miércoles, 30 de mayo de 2012

Reseña: Travesía del Desierto

Título: Travesía del Desierto
País: México
Año: 2011
Director: Mauricio Walerstein
Reparto: Humberto Zurita, Claudia la Gatta, Enoc Leaño, Mónica Dionne
Duración: 111 minutos

Sinopsis: “Víctor, un exitoso y prestigiado empresario, vive obsesionado por la leyenda que una mujer indígena le relató en su infancia. Su vida transcurre de manera convencional con una familia que sabe y reclama sus constantes infidelidades. Cuando la mujer agoniza, manda llamar a Víctor y a su hijo José Francisco, quien actualmente trabaja de chofer del primero. Ambos acuden al llamado. Sus vidas dan un giro inesperado”.
Pues resulta que le di el beneficio de la duda a Travesía del Desierto. En parte porque este es el último par de días que va a estar en cartelera y creo yo que no le fue nada mal pues le dieron 14 días en los cines cuando por lo general a las películas mexicanas les dan 7, 6 y hasta 5 días (lo digo porque ya me tocó una vez que cierta cinta que planeaba ver no llegó ni al miércoles).
Y digo que no le fue nada mal, porque debido a las escenas de desnudos que presenta la obra, obtuvo una clasificación C restrictiva y discriminatoria que segrega al público impidiéndole decidir si tiene criterio para ver un par de generosas tetas con sus muy apetecibles pezones… jajaja.
La clasificación de las películas debiera ser simplemente informativa y no restrictiva. Como siempre, a los menores de edad se les dice “Te prohíbo ver los que tu ya viste” “No entres a mirar lo que tú ya haces”… basta simplemente echarle una miradita a los datos del INEGI (en México es el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática) para saber que la primera relación sexual ocurre entre los 12 y 15 años. También que entre los 15 y 19 años se da el primer contacto con drogas.
Es decir, que una película clasificación C por contener escenas de desnudos y/o sexo y/o consumo de drogas es una mera pendejada.
Por ejemplo a las chavitas de la prepa les da “ternurita” que sus padres les pongan una hora de llegada en la noche cuando salen con algún chico -Como si en el día no pudiéramos coger- dice una de ellas.
Ahora bien ¿Porqué le hago tanto al “pedo”? Yo solo decía… jajaja
Entrando ya de lleno a la película, pues tiene muy buena manufactura; se ve bien, se escucha excelente (aleluya) y el reparto está de diez. Tenemos pues, un trabajo profesional que no le pide nada a producciones de otros países (por otros países me refiero a Estados Unidos jajaja)
Desde los créditos de inicio se ve que le metieron ganas y dinero ¿Cuántas películas mexicanas inician con un fondo negro y letras blancas que solo aparecen y desaparecen? La verdad, la inmensa mayoría lo hace para no invertirle dinero (ya no digamos talento), mientras que solo un puñado de producciones se avienta a animar sus créditos (y luego por eso se dice que antes para hacer una película vendías tu coche, y ahora te compras un coche y haces una película).
Travesía del Desierto tiene explosiones, secuencias de acción, las muy buenas actuaciones de Humberto Zurita, Enoc Leaño y Mónica Dionne, además de una muy buena historia (y como lo mencionamos, claro: Un par de generosas tetas).

Claudia la Gatta:  Esa de azul...

El problema de Travesía es que está mal editada o mal contada… vaya usted a saber, pues situaciones intrascendentes que no aportan nada a la trama; Mauricio Walerstein les da mucho, muchísimo tiempo en pantalla. Mientras que a lo verdaderamente importante se le da una pinche embarrada.

Nunca hay empatía por los demás personajes como la esposa de Víctor (Humberto Zurita) o la amante de Víctor o la “madre” de Víctor, solo una embarrada de todo. Pero los minutos corren y corren si un personaje va del punto 1 a punto 2 ya sea ir al baño, buscar un teléfono, rentar un cuarto de hotel. Situaciones como esas únicamente logran que la película se sienta larga y pesada (y no los estoy albureando jajaja).
Así pues, había una historia muy bien pensada y que yo sepa, tocada rara vez (o nunca): El narcotráfico en el cine. Que la verdad, daba para más…
Algo que también fue horrible (y que me sacaba mucho de onda) es la música, la verdad ¡Es horrenda! A mi me hacía reír por lo mala que es, figúrese usted que en una escena de “suspenso” la música que se emplea es como de un video-home o de videojuego de los ochentas… de pena ajena.
Y pues como la música incidental más bien sonaba a música accidental jajaja que van metiendo a la copia de Linda Ronstadt que apantalla a gente apantallable: Lila Downs. Aparición que asemejaba más a un videoclip (con playback incluído) ¿Qué la señora no pudo cantar en directo?

Claudia la Gatta, Humberto Zurita, Mónica Dionne, Enoc Leaño

Para cerrar la reseña diré que a la película le sobran 20 minutos y que tenían una historia interesante que se quedó solo en buenas intenciones… lo rescatable es que el elenco de Humberto Zurita, Claudia la Gatta, Enoc Leaño y Mónica Dionne está sensacional, hay muy buenas locaciones, excelente fotografía, se escuchan perfectamente los diálogos de todos (tan raro de las películas mexicanas) y pues Claudia la Gatta (que es insufrible escucharla hablar más de dos minutos seguidos) me sorprendió con sus desnudos pues no se ve para nada vulgar, para que vean que ¡Hasta para enseñar hay que saber!

La última escena (no, no les voy a contar el final) con Humberto Zurita y Claudia la Gatta les quedo excelente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario