sábado, 21 de abril de 2012

Reseña: Cristiada (For Greater Glory)

Título: Cristiada
Título Original: Cristiada (For Greater Glory)
País: México
Año: 2012
Director: Dean Wright
Reparto: Peter O'Toole, Andy García, Eva Longoria, Oscar Isaac, Rubén Blades, Bruce Greenwood
Duración: 142 minutos

Sinopsis: “Esta historia narra tendenciosamente la ilustre vida de algunos personajes, por momentos olvidados en la historia de México, que desde su perspectiva y carácter se involucraron en una lucha por defender su ideología (negocio) máxima: su religión. Un cura que se convierte en general, un heroico general que cambia de bando (¡¿?!)) y logra encontrar sentido a su vida, un niño con una inconmensurable fe, una mujer cuya fortaleza y valentía no conocen límite, un joven líder social apasionado y febril; todos ellos convergen en la defensa de una causa común que invoca a la defensa del más preciado valor humano: la libertad (¿De pensar? ¿De decidir?). Todos estos personajes reales (BASADOS EN… mejor dicho) en el desarrollo de la Época Cristera en México, guiarán esta historia en donde la malevolencia, crueldad y brutalidad (¿De quiénes?) serán contraatacadas con heroísmo, valentía, osadía, esperanza y la fe y confianza en un ser supremo: en Dios, en Cristo Rey” (OJO: LOS MIEMBROS DE LA IGLESIA CATÓLICA SON SÚBDITOS DE UN GOBIERNO EXTRANJERO, EL DEL VATICANO… Y LE HAN JURADO OBEDIENCIA POR ENCIMA DE CUALQUIER OTRO GOBIERNO).
Una película que hable sobre los cristeros aún no existe. Lo único que Dean Wright ofrece es una historia tendenciosa, llena de fantasía y con supuestos hechos históricos ¡Que nunca ocurrieron! Pero a diferencia de Cristiada, nosotros sí somos objetivos y les decimos que la película se ve sensacional, una excelente fotografía, magníficos paisajes y locaciones con detalles muy bien cuidados, el sonido es muy bueno, pues todo es muy claro y la mezcla se escucha perfecta, así que podemos esta seguros que no se reparó en gastos para entregarnos este trabajo con muy buena manufactura… desafortunadamente eso es lo único que aporta la cinta.
Cristiada es un mero panfleto propagandístico, hasta pensé que al final de la función me iban a dar un formato de inscripción al Partido Acción Nacional (PAN) Para afiliarme y firmar un documento para exigir la pena de muerte (o como dice el Partido Verde: Cadena perpetua y que nunca salgan) a las mujeres que aborten y a los jotos (así se refieren los panistas a los homosexuales)
Pero acá les va la clase de historia totalmente gratis por parte de sangrons.blogspot.mx* (amena y fácil de leer):
Me dieron un volante para
que apoyáramos asistiendo el
primer fin de semana,
pero no la vayan a ver
La rebelión cristera se inició desde 1857 cuando Benito Juárez decretó la separación entre iglesia y estado, acabando así con varios siglos de dominio eclesiástico en México. La iglesia recibe de mal grado las “Leyes de Reforma” que les quitaban  sus privilegios y dinero, dejando de pagar subsidios a las iglesias, desaparición del fuero eclesiástico y nacionalización de todos lo Bienes de la iglesia católica.
Durante el reinado de Porfirio Díaz, este, se hizo pato con las leyes y la iglesia lo apoyaba, Díaz les devolvió sus propiedades con lo que la iglesia regresó por sus fueros: Más iglesias, más escuelas, negocios, cientos de curas extranjeros… y ¡Hasta un partido político católico! Todo esto a cambio de portarse fieles y serviles con el viejo, cerrando los ojitos ante sus masacres de indios, todos católicos por supuesto.
Francisco I. Madero no hizo nada tampoco y hasta dejó que el Partido Católico entrara a la Cámara con 29 diputados (Y cuatro gobernadores que eran también del Partido Católico). En 1913, la iglesia hasta celebró y aplaudió el asesinato de Madero.
Victoriano Huerta fue apoyado en todo por la iglesia, pensando que sería otro Porfirio Díaz, le prestó dinero y hasta formó batallones para combatir a Venustiano Carranza… pero Huerta fue derrotado y con la constitución de 1917 se recuperan las leyes juaristas (artículos 3, 27 y 130) que ponen de nuevo a la iglesia católica en su sitio exacto: La religión DENTRO de las iglesias.
Inmediatamente la iglesia se puso en contra de la nueva constitución que prohibía la enseñanza religiosa en las escuelas, la propiedad de bienes y edificios, la celebración de actos públicos, la creación de partidos con nombres religiosos, el uso de hábitos y sotanas en la calle, etc.
Ahora bien ¿No exagera la constitución, como decían los obispos? Bueno… los constituyentes tomaron en cuenta una cosa muy importante:
LOS MIEMBROS DE LA IGLESIA CATÓLICA SON SÚBDITOS DE UN GOBIERNO EXTRANJERO, EL DEL VATICANO… Y LE HAN JURADO OBEDIENCIA POR ENCIMA DE CUALQUIER OTRO GOBIERNO.
Pero dadas las condiciones del país (veníamos de una Revolución) El gobierno no se preocupó de poner en práctica muy en serio esas leyes. Pues había muchas cosas más que hacer (Reconstrucción, carreteras, escuelas, hospitales, la reforma agraria, industrias, etc.)
La iglesia aprovechó esa tolerancia para organizar gente a todo vapor, así, cuando la iglesia se sintió fuerte, lanzó un buscapiés al gobierno de Calles: Poner la primera piedra del monumento a Cristo Rey en Cubilete ¡Con obispos y curas vestidos como tales! En una ceremonia pública religiosa PROHIBIDA por la constitución (11 de enero de 1923). Calles ni se inmutó: Expulsó del país a Monseñor Filippi, delegado apostólico del Vaticano… pero las cosas siguieron igual (Haciéndose de la vista gorda el gobierno y la iglesia).
Pero en 1926 la iglesia se volvió a meter en política: El Arzobispo Mora y del Rio y la iglesia en pleno se pronunciaban contra la constitución ¡Y exigieron su abolición públicamente!
Calles que no era para nada diplomático se enojó y expulsó del país a 185 curas extranjeros, poniendo en práctica la constitución que dice QUE LOS CURAS DEBÍAN SER MEXICANOS. La iglesia envalentonada contestó con una pastoral violenta de parte de Mons. Manrique y Zárate, Obispo de Huejutla, dirigida ya no solo contra la constitución, sino que de paso contra el gobierno de Calles.
Se arrestó por unas horas al Obispo, pero los actos y las manifestaciones del clero contra la constitución aumentaban día con día, por lo que Calles dictó reformas al código penal para obligar el cumplimiento de los artículos 3, 5, 27 y 130 constitucionales. Y la iglesia acusó al gobierno de “persecución religiosa” así que en julio de 1926 el Papa Pio XI llamó a todos los católicos a la rebelión contra el gobierno de Calles, EXCOMULGANDO A LOS QUE NO LO HICIERAN.
Ya con la bendición Papal, la iglesia mexicana declaró un Boycott económico para obligar al gobierno a doblar las manitas que llamaba a no comprar periódicos, no ir al cine, no usar tranvías ni camiones, no comprar artículos de lujo y no permitir que los niños fueran a escuelas del gobierno. El boicot fracasó puesto que si bien los dueños de comercios y negocios se decían católicos pues no les gustó para nada perder dinero (¿Qué Dios me lo pague? ¿Y en qué banco lo encuentro?...)
Eso sí, para hacer cumplir la “Ley Calles” el gobierno hizo uso del terror y la represión más brutal.
Los dos, la iglesia y Calles eran igual de intransigentes por lo que no encontraron más que una salida: Las armas… así que la iglesia decidió cerrar todas las iglesias e interrumpir los servicios religiosos en todo el país. (1 de agosto de 1926) Y ¿Por qué? Pues las esperanzas de clero era que con tales medidas, el “pueblo católico” se levantaría como un solo hombre contra el gobierno, lo tumbaría… y el clero volvería por sus perdidos privilegios.
Pero en general la gente no respondió y solo fue espectadora del cierre de las iglesias, QUE NO LLEVABA A CABO EL GOBIERNO, SINO LA MISMA IGLESIA… (mucho ojo)
Pero detrás de Calles y al frente de la CROM (Confed. Regional Obrera Mex) estaba un corrupto y vendido Luis Morones padre del charrismo sindical de hoy. Morones tuvo la genial idea de “crear” una iglesia revolucionaria y puritita mexicana y con unos farsantes “fundó” la Iglesia Católica Mexicana que no dependía del Vaticano y con un grupo de pistoleros “tomó” algunas iglesias, provocando ahora sí, la indignación del pueblo.
En agosto de 1926 los obispos se reunieron con Calles para buscar un arreglo pero Calles los mandó a la Cámara para pedirle a los diputados que cambiaran la constitución pero fue rechazado por 171 votos contra uno. Así que a la iglesia le quedaba de dos sopas:
O ACATABAN LAS LEYES O SE IBAN A LA SIERRA
La iglesia escogió el segundo y comenzó la “guerra santa” que fue organizada por “La Liga de la Defensa  de la Libertad Religiosa” conformada por ricos católicos, abogados, banqueros, comerciantes, campesinos ricos… todos ellos interesados en recobrar lo perdido por la revolución. Así que con el pretexto de la “Defensa de la religión”, convencieron a miles de católicos de levantarse en armas contra el gobierno. Así que varios “generales” se alzaron  al grito de “Viva Cristo Rey, muera Calles”… todos pagados por terratenientes y el propio clero.
Muchos sacerdotes confundieron la magnesia con la magnífica y armaron bandas de fanáticos y robaban trenes en el bajío. Muchos se hicieron famosos por sus crímenes como los curas Vega, Sedano, Ochoa, Pedroza… basta mencionar que el 13 de abril de 1927 un pelotón cristero comandado por el Padre Angulo, descarriló el tren de Guadalajara para robar el express y 200 mil pesos. Después de matar a la escolta, le prendieron fuego a los vagones. Matando a más de 50 personas (20 niños inclusive) católicos seguramente… asesinatos similares se cometían contra maestros, campesinos, etc. Y al revés volteado, el gobierno también asesinó  a curas, sacristanes, católicos, etc.
Alarmada, La Liga envió a Estados Unidos al jefe René Capistrán para pedir ayuda militar y económica para derrocar al gobierno. Pero el presidente Hoover se negó, cosa que no hicieron los monopolios petroleros, financieros y obispos gringos que soltaron carretonadas de dinero… Curiosamente la mayoría del dinero nunca llegó, pero por lo que se sabe, muchos dirigentes de La Liga se acostaron pobres y amanecieron ricos.
Las elecciones se acercaban, Gómez y Serrano, los dos candidatos eran apoyados por Estados Unidos pero Calles les prometió que no les intervendría el petróleo, así que los gringos mejor apoyaron a Calles quien mandó a matar a los dos candidatos. Así que con el poder asegurado, Calles asesinó como en carnicería a decenas de generales para dejarle camino libre a Álvaro Obregón que se quería reelegir. Para impedir esa reelección la iglesia planeó asesinarlo aventándole bombas al coche en el que viajaba Obregón pero fallaron, cayendo preso el Padre Miguel Pro y otros que fueron fusilados. Así que se contrato a un fanático para matar a Obregón en un restaurante….
En 1929 los cristeros eran presa fácil: el pueblo no los apoyaba y la iglesia los empezó a abandonar viendo que era imposible triunfar. Pero antes de sufrir una derrota completa, la iglesia se acercó a “negociar” con el sucesor de Calles: Emilio Portes Gil. Con lo que la guerrita acabó con el asesinato de  los cristeros supervivientes que se negaban a entregar las armas.
Y así el 21 de junio de 1929, iglesia y estado se dieron la mano. El gobierno prohibió el Partido Comunista y rompió relaciones con la URSS y perdonó a quienes un día antes eran “traidores a la patria y enemigos del gobierno”
Una película que hable sobre los cristeros aún no existe.
¿QUIÉN GANÓ LA GUERRA CRISTERA? Lo único claro  es que la perdieron 30 mil mexicanos que nadie sabe por quién murieron. Pues la iglesia católica por órdenes del Vaticano al organizar la Guerra Cristera contra el gobierno mexicano, armó a pobres e ignorantes campesinos que mataron a otros pobres e ignorantes ex campesinos con la esperanza de irse al Cielo por fast track y con la bendición de sus obispos que se quedaron todos en sus residencias a pactar con el gobierno el fin de la guerra.
También, nadie sabe qué pasó en ese “arreglo” pero 80 años después siguen sin cumplirse los artículos 3, 5, 27 y 130.
La constitución prohíbe que órdenes religiosas tengan escuelas y sin embargo después del entreguista Salinas de Gortari, quien le regresó a los Obispos sus privilegios, la iglesia ha vuelto a ser la "gran educadora nacional" Ya tienen cientos de esas escuelas de Maristas, Lasallistas, Jesuitas, etc. Hasta más Universidades y escuelas de educación superior que el estado, se burlan de las leyes, se enriquecen con la fe y la ignorancia del pueblo creyente y cometen, con la impunidad que les permite la complicidad con los gobiernos panistas, toda clase de delitos sexuales en contra de los niños y niñas de este país tan católico.
¿La historia de México que te quisieron ocultar? ¿Quiénes?

*Para mayor documentación consúltese la obra del Maestro Eduardo del Rio "Rius" de cuyos trabajos, el que escribe este blog se robó las partes más importantes (por así decirlo pues todo es importante). INFORMACIÓN AGREGADA 27/04/2012: Mencioné a Rius por ser la lectura más sencilla que encontré mas no la única he consultado, les dejo un par de libros más:
Mitos de la Historia Mexicana: De Hidalgo a Zedillo - Alejandro Rosas
El General en la Bombilla - Agustín Sanches Gonzáles

11 comentarios:

  1. Tan imparcial es la pelicula como esta critica, basarse en Rius es igual de imparcial que basarse en la Biblia, pero cada quien su opinión, al menos ayudara a que la gente se interese por el tema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene toda la razón pero mi reseña es solo de dos párrafos... y son los primeros dos. Lo demás solo es para poner en perspectiva histórica a la cinta.
      Comparto su opinión de que puede que la gente se interese pero me temo que Cristiada es para levantar polémica y en esa polémica ganar mucho más de lo estimado. Pero espero que disfrutaras la función pues Cristiada y Días de Gracia hacen voltear a muchos hacia México. ¡Saludos!

      Eliminar
  2. A mi si me gusto la reseña. Precisamente estaba buscando algo para confirmar que no era yo el único que creía que la película es como un cuento de hadas, muy "biased".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus comentarios. Ya actualizé la bibliografía a consultar, pues indiqué que me basé en un texto de Rius pero solo por ser el más sencillo que encontré y no por ser el único leído. Todos estos libros se encuentran disponibles y a buen precio (sin que me paguen por hacer el comercial jaja) Saludos

      Eliminar
  3. Tu "reseña" está muy chistosa. Llena de prejuicios. Haz de cuenta que estoy leyendo a Francisco Martín Moreno, "el historiador de los escándalos".

    No sé ni cómo di con este blog, pero me divertí mucho. Eso sí, ni perder el tiempo debatiendo contigo. Una recomendación: Lee empáticamente y con detenimiento ambos lados de la historia, te puede servir mucho para tu blog.

    ¡Qué viva la libertad de expresión! Ja, ja, ja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que disfrutaras leyendo este blog. Más que prejuicioso soy un desilusionado de una iglesia católica que no es cristiana y un gobierno que no gobierna. Gracias por tus consejos que pondré en práctica, pues como mencionas ayudará a mejorar. Saludos!!!

      Eliminar
  4. el año de estreno es 2012 no 2011 y la crítica muy partidista creo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus comentarios, ya se actualizó correctamente el año.
      Sobre la crítica partidista, lo dudo. probablemente la palabra sea tendenciosa jajaja... tómalo como un equilibrio entro lo que ponen en la peli y lo que escribo. Al final sacarás tu propia conclusión.

      Eliminar
  5. Ni siquiera está bien investigada la reseña histórica /_-
    ¿Cómo se puede entregar una buena reseña si no se es objetivo?

    ResponderEliminar