miércoles, 4 de enero de 2012

Reseña: Sherlock Holmes: Juego de Sombras (S. Holmes: A Game of Shadows)

Título: Sherlock Holmes: Juego de Sombras
Título Original: Sherlock Holmes : A Game of Shadows
País: Estados Unidos.
Año: 2011
Director: Guy Ritchie
Reparto: Robert Downey Jr., Rachel McAdams, Jude Law, Noomi Rapace, Jared Harris, Stephen Fry, Eddie Marsan, Kelly Reilly, Geraldine James
Duración: 129 minutos

Sinopsis: “Guy Ritchie trae una nueva aventura llena de acción, siguiendo al detective más famoso del mundo, Sherlock Holmes (Robert Downey Jr.) y su socio de toda la vida, el doctor Watson (Jude Law), mientras miden fuerzas con su archienemigo, el ingenioso criminal Moriarty (Jared Harris)”.

La higuera.net: "Sherlock Holmes siempre ha sido el más listo de todos… hasta ahora. Y es que hay una nueva mente maestra del crimen que anda suelta, el profesor James Moriarty (Jared Harris), y no sólo está al mismo nivel intelectual que Holmes; además, su capacidad para el mal, combinada con una total falta de conciencia, podrían concederle cierta ventaja sobre el famoso detective.

En todo el mundo se están produciendo llamativas noticias: un escándalo acaba con un potentado del algodón de la India, un comerciante de opio chino fallece de una aparente sobredosis, estallan bombas en Estrasburgo y Viena, fallece un magnate del acero estadounidense… Nadie ve ninguna conexión entre estos acontecimientos aparentemente aleatorios, excepto el gran Sherlock Holmes, que ha adivinado una red deliberada de muerte y destrucción. Y en su centro, como una araña especialmente siniestra, está Moriarty.

La investigación por parte de Holmes del plan de Moriarty se torna más peligrosa cuando le hace abandonar Londres junto a Watson para dirigirse a Francia, Alemania y, finalmente, Suiza. Pero el astuto Moriarty siempre les saca un paso de ventaja, y está peligrosamente a punto de culminar su malvado plan. De tener éxito, no sólo le reportaría una inmensa fortuna y un gran poder, sino que también alteraría el curso de la historia".

Vía Facebook:

-Oye Miguel. Para ver la nueva de Sherlock Holmes ¿Hay que haber visto la primera para entenderle?- Pregunta mi amiga Kiyou

-Mañana la voy a ver y te digo- Respondo.

Como platicaba en la Reseña: Sherlock Holmes: Allá por enero del 2010 fui acompañado por una chica; la cual que esperaba nuevamente fuera con su servidor a ver la segunda parte (y de ser posible en el mismo cine) pero las cosas cambian. Ya no me encuentro motivado para buscar una relación y agréguenle que la dama en cuestión ya tiene novio. Así que decidí dejar las cosas como estaban e ir fielmente con mi compañera de toda la vida: Soledad jajajaja.

Me quedó a deber
Es mi deber decirles que la película ESTÁ HORRIBLE Y MUY ABURRIDA… cualquier buen recuerdo de la primera parte, se perdió en la secuela. Lo más aplaudido en su tiempo fue la fotografía, los decorados, vestuario, efectos especiales y ambientación de la época victoriana… eso sigue estando muy bien, pero la historia es una verdadera porquería que vive en la mediocridad. Lo malo con la mentalidad Hollywoodense de las segundas partes es que ahora ¡Hay más acción, más personajes, más locaciones, más explosiones! Lo cual es estúpido si lo deducimos como lo haría Sherlock Holmes:

Si a usted le gustó un platillo en especial que probó por primera vez, al pedirlo una segunda ocasión, usted no pediría que le pongan ¡El doble de porción, con el doble de sal, el doble de aceite, el doble de condimentos! Ya que de hacerlo: Vomita o le da diarrea.

Eso fue lo que sucedió con Sherlock 2: Juego de Sombras… tiene tanto de lo que ya se vio que uno vomita.

Para seguir con la mala racha de ver cinta tan mala, en esta ocasión me dirigí a Cinemark Parque Lindavista en su sala 10 a eso de las tres de la tarde para decirle a la compañera Kiyou si era necesario ver la primera de Sherlock para entenderle mejor a la secuela.

La desgracia que me ocurrió fue que desde que comenzó la proyección de la cinta, el sonido de Cinemark dejaba mucho que desear: Las bocinas con interferencias y estática, con el volumen a lo bruto y toda mal ecualizada, pues los graves (como el subwoofer de nuestros Home Theater) no existían y los agudos estaban al máximo. Para acabarla de joder, la imagen estaba toda temblorosa y sin nitidez. Por lo que cualquier película pirata clon de DVD de a $10 vendida afuera del metro, garantizaba mayor calidad que la sala 10 de Cinemark Lindavista ¿Qué le están enseñando a sus hijos?

Lo peor fue que el idiota de los boletos de la entrada al que le reclamé, que me contesta muy quitado de la pena que “ya sabía de eso”... Maldito estúpido del Cinemark, si ya sabían ¿Por qué no dicen entonces para que uno se salga o le devuelvan el dinero? Además de ver una película mala, también me tocó una pésima proyección.


No hay comentarios:

Publicar un comentario