miércoles, 9 de noviembre de 2011

Reseña: En Un Mundo Mejor (Hævnen)

Título: En Un Mundo Mejor
Título Original: Hævnen
País: Dinamarca-Suecia
Año: 2010
Director: Susanne Bier
Reparto: Mikael Persbrandt (Anton), Trine Dyrholm (Marianne), William Jøhnk Nielsen (Christian), Markus Rygaard (Elias), Ulrich Thomsen (Claus), Wil Johnson (Najeeb)
Duración: 113 minutos

Sinopsis: “Anton es médico y divide su tiempo entre una pequeña ciudad idílica en Dinamarca y su trabajo en un campo de refugiados en África. En estos dos mundos tan diferentes, él y su familia se enfrentan a conflictos que les empujan a escoger entre la venganza y el perdón. Anton y su esposa Marianne tienen dos hijos, están separados y consideran la posibilidad de divorciarse. El mayor de sus hijos, Elias, de diez años, sufre el constante bullying de unos compañeros hasta que otro chico le defiende, Christian. La madre de Christian ha fallecido recientemente de cáncer y Christian no ha superado la pérdida. Elias y Christian no tardan en estar muy unidos, pero Christian involucra a Elias en un peligroso acto de revancha que puede acarrear consecuencias trágicas, una situación que además de poner a prueba la amistad que los une, también pone en peligro varias vidas”.

¡Y continúa la Muestra Internacional de Cine número 53 en la Cineteca Nacional!

"En Un Mundo Mejor" Cinta ganadora del premio OSCAR y Globo de Oro por mejor película extranjera y que al fin llega al país.

Si la educación en México no se encontrase secuestrada por los intereses de empresarios y políticos (recuerden que quien secuestra la educación, también mantiene secuestrado el futuro del país) esta sería una cinta obligada no únicamente a ver en esta semana durante la muestra, sino al inicio de cada año escolar.

La esperanza es que existen padres que si son conscientes de la mierda de educación que reciben sus hijos y se preocupan por darles un poquito más. Llevarlos a algún taller y apagarles la tele para dejar de ser idiotas como Bob Esponja, leer una historia antes de dormir… o qué mejor, llevarlos a las ferias de libros infantiles y que ellos mismos elijan el libro que les interesó.

Ahora bien, no sólo en Dinamarca, sino en Mexico (y parece ser que el todo el mundo) se premia el mantener en silencio el abuso o maltrato que sufre un ser humano (como si necesitáramos más mártires) y cuando alguien levanta la voz, se topa con que a nadie le importa.

Ante tal desesperanza, ver que el castigo no llega, se decide tomar la justicia por mano propia; diente por diente y ojo por ojo hasta que todos quedemos ciegos. Golpe tras golpe pero como dice el pequeño Christian “No si golpeas duro la primera vez” ¿Será?

Si en 1988 el señor Cuauhtémoc Cárdenas hubiera golpeado duro la primera vez no nos hubieran golpeado con la crisis económica, el saqueo al país y la entrega a capitales privados de los bienes nacionales.

Si el sub-comandante Marcos hubiera golpeado duro la primera vez los pueblos indígenas tendrían la justicia, respeto y calidad de vida que merecen.

Golpear duro la primera vez…

Aún así, ¿Quién da el derecho de golpear?

Y si esa es la respuesta... ¿Por qué no golpeamos duro la primera vez al gobierno, para que se le encienda la lucecilla roja y comprenda? Tal vez, el gobierno es el encargado del bullying a la población. Y la población se asusta, no dice nada. Hay que aguantar como mártires… No si golpeamos duro la primera vez ¿Será?

No hay comentarios:

Publicar un comentario