sábado, 4 de febrero de 2012

Reseña: Poder y Traición (The Ides Of March)

Título: Poder y Traición
Título Original: The Ides Of March
País: Estados Unidos.
Año: 2011
Director: George Clooney
Reparto: George Clooney, Ryan Gosling, Paul Giamatti, Evan Rachel Wood, Philip Seymour Hoffman, Marisa Tomei
Duración: 101 minutos

Sinopsis: “Stephen Meyers (Ryan Gosling) es un joven idealista con un empleo clave en la campaña del candidato a la presidencia, el gobernador Mike Morris (Clooney), quien se encuentra en una gran batalla política en Ohio que podría ser la clave para ganar la nominación presidencial demócrata. El director de campaña del candidato de la oposición (Paul Giamatti) le ofrece un trabajo a Stephen en su equipo, este suceso pone a prueba la lealtad de Stephen pues, éste no informar a su jefe (Philip Seymour Hoffman). Y cuando esa omisión es revelada, Stephen descubre un secreto personal que podría hundir la carrera política de Morris. Él está dispuesto a vender su alma al diablo o al mejor postor, con tal de tener su propio lugar en el poder”.

El señor George Clooney nos regala otra obra de lo que podría ser una trilogía política, la primera: Buenas Noches, Buena Suerte (Good Night, and Good Luck, 2005).

Ahora se hace acompañar del hombre del momento: Ryan Gosling, quien se pone al tú por tú con él mismo.
 
El propósito de la cinta, es básicamente intentar retratar los tejes y manejes de la política. En donde la fauna nociva, a la que llamamos políticos de carrera, ni bien llegan a un nuevo puesto, ya están pensando en el siguiente.

Nada más fiel a la realidad, como ejemplo el señor líder de pandilleros y rufianes, llámense, transportistas, comerciantes, etc. Que al tener poder político busca primero un puesto en el gabinete de gobierno, no bien llega, ya está pensando en convertirse en delegado, de la misma forma, ni lleva ni dos horas siendo delegado, cuando piensa en ser gobernador, y de ahí a diputado, senador, secretario y así hasta su deseo más desinteresado de ser Presidente. Esta carrea política que solo exhibe a los señores del poder como huevones buenos para nada que nunca en su vida han trabajado realmente. Ellos no saben lo que es pedir permiso al patrón por enfermarse, pedir un préstamo para pagar una deuda. Son lastres que la sociedad debe cargar, personas que tienen secuestrado el poder, poder que les ha sido asignado por el pueblo.

Ahora, el papel de Ryan Gosling, juega en una ambigüedad de malo-bueno o de soñador-manipulador. Estamos ante un ejercicio muy enriquecedor por parte de George Clooney, de ahí que muchos se hable de esta cinta perfilada a los premios Oscar de la academia.

Saque usted su propia conclusión: ¿Quién gobierna?


No hay comentarios:

Publicar un comentario