viernes, 4 de mayo de 2012

Reseña: El Fantasma de Madeline O'Malley (The Innkeepers)

Título: El Fantasma de Madeline O'Malley
Título Original: The Innkeepers
País: Estados Unidos
Año: 2011
Director: Ti West
Reparto: Sara Paxton, Kelly McGillis, Pat Healy, Brenda Cooney
Duración: 101 minutos

Sinopsis: “Bienvenido al Yankee Pedlar Hotel, un lugar con cien años de historia, romance, descanso y… espantos… Inspirada en hechos reales, EL FANTASMA DE MADELINE O’MALLEY nos lleva a la vida de Claire y Luke, dos empleados del afamado hotel dispuestos a comprobar la existencia de fantasmas en el lugar. Lo que empieza como un juego terminará en una pesadilla en la que vivirán en carne propia el miedo, la ansiedad y lo que se siente estar tan cerca de la muerte”.
“El cine de terror es muy popular, se ha convertido en una inversión segura para los estudios que quieren producir en cadena para el espectador de centro comercial insensibilizado y ahora hambriento de violencia gore.
Obviamente las películas de terror de ahora tiene que cumplir con especificaciones y el director es esclavo del estudio y de la audiencia.
Salvo algunas excepciones, las películas resultan muchas veces impersonales, la razón principal es la fe absoluta que tienen los estudios en las secuelas, precuelas, remakes, reboots y otras adaptaciones. Por lo tanto, es muy poco permitido innovar en el cine de terror o simplemente proponer otro enfoque al género. ¡Peor aún! Cualquier pequeña originalidad o innovación ahora es copiada y agotada hasta convertirse en una marca de fábrica únicamente basada en su proceso mismo.
La violencia gore alcanzó un estatuto casi pornográfico con las secuelas de Saw, muy lejos de un cine de espanto.
El problema con las películas de terror malas es que venden, si el género fuera menos popular, seria forzado a evolucionar para volverse nuevamente necesario.
Es por eso que es interesante ver a un director como Ti West investirse personalmente y completamente en su película. El y su empresa de produccion Glass Eye Pix no pretenden revolucionar el género sino dejarlo vivir o sobrevivir gracias a una libertad de creación”
Estas fueron palabras sabias que les comparto directamente de cinebug.wordpress.com
Tal parece que olvidamos esas películas, en la que la inclusión de un monstruo-espectro-aparición era lo de menos pues la historia jugaba con nuestra mente, el terror era subconsiente. Ahora, si no aparece un monigote con CGI (Imágenes generadas por computadora en español) y este saca sangre por la boca o lo que sea la gente empieza a decir “Es que la película no espanta”… Inútil discutir con ellos.
La cinta pues, es básicamente de tensión, no ocurre mucho en la pantalla pero sí en nuestra mente. Pero no se emocionen, la cinta no es nada del otro mundo, es más bien regular e imprescindible, de lo que se está planteando en este blog es que el género de terror se está yendo por caminos muy extraños y que es necesario recuperar el antiguo espíritu.
Es de mencionar también que Sara Paxton luce muy bien, pues es la chispa que nos mantiene conectados durante toda la historia... me gustó ese enfoque en el que los "cazadores de fantasmas" pues solo juegan a encontrar fenómenos del tipo paranormal pero cuando encuentran lo que buscan se les caen los chones jaja. Así que mucho cuidado con lo que desean porque se les puede cumplir...
Muchas películas utilizan efectos especiales para justificar la falta de historia cuando hace poco, las películas utilizaban una buena historia para justificar la falta de efectos especiales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario