miércoles, 10 de abril de 2013

Reseña: Posesión Infernal (The Evil Dead)


Título: Posesión Infernal
Título Original: The Evil Dead
País: Estados Unidos
Año: 2013
Director: Fede Álvarez
Reparto: Jane Levy, Shiloh Fernández, Lou Taylor Pucci, Jessica Lucas, Elizabeth Blackmore
Duración: 91 minutos

Sinopsis: “Una remota cabaña en los bosques se convierte en una sangrienta cámara de horrores cuando un grupo de amigos veinteañeros involuntariamente despierta a un ancestral demonio en Posesión Infernal, la esperada nueva versión de The Evil Dead, la cinta de horror de culto de Sam Raimi de 1981. Con un nuevo y juvenil elenco, Posesión Infernal es una película escalofriante que combina la cruda emoción y llamativo derramamiento de sangre de la aclamada obra original, con una serie de impactantes nuevos giros”.

¡Amiguito! ¿Eres menor de edad? Cómprala pirata afuera de todas las estaciones del metro de la Ciudad de México (junto a los policías que comen tacos de suadero) o descárgala de Internet.

Curiosamente, aquí hablábamos de La Cabaña del Terror (The Cabin in the Woods, 2011, Drew Goddard) cinta que me divirtió pues toma como referencia a la mayoría de las películas ochenteras que casi seguían un instructivo: Grupo de jóvenes-cabaña en el bosque-sótano misterioso-liberan poderes sobrenaturales (zombies, demonios, fantasmas, apariciones, trolls, lo que sea)-un único sobreviviente…

Con la variante de que La Cabaña del Terror no rendía tributo a estas cintas sino que las usó con ironía.

Así que ni tardos ni perezosos, se planeó entonces revisitar el material clásico. El director Fede Álvarez fue el encargado de traer al nuevo milenio la original de Sam Raimi: The Evil Dead.

Lo que me vuelve a preocupar es que en México tiene clasificación “C” la cual es restrictiva y únicamente mayores de edad pueden entrar a ver. Lo cual se me hace una reverenda estupidez porque esta película únicamente tiene litros de agua coloreada de rojo, maquillaje y partes anatómicas hechas de látex. ¿Qué chingados tiene todo eso de ‘mayor de edad’? Por eso hago la invitación de que si tienes menos de 17 años la compres pirata, en la Ciudad de México afuera de todas las estaciones del metro junto a los policías hay un puesto de películas pirata y por $10 pesos (creo) puedes adquirir Posesión Infernal y verla en la comodidad de tu casa sin que te restrinjan ni discriminen. Otra opción es descargarla por Internet. Luego les paso la dirección de donde mi primo baja todas las películas que no le dejan ver en el cine porque hay mucho pendejo en el gobierno que te restringe libertades de elección de contenido como la divertida Ted (Seth MacFarlane, 2012) o Proyecto X: Fiesta Fuera de Control (Nima Nourizadeh, 2012) que les dije a mis primos que las bajaran de Internet para verlas porque no los iba a dejar entrar al cine a pesar de estar acompañados de un adulto (su servidor) y contar con el permiso de sus padres pero ya ven a este gobierno de mierda (RTC, SEGOB o quien sea) que se ponen pendejos por ver una película que es una FANTASÍA FILMADA y que se hacen pero si bien idiotas con el crimen organizado y el narcotráfico que sin irnos muy lejos, tienen de rehenes a la ciudadanía del Estado de México, quienes todos los días son amedrentados por las bandas criminales ante la opacidad y en algunos casos con la colaboración de las misma autoridades (más grave aún). ¡Ah! pero no se les ocurra ir a ver Posesión Infernal con un chavo de 17 porque les cae todo el peso de la ley (¡!)

Siguiendo con la reseña, salí satisfecho de la función. No repararon en sangre para la filmación de esta película.

El inicio es por demás impactante; somos testigos de un rito llevado al extremo para salvar el alma de una chica poseída… luego los créditos de inicio y la música nos dan la bienvenida para dar un paseo ¡Por el infierno! Buajajaja.

¿Un besito? ¡Pero de lengüita!
La historia continúa con un grupo de chicos que llegan a una cabaña en el bosque para ayudar a Mía (Jane Levy) a dejar de consumir drogas, por lo que la opción de pasar todo un fin de semana aislados en la cabañita es la opción más razonable y práctica. A estos muchachos se les une el hermano de ésta; David (Shiloh Fernandez).

Al llegar al lugar, descubren que el sitio fue invadido por algún intruso ya que la cerradura ha sido rota y notan olores repugnantes en la casa pero deciden continuar con el plan.

Pasa el tiempo y el ambiente tétrico aunado a la crisis de abstinencia de Mía se acentúa. Por casualidad, el grupo descubre que hay un sótano en la casa de donde proviene el olor fétido. Prestos a investigar, un par desciende y se encentra con una escena espeluznante: gatos descuartizados y reminiscencias de algún rito satánico o de brujería.

Como siempre hay un idiota en cualquier lugar, uno de estos toma un artículo del rito y empieza a estudiarlo. Descubre que es un libro diabólico y pese a todas las advertencias que indican no proseguir, éste ignora todos y cada uno de ellos y como era de esperarse, despierta a un demonio que posee al miembro más vulnerable: Mía.

La situación se complica pues confunden todos los signos de la posesión con el síndrome de abstinencia de las drogas pese a que una de las amigas; Olivia (Jessica Lucas) es una enfermera…

Así que el Mía siendo ya víctima de la posesión, lanza una fuerte sentencia: “Todos morirán esta noche” buajajaja

Si vas a una cabaña perdida en el bosque y descubres un sótano...
 ¡No dudes en leer conjuros diabólicos!
Pues así es más o menos la historia que dicho sea de paso, me dejó con la boca abierta (no tanto porque luego te entra el chamuco).

Posesión Infernal no es la copia calca de la original pero tampoco rompe el encanto de no respetar la esencia de la misma. Es una reinvención del concepto original que tiene muchas referencias a la original pero al mismo tiempo toma su propio camino.

Lejos de pensar que esta película es visualmente sangrienta e impactante porque se emplearon animaciones por computadora y todas las facilidades modernas (como filmar en sets de cine) pues el agradable giro de Posesión Infernal es que se rechazó todo esto y regresaron a hacer las cosas como en la vieja escuela. Es decir, ¡No hay efectos computarizados! ¡Filmaron en locaciones reales! Con miembros prostéticos siendo desgarrados, borbotones de sangre al por mayor. En pocas palabras, esta cinta ¡Lo tiene todo! Y lo mejor es que nunca le falta el respeto ni a la obra original ni a los fans entusiastas del terror y lo macabro.

El único pero que le pongo a la cinta es todo el acto final que si bien es uno de los que más luce visualmente hablando, en lo que concierne al guión, la verdad es que da el bajón. Como que se siente innecesario o en su caso, que trataron de estirar demasiado el chiste. Con 5 minutos que le hubieran cortado al último acto todo fluiría mejor. Así que con el detalle de que el final es flojo, todo lo demás es de mencionarse.

Hay demasiadas escenas perturbadoras que hacen la delicia de chicos y grandes… de chicos no porque ya les dije que no los van a dejar entrar al cine pero cómprenla pirata.

Y efectivamente, como se rumora en la mayoría de sitios web. Quédense al final de los créditos pues hay un clip extra que los fans de El Despertar del Diablo (Como la conocimos en México) amarán.

Shiloh Fernández, Elizabeth Blackmore, Lou Taylor Pucci, Jessica Lucas y Jane Levy en
la presentación de la cinta. No perdamos de vista a Jane Levy; una joven promesa del cine
Y nada más como consejo. Si piensan buscar las originales búsquenlas con el nombre de El Despertar del Diablo pero indiquen que quieren la de los ochentas, porque para variar, en México, un imbécil retrasado mental hizo un desorden con los nombres:

Existe una película de 1977 que se llamó: The Hill Have Eyes de Wes Craven que tiene una segunda parte (The Hill Have Eyes Part II, 1984). De esas cintas, se hizo un re-make en 2006 titulada igualmente The Hill Have Eyes de Alexandre Aja que también tiene una segunda parte (The Hill Have Eyes II, 2007) El pequeño gran problema fue que ese idiota que le pone los títulos en español, a la de 2006 y 2007 les puso ¿Cómo creen?... ¡El Despertar del Diablo! Siendo que ya existía la película de Sam Raimi: The Evil Dead que precisamente se llamó El Despertar del Diablo… ah pero para prohibir la entrada a menores de 17 si están bien atentos. ¡Bola de pendejos!

Así que tenemos como 5 películas que se llaman El Despertar del Diablo de las cuales 2 no debieron nunca titularse así y la que sí se debió llamar El Despertar del Diablo le pusieron: Posesión Infernal. ¡Háganme ustedes el chingado favor!

Amantes del terror: Evil Dead es LA película que deben de ir a ver.


2 comentarios:

  1. como puedo mandarte mail? haces una reseña buena de las salas 3d, 4dx y de imax pero no dices que tal la pelicula de oblivion

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos! puedes contactarnos en: solosangrons@gmail.com

      Respecto a Oblivion; sentí que si metía la reseña de la película, iba a quedar extremadamente larga. Sin embargo, sí hablo de ella (someramente) y quiero creer que si digo que la vi tres veces es porque realmente vale la pena XD Pero tomaré en cuenta tus comentarios. Gracias por escribir!

      Eliminar