miércoles, 18 de abril de 2012

Reseña: Sin Rastro Alguno (Sans Laisser de Traces)

Título: Sin Rastro Alguno
Título Original: Sans Laisser de Traces
País: Francia
Año: 2010
Director: Grégoire Vigneron
Reparto: Benoît Magimel, François-Xavier Demaison, Léa Seydoux, Julie Gayet, Jean-Marie Winling
Duración: 96 minutos

Sinopsis: “En la víspera de su nombramiento como Director General en una empresa farmacéutica, Étienne Meunier se reencuentra con un ex compañero de la escuela, a quien revela un secreto guardado por años, y que pone en peligro tanto su exitosa carrera profesional, como su matrimonio con Clémence. Con la intención de salvarse, Étienne manipula los caminos de un laberinto que parece conducir invariablemente al fracaso”.
En alguna entrada anterior, les comentaba que mi mamá tiene el don de contar las películas que ve de una manera que las hace parecer como la mejor historia jamás filmada, la última que me platicó fue la de El Precio del Mañana (In Time, 2011) reseñada aquí. Así que en esta ocasión mejor fuimos al cine juntos para no quedarme con una falsa expectativa jajaja.
La película es muy buena pues parte de la premisa que para encubrir una mentira, se realiza una acción fallida lleva a otra aún más fallida y esta crece y crece hasta volverse un monstruo de enredos. Los puntos centrales que toca la cinta son: La comunicación y la confianza.
Étienne (Magimel) el protagonista, vive sin tranquilidad en su conciencia, pues el éxito de su carrera profesional se debe a que robó una idea multimillonaria y la hace pasar por suya. A pesar de tener la casa de sus sueños, una esposa de revista y mucho dinero. Se reprocha el haber obtenido todo debido a su acto deshonesto. Él, se cree el señor todo-lo-puedo-solo-no-necesito-de-nadie y precisamente ahí comienzan los problemas debido a que su sucio secreto no es conocido por nadie, ni siquiera su esposa Clémence (Julie Gayet).
Entonces, por cosas del destino se encuentra con Patrick (François-Xavier Demaison) un viejo amigo de la infancia a quien invita a platicar a un bar y al calor de las copas le confiesa el secreto de su éxito y que no vive tranquilo por ello, a lo que Patrick le anima a confrontarse con la persona a quien le robó la idea multimillonaria y es ahí donde todo se sale de control… poniendo su matrimonio, trabajo y hasta su libertad en peligro en una historia llena de enredos con un final cuestionable (para su servidor).

Benoît Magimel, Grégoire Vigneron y François-Xavier
© Benoit Michou - www.bmphoto.fr

No cuento más de la historia para no arruinarles la emoción, y es una pena pues quería hablar específicamente del final jejeje pero el tema de La comunicación y confianza están durante toda la cinta para hacernos reflexionar y antes de que piensen que esta es una película con moraleja y aleccionadora, les digo que no, de hecho es muy entretenida y ligera.
La única falla que tiene Sin Rastro Alguno es que es muy similar o le copia un poco a La Provocación (Match Point, 2005) de Woody Allen con mi amorcito Scarlett Johansson, pues casi van por la misma línea, únicamente que en La Provocación, Woody Allen se basa en “la suerte”, el famoso 50/50 (fifty-fifty) y acá el director Grégoire Vigneron se basa más en “el destino” (o causalidades).
Me gustó cómo se plantea a lo largo de la cinta, que el protagonista tenga infinidad de oportunidades para decir la verdad pero algo siempre sucede y no lo hace... ¿Destino? Haay weeey!
Léa Seydoux en una escena donde se podía
cortar la tensión sexual con un cuchillo
Ya para concluir, diré que me gustó mucho ver en el papel de Feur a Léa Seydoux como una bonita lolita, puede que muchos no la ubiquen demasiado pero su servidor ya la vio en un puñado de películas muy recientes (o por lo menos en México ¡Ya que la mayoría de las cintas donde aparece se estrenaron en el mismo año!) probablemente sea más reconocida por Bastardos Sin Gloria  (Inglourious Basterds, 2009), pero actúa en: Misterios de Lisboa (Mistérios de Lisboa, 2010), Medianoche en París (Midnight in Paris, 2011), Misión Imposible: Protocolo fantasma (Mission: Impossible - Ghost Protocol, 2011) y esta que ahora reseñamos: Sans laisser de traces (Sin Rastro Alguno, 2010). Publicando esta entrada, añadiré el nombre de Léa Seydoux a la lista de oro de "Actrices que seguir" de sangrons.blogspot.mx


No hay comentarios:

Publicar un comentario