miércoles, 4 de abril de 2012

Reseña: El Príncipe del Desierto (Black Gold)

Título: El Príncipe del Desierto
Título Original: Black Gold
País: Francia, Italia, Qatar
Año: 2011
Director: Jean Jacques Annaud
Reparto: Tahar Rahim, Antonio Banderas, Mark Strong, Freida Pinto
Duración: 130 minutos

Sinopsis: “El joven príncipe árabe Auda está dividido entre la lealtad a su padre conservador Amar (rey de Salmaah) y su suegro moderno y liberal Nessib, el rey de Hobeika. Tras la guerra, Nessib se lleva a los hijos de Amar; los problemas comienzan cuando se descubre petróleo, por lo que cualquier tipo de tratado entre ambos reyes queda nulo”.
A nadie le gustó ¿Acaso vi otra película?
Creo que ya platiqué anteriormente que para no crearme falsas expectativas evito ver los avances, la sinopsis o las reseñas antes de ver una película, ya que la vi entonces sí, esto porque prefiero “llegar virgen al cine” jajajajaja y que la película me sorprenda.
Todo esto porque checando el recibimiento que le dieron a la cinta pues… ¡Nadie la quiere! Según mi exhaustiva investigación, una de las razones es porque se anuncia como un drama pero no lo es, a mí me pareció más una deliciosa película de acción y aventuras aderezada con un humor en una historia de intrigas y conflictos. Así que probablemente había quienes querían sufrir y sufrir con un drama que ni Pedrito Infante con Nosotros lo Pobres…
Otro aspecto negativo que le achacan a la cinta es “Que es muy Hollywoodense” que Antonio Banderas salga de árabe y muchos detalles más.
Pero a mí me gustó, me pareció que tiene cosas muy interesantes, de hecho yo estaba muy emocionado pues tiene giros en la historia que la vuelven entretenida.
Además, vemos cómo dos personas de la misma región, con la misma creencia espiritual pueden ser el opuesto de otro. Uno está arraigado en la tradición (o dogma) y vive en su mundito, su burbuja que lo aísla de todo y el otro tiene una visión diferente de lo que podría ser el futuro si se toman ciertas decisiones en el presente.
Antonio Banderas y Tahar Rahim

Al mismo tiempo se toca el tema del dinero, y la película nos regala una frase genial: “Las cosas que pueden ser compradas con dinero no tienen valor real”
¿Ya les cayó el veinte? Si no, reflexiónenlo y medítenlo: “Las cosas que pueden ser compradas con dinero no tienen valor real” si todavía no les queda muy claro, pueden “revertir” la frase y entonces les quedaría esta pregunta: ¿Qué cosas son las que el dinero no puede comprar?
Yo mencionaría que la amistad, el amor…Ya ven que hasta los Beatles cantaban que “No puedes comprar mi amor”
Regresando al punto de que muchos odiaron la película es tal vez porque querían ver un Lawrence de Arabia 2
Pero a su servidor le encantó, tanto que yo se las recomiendo. Lo malo es que ya la van a sacar de la cartelera, pero si tienen otro medio por la cual verla o conseguirla, los invito a que le den una oportunidad.
Ya que si se ve muy Hollywoodense pues será la piedra con la que cargará esta cinta de por vida. Pero tomemos en cuenta que esta cinta es para darse a conocer al mundo y llegar a personas tan diferentes (en teoría) como a un gringo, un alemán y un mexicano (hasta parece chiste jeje)


No hay comentarios:

Publicar un comentario