroma a pescado, imposible de eliminar. Eso le impide (y le ha impedido) lograr llevar una vida normal y socializar con la gente.

Si a esto le agregamos la surrealista casa en donde habita: Una casa-museo del estrafalario cantante Guillermo Garibai (Gonzalo Vega). En la cual, su madre trabaja dando tours. Se podrán imaginarán la gran popularidad de Mica en la escuela (Carita triste).

Para complementar el cuadro; su padre los abandona. Así, este traumatizado niño hediondo termina con Catherine (Carrie-Anne Moss); una terapista con quien entablará una relación más o menos de confianza pero sin progreso alguno.

El tiempo pasa y el chico crece. Su vida es rutinaria, se muestra retraído y solitario. Su único escape es la natación.

La primera co-producción México-Canadá empezó bien.
Mica se verá obligado a enfrentar a sus demonios cuando conoce (o se reencuentra) con una chica de la cual ha quedado perdidamente enamorado (Zoë Kravitz).

¿Logrará al fin Mica superar sus complejos?

Así va más o menos esta historia que además está llena de humor negro, sarcasmo y burla pero que son combinados con momentos rosas. Lo que nos da una cinta muy llamativa en tono de farsa que juega con los momentos serios y trágicos que construye… Con decirles que hasta Gonzalo Vega como Guillermo Garibai hace una excelente parodia-burla-homenaje a personajes de antaño como pudieran ser Mauricio Garcés, pasando por José José, Armando Manzanero o José Luis Rodríguez “El Puma”.

El Niño Que Huele a Pez argumentalmente no se propone otra cosa que no sea desconectarnos por hora y media de la realidad. Eso hace que la cinta pierda algo de fuerza ya que se va sintiendo un poco redundante y como la trama no aterriza nada, pues nunca llegamos a un clímax en la misma.

Premiere de El Niño Que Huele a Pez (The Boy Who Smells Like Fish) en elMiami International Film Festival, 2 de marzo de 2013
El final, para dejar bien claro que lo que vimos es una divertida farsa, cierra con una especia de número musical a la Bollywood.

Me la pasé estupendo y disfruté mucho de El Niño Que Huele a Pez. Un ejemplo de que cuando se quiere, se pueden hacer cosas simples que luzcan bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario