jueves, 22 de noviembre de 2012

Reseña: Marley


Título: Marley
País: Estados Unidos, Reino Unido
Año: 2012
Director: Kevin Macdonald
Reparto: Ziggy Marley, Jimmy Cliff, Cedella Marley, Rita Marley, Lee Perry, Cindy Breakspeare, Lee Jaffe, The Wailers
Duración: 144 minutos

Sinopsis: “El legado que Bob Marley dejó a la historia de la música es único e inigualable. Además de poner a Jamaica en el mapa y al reggae en los oídos de todo el mundo, fue un líder social que difundió la cultura rastafari y se convirtió en un profeta político al conciliar posturas opuestas. A través de viejo material de archivo, presentaciones en vivo nunca antes vistas, música inédita y entrevistas reveladoras con familiares, amigos y gente cercana a él, Marley es la historia definitiva del músico, revolucionario y hombre, desde sus comienzos hasta su ascenso al reconocimiento internacional”.

Este es el documental que no tuvo George Harrison y que Martin Scorsese tampoco pudo hacer porque según hubo diferencias creativas con el heredero de Marley; Ziggy.

Y ¿Qué tiene que ver Harrison con Marley? Pues que este documental de la mano de Scorsese pudo haber quedado como la de Harrison (afortunadamente no) y al revés volteado; la película de Harrison pudo haber quedado como la de Marley.

Tengo la impresión de que los docus musicales tienen dos vertientes distintas, Una; el homenaje al artista y el otra, hacer del conocimiento público el legado de dicho artista. A mí me gustan muchísimo más estas últimas, las que comparten el legado pues las primeras las del homenaje al artista son bien mochas, complacientes y al final los únicos que terminan por entenderlas son los fans.

Esto me sucedió con Scorsese y su visión tibia de la vida de Harrison a la cual le faltó muchísima más droga, alcohol, sexo, arranques de ira, etc. y terminaron poniéndolo mejor como el tipo espiritual acá bien meditador porque, ya saben que es bien fácil meditar cuando vives en un castillo y tu vida está resuelta… además que lo que se suponía era la razón de hablar de Harrison; su música, está regada por ahí y por allá.

Con Bob Marley tenemos una cinta como esos cigarros: Bien diferente jajaja que inicia desde el inicio (valga la redundancia) con las raíces musicales, orígenes de diversos ritmos que influyeron a toda una generación. A los críticos payasos esto no les pareció pues sintieron que era una “sobredosis de información” (Sergi Sánchez: Diario La Razón) pero déjenme decirles que es algo que agradecí mucho pues pone en contexto todo lo que va a suceder después.

Un viajesote... por la historia
Personas como Sánchez son los clásicos presumidos que se creen que lo saben todo (ya sea porque lo vivieron o se allegaron de información) pero imaginen lo siguiente: Un joven de 15 años que va a ver al cine un documental de Bob Marley simplemente porque ha escuchado una o dos canciones del artista debido a que un grupo más moderno Perenganos Z habrá mencionado al tal Marley como una influencia. El adolescente no sabe que la música que escucha tiene una evolución. Él cree que Perenganos Z son los creadores absolutos de la música que goza. Pero ahora, descubrirá los antecedentes y sabrá la historia gracias a la sobredosis de información que pendejos como Sergi Sánchez nunca podrán entender el porqué de la inclusión.

El director Kevin MacDonald con las hijas de Bob Marley: Zuri, Sharon, Cedella y su hermana Constance.
Foto: Rudolph Brown/EPA
Así que en este viajesote (jajaja) no solo conoceremos a Bob Marley y san se acabó. ¡No! hablar de Bob Marley es también explicar cómo surgió el rastafarismo y su influencia en la mentalidad de la época, hasta nuestros días.

Entenderemos mejor la filosofía del cantante, su forma de vida, el por qué de sus letras… tampoco se le endiosa. Nos cuentan las cosas como son o ¿Acaso en algún otro documental los integrantes de una banda dicen que se separaron o se salieron debido a que deseaban ganar más dinero? Acá no hay nada de: teníamos diferencias musicales, no concordábamos artísticamente… ¡Ni madres! Acá hablan y dicen: Sí, yo quería ganar más dinero y como no me lo dieron me salí.

Se muestra la realidad de lo que fue y lo que representó, observamos que no era un ser perfecto, que en ocasiones hacía sufrir a su esposa por sus infidelidades, entre otras cosas. Pero a pesar de todo fue un artista comprometido con su obra, su talento, y que creía fervientemente en la música como motor para construir, transformar y unir a la sociedad y a las personas.

Ziggy Marley, Robbie Marley, Snoop Dogg, Rohan Marley y Rosario Dawson en la
premiere de Marley en Hollywood, California.
Foto: Mark Sullivan/Getty Images North America
Ya por último les digo que evito leer cualquier tipo de información antes de ver una película para no crearme falsas expectativas o entrar con algún tipo de prejuicio pero en esta ocasión sí me volé la barda; ¡No sabía que el título de Marley hacía referencia a Bob Marley! Ya se imaginarán el grito de felicidad y sorpresa que pegué cuando empezó la película jajaja.

Salí muy contento de la función. Marley es un increíble documento audiovisual imperdible. El director Kevin Macdonald como bateador emergente, lo hizo de nuevo.

Estén al pendiente del lanzamiento en Blu-ray de este documental si es que no pueden verla en cines por ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario