miércoles, 16 de mayo de 2012

Reseña: ¡Piratas! Una Loca Aventura 3D (Pirates! Band of Misfits 3D)

Título: ¡Piratas! Una Loca Aventura 3D
Título Original: Pirates! Band of Misfits 3D
País: Estados Unidos, Reino Unido
Año: 2012
Director: Peter Lord, Jeff Newitt
Reparto: Pirata Capitán (Hugh Grant, Raúl Anaya), Black Bellamy (Jeremy Piven, Ricardo Tejedo), Sable Liz (Salma Hayek), Pirata con Gota (Brendan Gleeson, Luis Daniel Ramírez), Pirata con Bufanda No. 2 (Martin Freeman, Óscar Flores), Charles Darwin (David Tennant, Gabriel Ortiz), Pata de Palo Hastings (Lenny Henry, Gerardo Vásquez), Reina Victoria (Imelda Staunton, Laura Luz), Pirata Albino (Russell Tovey, Carlo Vázquez), Pirata que le gustan los gatitos y puestas de sol (Al Roker, Miguel Angel Ghilgazza), Pirata Rey (Mitchell Mullen, Joaquín Cosío), Pirata con Curvas Sorprendentes (Ashley Jensen)
Duración: 88 minutos

Sinopsis: “En esta comedia de animación, Hugh Grant hace la voz del Capitán Pirata, un entusiasta sin límites que no logra que lo tomen en cuenta como un gran saqueador. Con una tripulación de segunda y aparentemente ciego a las circunstancias desfavorables en su contra, tiene un sueño: derrocar a sus amargos rivales Black Bellamy y Cutlass Liz por el codiciado Premio al Pirata del Año. En el evento, el Capitán Pirata buscará la ayuda de un científico y hasta se enfrentará a una diabólica reina, todo con tal de que sus planes salgan como él quiere”.

Hay un pequeño problemita con esta película: No es para niños, es para los padres que llevan a sus hijos al cine…
O esas son mis impresiones de ¡Piratas! Una Loca Aventura pues al final los papás están más atentos y divertidos que los propios niños. En parte se debe a que es más bien una obra contemplativa, es decir, no hay una gran historia detrás y solo luce el stop-motion. Por consiguiente, los niños se aburren… ellos no saben ni les interesa saber que es el stop-motion solo quieren tragar palomitas, refresco y si se puede que les compren el juguete.
La película tiene personajes muy curiosos y tiernos (¿Un pirata es tierno? Parece que sí) se ve espectacular, una animación de alta calidad y buena manufactura. Además la música es excelente.
Como decía, la historia es muy floja pues más allá de los primeros 20 minutos ya no hay nada que contar e irónicamente se va hundiendo como barco.
Lo salvan esas bromas y chistes incluidos aleatoriamente durante toda la cinta que hacen disfrutable ver unos piratas y sus desventuras por aproximadamente una hora y media.
Al principio me sacó de onda que saliera Charles Darwin pero esto solo vuelve a la cinta más irreverente. Yo hubiera querido que la cinta fuera una crítica a los otros piratas (los del Caribe) pero se fueron por otro lado.
En conclusión, ¡Piratas! Una Loca Aventura es más o menos divertida pero la cosa es observar todos los detalles, ver algunas cosillas ocultas y maravillarse con la gran técnica que ya tiene el stop-motion ayudada un poco con la computadora.
Para los que re-nombran las películas todo tiene que ser
"loco", "misterioso" o "siniestro" ahora fue "Una loca aventura" #NoMamar
Por eso sigo de necio insistiendo por funciones donde sea negada la entrada de niños a las salas de cine con un costo más elevado del boleto ¿Cuál es el promedio de un boleto, $65 pesos? Cobren $120 o $150 por esas funciones especiales sin niños, no hay problema, los mocosos aparte de ir a verla al cine luego, más adelante van a querer que les compren el DVD y/o el Blu-ray de la película, todos ganan… Ni que todos los escuinlces fueran como Salvatore “toto” de Cinema Paradiso (ojalá, ya quisiera uno).

Yo nada más les advierto: Aguas con los niños… primero se apropian del tiempo libre de la pareja cuya relación pasa a segundo plano, después se apropian del control remoto y por consiguiente de la televisión, más adelante imponen sus gustos como qué se debe de comer en la casa, qué música se escucha, qué es lo que quieren que les compren, luego se adueñan del automóvil de la familia, se adueñan también de la tecnología y terminan mandando a los viejos al asilo (si bien les va) o dejándolos como un mueble más de la casa… y si me escuché muy fatalista, payaso o sangrón pues ya ni modo. Igual y tiene que ver el comercial pendejo de unos niños que disque le piden a los candidatos por la presidencia de México que se pongan a trabajar y que a cambio ellos van a hacer su tarea o algo así... mejor que digan que a cambio van a dejar de comprar papas Sabritas, refrescos Pepsi y/o Coca-Cola, que ya no van a pedir la cajita feliz de McDonals y no salgan con estupideces que “hacer la tarea y levantarme temprano” ¡Por favor!

No hay comentarios:

Publicar un comentario