miércoles, 25 de enero de 2012

Reseña: Vengador Anónimo (Seeking Justice)

Título: Vengador Anónimo
Título Original: Seeking Justice
País: Estados Unidos.
Año: 2011
Director: Roger Donaldson
Reparto: Nicolas Cage, January Jones, Guy Pearce, Harold Perrrinau, Xander Berkeley, Cullen Moss y Marcus Lyle Brown
Duración: 104 minutos

Sinopsis: “Will Gerard (Nicolas Cage) llevaba una vida tranquila hasta el día en que su esposa es abusada y golpeada. Un completo extraño le ofrece castigar al responsable, con la condición de que Will le pague un favor en el futuro. Él acepta sin saber que el favor al cual accedió les costará más caro de lo que jamás imaginó”.

Llegué a la conclusión de que si algo malo me sucediera, por favor ¡Que me vengue Nicolas Cage! Jajaja

Lo que sucede es que al señor de la eterna calvicie prematura ya le gustó andar buscando venganza por todo el mundo ¡Pero qué señor tan rencoroso!

Antes fue un vengador “fantasma” (Ghost Rider, 2007), vengador-reparador del nombre de su abuelo (National Treasure: Book of Secrets, 2007), también un anti-héroe vengador (Kick Ass, 2010), además de escapar del infierno en busca de venganza (Drive Angry,2011), ahora es un vengador anónimo (Seeking Justice, 2011) y ¡Eso no es todo! Regresará este 2012 en Ghost Rider: Spirit of Vengeance para… ¡Adivinaron! ¡Más venganza!

Por eso digo, si algo llegara a ocurrirme, que Nicolas Cage vengue mi nombre (y aquí es cuando cierro los ojos, y llega mi último aliento; un personaje grita: ¡Nooooooooo! y la cámara se aleja de la escena jejejeje.

Después de mis desvaríos, entramos en materia.

La verdad no me sentía nada atraído por ver la película, pero el horario tan bueno que tenía, y viendo que la otra función a la que pensaba entrar duraba (sigue durando) como dos horas y media. La opción fácil fue la del vengador Anónimo, que para sorpresa de muchos, no era lo que se esperaba.

En primera, el argumento de la cinta es bueno (así, a secas, tampoco es la gran cosa) y se desarrolla para tomar un rumbo que engancha al espectador, el cual, se mantiene al borde del asiento.

El giro de tuerca de la trama es me gustó, pues lo que se veía predecible deja de serlo.

No revelaré el final, pero se agradece ver que a los escritores no les andaba del baño y terminaran la cinta (como se esta volviendo costumbre en Hollywood) en dos patadas y al aventón, dejando al público con su cara de What y viendo a su acompañante como diciendo: “¿Ya se acabó? ¿Eso es todo?”

Por que el final de una película es tan importante como el inicio.

Otro punto bueno: Por fin el protagonista ya no es el Superman que lo resuelve todo, todito. Es más, la intención del protagonista es únicamente protegerse y continuar su vida. Nada de discurso patriotero de “voy a salvar al mundo”.

Por eso desde sangrons.blogspot.com proponemos que Nicolas Cage sea llamado de ahora en adelante: Señorito Venganza.


No hay comentarios:

Publicar un comentario