jueves, 18 de abril de 2013

Reseña: Seis Sesiones de Sexo (The Sessions)


Título: Seis Sesiones de Sexo
Título Original: The Sessions
País: Estados Unidos
Año: 2012
Director: Ben Lewin
Reparto: John Hawkes, Helen Hunt, William H. Macy, Moon Bloodgood, Annika Marks
Duración: 95 minutos

Sinopsis: “Basada en la aguda y optimista auto-biografía del periodista y poeta avecindado en California, Mark O'Brien, SEIS SESIONES DE SEXO nos narra la historia de un hombre que ha pasado la mayor parte de su vida dentro de una cámara hiperbárica y que está resuelto -a los 38 años de edad - a perder su virginidad. Con la ayuda de su terapista y con la guía de su sacerdote, emprende el camino para convertir su sueño en realidad”.

Una gran historia, excelente película y actuaciones maravillosas… Todo eso lo encontramos en Seis Sesiones de Sexo.

Me llevé una agradable sorpresa al momento de ver esta cinta. El guión se encuentra tan deliciosamente escrito que es imposible no mantener una sonrisa (y en algunas ocasiones hasta cómplice) y salir renovado del cine.

Seis Sesiones de Sexo basa su argumento en un ensayo titulado: "On Seeing a Sex Surrogate" Y eso… ¿Qué tiene de especial?

Precisamente, lo interesante radica no es el qué sino el cómo nos cuentan los hechos.

Mark O'Brien fue un escritor, poeta y periodista que en su juventud quedó paralizado (Desconozco el término pero creo que es cuadripléjico) además de precisar estar conectado a un respirador artificial del que alcanzaba a prescindir únicamente unas cuantas horas.

Lo relatado anteriormente, nos podría dejar la impresión de que veremos una película trágica, depresiva, el mercado de lágrimas al extremo… pero no. Lo que presenciamos es una completa celebración a la vida.

Arrancan las peripecias de Mark O'Brien (interpretado por el sagaz John Hawkes) más o menos a la altura en el que empieza a entablar una relación amistosa con el recién llegado párroco de la Iglesia: El padre Brendan (William H. Macy).

Conforme van estrechando su lazo afectivo, Mark le comparte al tiempo que cuestiona al padre sobre ciertos aspectos especiales de su vida en los que ha meditado últimamente: La vida, el amor, el sexo…

El padre Brendan parece esquivar este último tema pero reflexiona y decide interceder (¿Ante Dios?) y le otorga una dispensa muy especial a Mark para que… uhmm ¿Experimente? En el aspecto sexual de su vida a pesar de no estar casado.

¡Magníficas actuaciones!
Como mencionaba al principio. La película es hermosa porque tiene diálogos muy divertidos y otros muy conmovedores.

John Hawkes da cátedra de actuación pues únicamente con sus gesticulaciones e inflexiones de voz, logra transmitirnos toda la gama de emociones de su personaje.

Harto interesante conocer parte de la historia del mismo Mark O'Brien. Hombre de mucha fe y al mismo tiempo libre de dogma (¡Se escuchó bonito!... pero fe y dogma… luego hablamos de eso)

El director Ben Lewin nos va entonces adentrando al mundo del poeta, quien decide tomar seis sesiones de sexo con una profesional y por profesional quiero decir que es una mujer capacitada académicamente hablando.

Cherry (Helen Hunt) es la terapista con la que Mark tendrá la posibilidad de tener su descubrimiento sexual. Estas citas, van poco a poco teniendo su lugar y lo que se muestra en la pantalla son tal cual esos encuentros (cuyo número sesiones, a pesar de estar mencionados en el título de la cinta, difieren) con el gran diferenciador que Ben Lewin, retrata estos eventos de la forma más elegante y normalmente posible, hasta mezcla el humor de manera muy fina.

Ahora sí que trata el tema del sexo como lo que es. Sin ponerle o quitarle… y es esa naturalidad con la que se menciona el tema de la sexualidad en las personas con discapacidad que se gana a el público.

Las cosas como son: Ni más ni menos
Al final del día, más que una historia de sexo; es una historia de fraternidad, amor, pasión y hasta espiritualidad que vista a través de los ojos de Mark O'Brien con esos diálogos mordaces pero también con sus momentos de crisis, hacen que uno cambie su punto de vista sobre muchísimas cosas.

Se agradece que no se le diera nunca un tono de auto-ayuda o de superación personal, pues haberse ido por ese camino, hubiera mostrado una gran falta de respeto, no únicamente hacia el público sino a la memoria del mismísimo O’Brien.

Si tienen la oportunidad de ver Seis Sesiones de Sexo ¡Háganlo! Van a pasar un momento de risa loca y de reflexión como no tienen idea.

William H. Macy, Helen Hunt, John Hawkes y Annika Marks con
el director Ben Lewin y la productora Judi Levine en la premiere de "The Sessions" durante
el Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF) 2012 en Toronto, Canadá.
Foto: Sonia Recchia
Salí fascinado del cine. Es una de esas joyitas que de vez en vez te encuentras escondidas en algún lugar.

Les dejo el avance de la película en Inglés porque para variar, los de 20th Century Fox Mexico  siguen de pinches payasos y su canal de youtube de la película: Seis Sesiones de Sexo, está prohibiendo compartirlo en cualquier medio... pero abajo del original, les dejo el subtitulado en español pero no es de una cuenta oficial.


Acá está subtitulado en español: Espero que no le suspendan la cuenta a quien subió el avance... si ustedes no pueden verlo (porque luego los eliminan) avísenos y pondremos otro :)


No hay comentarios:

Publicar un comentario