jueves, 19 de enero de 2012

Reseña: Presas del Diablo (The Ward)

Título: Presas Del Diablo
Título Original: The Ward
País: Estados Unidos.
Año: 2010
Director: John Carpenter
Reparto: Amber Heard, Danielle Panabaker, Jared Harris, Lyndsy Fonseca, Mamie Gummer, Mika Boorem
Duración: 90 minutos

Sinopsis: “Kristen, una bella mujer, se encuentra en contra de su voluntad en un área de un hospital psiquiátrico. Está completamente desorientada, no tiene idea de quién la llevo ahí, ni recuerdos de su vida antes de ese día. Otras cuatro chicas, que comparten la sala con ella, están igualmente perturbadas y tampoco le ofrecen respuestas. Sin embargo, Kristen comenzará a descubrir que las cosas en aquel lugar no son cómo parecen: un secreto guarda el lugar y por la noche se escuchan ruidos de algo amenazante, extraño y aterrador... Parece que no están solas allí... Lo único que sabe es que no está a salvo, y cuenta con poco tiempo para escapar del lugar”.

Este es otro gran trabajo para la pantalla grande entregado por el señor de culto: John Carpenter.

Con este tipo de proyectos, Carpenter demuestra el por qué es grande, muy grande (frase que le quedó chica pero muy chica al equipo de futbol mexicano: América jejeje)

El sello de calidad ya es típico en sus películas, existe un ambiente tétrico, un lugar cerrado, buena fotografía y una banda sonora genial (se abusa un poco de esta)

La historia, de la cual no puedo decir demasiado, da un giro de 180 grados pasando de lo sobrenatural a lo científico. No hay diálogos rebuscados de esos para apantallar a personitas apantallables, todo fluye con sencillez y sin complicaciones.

La flaquita de Amber Heard se ve hermosa (¡Mami!) parece que ya comienza a crecer más su carrera y esperamos que tome buen camino (del tipo Scarlett Johansson y no para el de Lindsay Lohan)

Hace tiempo que no encontraba una película decente del género. En algún blog encontré a alguien que predice: “Será un clásico dentro de unos años”.

Podría ser una exageración ante obras como: Déjame Entrar (Let Me In) o Rec (únicamente la primera) lo que sí puedo asegurar es el que pasarán un buen rato ¿O malo? Malo en el buen sentido porque hay dos escenitas que si te andan tirando el refresco jaja.

Y como siempre, el negrito en el arroz es ese estúpido título, en el que si una película de terror no tiene la palabra: Diablo, Satán, Diabólico o Sangriento no es de terror, con lo que los que le ponen el nombre a las películas en México, siguen considerando al público poco menos que idiotas.

Porque no hay que faltarle el respeto al terror…


No hay comentarios:

Publicar un comentario