miércoles, 6 de junio de 2012

Reseña: Gimme the Power (Dáme el Poder)

Título: Gimme the Power
Título Original: Gimme the Power (Dáme el Poder)
País: México
Año: 2012
Director: Olallo Rubio
Reparto: Ismael Fuentes, Paco Ayala, Migue Huidobro, Randy Ebright y demás entrevistados: Fernanda Tapia, Chava Rock, López Gavito, Gustavo Santaolalla, Warpig, Iván Nieblas, Botellita de Jerez, Los de Reactor 105.7: Rulo y Reclu
Duración: 101 minutos

Sinopsis: “Gimme the Power nos introduce al contexto histórico que nos ubica en la realidad que se vive actualmente en México. Tomando como pretexto y eje central la carrera del grupo Molotov, cuenta de manera rápida, puntual y divertida la historia de la banda, y la tragicomedia de la historia mexicana, a la cual está íntimamente ligada. Un país en crisis permanente, su fallido intento por alcanzar la verdadera democracia, y una banda que proporciona el soundtrack del descontento generalizado.”

Pues la mala noticia es que la película esta censurada o en su caso, autocensurada probablemente para que no la quitaran de los cines.

Claramente en el avance de Gimme the Power (y que acá al final se los dejamos) se escucha a un miembro de Molotov decir:

Y luego "Un wuey como Calderón que todavía pedo pueda seguir manejando al país".

Pues esa frase tuvo que ser mutilada por miedo a represalias del gobierno pues no dura ni 2 segundos, así que eso de “la cortamos por tiempo” es falso, a pesar de que efectivamente hubo partes que si fueron cortadas por cuestiones del cochino tiempo como toda la secuencia en el que mujeres rockeras opinan de Molotov.

Ahora, según algunas entrevistas dadas por el director Olallo Rubio, menciona que equilibró la balanza entre las críticas y adulaciones al grupo… en parte sí pero en gran parte no.

Olallo Rubio olvidó por completo meter el “DA, DA, DA” Que fue una campaña publicitaria de la refresquera PEPSI© utilizada hasta el vómito donde no solo se empleó el cover grabado por Molotov sino que la misma banda itself (jaja) filmó los comerciales. Agregándose después futbolistas como el gallardo “Kikín” jajaja. Recordemos que el fútbol es también un instrumento utilizado por las corporaciones y los gobiernos para mantener al pueblo pero si bien pendejo…También ese material se los ponemos a continuación:


Y claro, no olvidemos una campaña fascista en la que Molotov amenazante nos advertía: “Si no votas… CÁLLATE” pero nunca nos decían cual era su postura ni cual era el candidato que más convenía a la nación haciendo una disertación de las agendas y las convicciones de cada candidato. Con lo que únicamente parecían decir “Sí, sí, me vale madres por quién votes, pero vota” (¡!) Y ya todos sabemos quién es el chaparro pelón de lentes que se subió a la silla…

Molotov Dice: Si no votas ¡Cállate!
Así que vemos mucha incongruencia en esta película, parece que el “jale” es usar el nombre de Molotov. Si ese era el chiste, mejor hacer un Rockumental como el de Álex Lora del Tri titulado Esclavo del Rocanrol que fue un documento de la historia de la banda. Y si solo era echar desmadre, pues también ahí está la referencia de la película Naco es Chido de Botellita de Jerez, pero ni uno ni lo otro.

Se me escapaba comentar que ahora Molotov anda promocionando cerveza, en particular la de nombre INDIO© ya saben… bebidas alcohólicas para embrutecer al ya de por sí embrutecido pueblo. Como decía: ¡Viva la congruencia!

Milagrosamente la cinta se mantiene debido al excelente marco referencial de Olallo Rubio quien al estilo de Eduardo del Rio “Rius” o de La Tragicomedia Mexicana de José Agustín nos va dibujando el escenario en el que va a colocar a Molotov.

Molotov y Olallo Rubio
Foto:Ciro Gutiérrez
¿Quién debería de ver esta película?

Yo diría que todos, pues se tocan ciertos puntos importantes de la vida político-social mexicana. Irónicamente los fans de Molotov son los que salen menos contentos de las salas de cine, mientras que el más sorprendido es el público común (que no corriente) como el tío, la mamá, etc.

Habrá que ir al encuentro de la versión en Bluray para ver ahora sí, la versión completa y sin (auto)censura.

Solo esperemos que Nicolás Alvarado (bola de grasa representante de la ultraderecha) no salga con su pendeja frase de “No la vi y no me gustó” como acostumbra decir para pitorrearse de Olallo Rubio.

4 comentarios:

  1. no sabes lo que dices, asi que mejor callate, no haces nada para mejorar tu pais pero si lo andas criticando y aquienes intentan hacer algo... asi que porfavor no seas ignorante

    ResponderEliminar
  2. Hola.
    Creo que tu reflexión está enfocada hacia la expectativa idealista de una banda de rock buscando la supra-conciencia de un pueblo dormido; pero... son una banda de rock, ergo desmadrosos; lo cual no juzgo como incorrecto sino todo lo contrario. Que bien que dentro de su desmadre tengan la oportunidad de hacer fama, sacar lana e iluminar las tinieblas de la ignorancia de un pueblo huevon.
    No obstante, su visión nunca será la filantropia, sino el desmadre la lana etc. etc. etc.

    Y sí tienes razón, si disfrute el docu había muchos datos que desconocía (con verguenza reconozco).

    Excelente crítica!


    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. hola a mi me pareció un excelente film con poco conocimiento de mi parte pero me dejo mucho aprendizaje

    saludos me sirven muchos sus comentarios

    ResponderEliminar