sábado, 5 de noviembre de 2011

EL VAMPIRO Y EL SEXO (Santo y El Tesoro de Drácula)

Título: EL VAMPIRO Y EL SEXO (Santo y El Tesoro de Drácula)
País: México
Año: 1968
Director: René Cardona
Reparto: Santo, Aldo Monti, Noelia Noel, Roberto G. Rivera, Carlos Agosti, Alberto Rojas
Duración: 81 minutos

Sinopsis: "Santo ha construido personalmente una máquina del tiempo. La encargada de probar su funcionamiento es Luisa, la hija de un amigo de Santo; el doctor Sepúlveda. La chica se introduce en el aparato enfundada en un traje espacial plateado, para caer en la cama de una habitación en el siglo diecinueve. En el pasado Luisa es la hija del profesor Soler, quien comunica a su amigo, el profesor van Roth, que la muchacha desde hace días sufre de anemia y que han aparecido dos extrañas marcas en su cuello. Cerca de la casa del doctor Soler tiene su residencia un tal conde Alucard".

El pasado 2 de noviembre me di cita en la Cineteca Nacional para el segundo ciclo de películas de terror: Masacre en Xoco y precisamente, para cerrar con broche de oro, se proyectó la ahora tan famosa “El vampiro y el Sexo”

Nunca me había reído tanto en la Cineteca Nacional como al ver esta película. La sala completamente llena se partía a carcajadas. También nos da un poco de ternura el ver la inocencia del argumento y… del Santo.

Santo, construye él solito, una máquina del tiempo. La encargada de probar la máquina es Luisa, hija de un amigo de Santo (Dr. Sepúlveda). En una escena incomprensible, la chica se introduce en el aparato vistiendo un traje espacial, y aparece en la cama de una habitación del siglo XIX vestida con camisón (¿?). En el pasado, Luisa es la hija del profesor Soler, quien comunica a su amigo; el profesor Van Roth, que la muchacha desde hace días sufre de anemia y que han aparecido dos extrañas marcas en su cuello. Por si esto fuera poco indicio, se nos dice que cerca de la casa del DrSoler tiene su residencia un tal conde Alucard.

Será el profesor Van Roth quien resuelva el enigma, pues descubre que al poner el nombre Alucard frente al espejo se lee "Drácula" (¡qué avispado!); por cierto, en ese momento aparece el conde y rompe el dichoso espejo, pero Van Roth lo hace huir agitando una rama de mandrágora.

Drácula consigue “vampirizar” a Luisa y la conduce hasta su cubil, donde le muestra un ataúd lleno de oro y piedras preciosas (de ahí el título del filme). Soler y Van Roth, con la ayuda de un perro, logran descubrir el escondite de los vampiros. Clavan una estaca en el corazón de Drácula y se disponen a hacer lo mismo con la chica cuando Santo, que lo ha visto todo en un monitor de televisión (¿dónde estaba la cámara que transmitía las imágenes? ja ja), la devuelve al presente.

Santo, que al principio de la película ha sufrido la incredulidad de la comunidad científica (¿Por qué será?), afirma que si encuentran el tesoro de Drácula, podrá demostrar que su máquina del tiempo funciona (claro, el tesoro será utilizado para ayudar a la gente necesitada) En la cripta del vampiro; Santo toma su medallón (según parece contiene la clave de la localización del tesoro) pero se olvida de hacerse con el anillo (complemento necesario del medallón). Un misterioso encapuchado y sus secuaces que hace tiempo que espían al enmascarado se apoderan del anillo. Entre los villanos destaca el luchador Atlas y se llega al acuerdo de disputar un combate entre él y Santo. El vencedor se quedará con las dos joyas que conducen al tesoro.

Naturalmente vence nuestro héroe, pero el malvado encapuchado no da su brazo a torcer y resucitará a Drácula retirando la estaca de su corazón. El vampiro se dirige a la casa del Doctor Sepúlveda, hipnotiza y rapta a Luisa y la lleva de nuevo a su cueva. Santo los persigue, pero antes hay una pelea con el encapuchado y su banda, que después de ser derrotados son detenidos por la policía y se descubre que bajo la capucha se ocultaba el Doctor Kur, uno de los científicos que habían puesto en duda las habilidades del enmascarado de plata como constructor de máquinas del tiempo. Al llegar a la gruta, Drácula atrapa con una red a nuestro héroe, pero una explosión abre un boquete en la cueva y los rayos del sol destruyen al vampiro. La idea ha sido de un amigo de Santo: el luchador X -al que aquél había alertado gracias a su radio de pulsera- quien ha provocado el final feliz de la aventura”.



Esta cinta es un hallazgo, se trata de una versión TOTALMENTE A COLOR (las copias que circulan están en blanco y negro). Además de que como se sabe; de esta cinta se hizo una doble versión: Una con escenas de desnudos y otra, pues sin ellos.

Agregando que pudimos ver la cinta en su versión totalmente desnuda y a color ja. Lo que sobresalió fue el trabajo que recibió por parte del servicio forense de la Filmoteca de la UNAM para restaurar la obra, pues al estar por cuarenta años enlatada, el deterioro de la cinta era más que evidente.

La restauración de la película se hizo directamente en digital pues tomemos en cuenta que ¡Ya no existe el negativo original! el audio era una… pena (no se puede tener todo en la vida).

Al final, “El vampiro y el Sexo” resurge en esta nueva época; se ve increíble y uno no para de reír en toda la película.

Y para finalizar, les comparto la cinta restaurada y a color de EL VAMPIRO Y EL SEXO en su versión completa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario