domingo, 17 de noviembre de 2013

Reseña: Sólo Dios Perdona (Only God Forgives)

Título: Sólo Dios Perdona
Título Original: Only God Forgives
País: Francia, Estados Unidos, Dinamarca
Año: 2013
Director: Nicolas Winding Refn
Reparto: Ryan Gosling (Julian), Kristin Scott Thomas (Crystal), Vithaya Pansringarm (Chang), Rhatha Phongam (Maï), Gordon Brown (Gordon) y Tom Burke (Billy)
Duración: 90 minutos

Sinopsis: “Julian, fugitivo de la justicia estadounidense, dirige un club de boxeo en Bangkok que funciona como fachada para cubrir su negocio de narcotráfico. Su madre, líder de una extensa red de crimen organizado, llega de Estados Unidos para repatriar el cuerpo de su hijo favorito, Billy, quien fue asesinado tras haber masacrado salvajemente a una joven prostituta. Alterada por la ira y la sed de venganza, exige las cabezas de los asesinos. Pero antes de cumplir con ello, Julian deberá enfrentarse a Chang, un misterioso policía jubilado que ha decidido azotar el corrupto mundo de los prostíbulos y clubs de peleas”.

¡Esta es una Señora película!

Realmente me quedé con muy buenas impresiones de Sólo Dios Perdona. Es una cinta poderosa que no le tiene miedo a mostrarse tal como es.

Para los blanditos, debo advertir que la cinta tiene una muy buena (y sabrosa) carga de violencia. Tal y como a su servidor le gusta. Fascinante trabajo de parte de Nicolas Winding Refn.

Lo primero que resalta es el meticuloso trabajo que hay detrás de cámaras; desde la planeación milimétrica de las tomas, hasta la iluminación que parece ser un personaje más en la cinta.

La atmósfera asemeja a un sueño/pesadilla francamente delirante…

Bangkok crimen, Bangkok venganza, Bangkok muerte, Bangkok justicia. Billy (Tom Burke) ha abusado sexualmente y asesinado a una joven de 16 años. No pasa mucho para que él pague con su vida este crimen. Crystal (Kristin Scott Thomas) la madre de este, viaja hasta allá para poder llevar el cuerpo de su hijo hasta Estados Unidos. Billy no pertenecía a cualquier familia. Su hermano Juian (Ryan Gosling) es un prófugo de la justicia americana que se ha establecido en Bangkok como traficante de drogas, guarda las apariencias como propietario de un club de box.

Julian no es más que una marioneta de su madre. Sin embargo, en su conciencia algo le dicta que debe expiar sus pecados pero en esa tormenta de ideas, es obligado por Crystal a vengar la muerte de su hermano dando con los responsables.

Antes, deberá enfrentarse a Chang (Vithaya Pansringarm); un peculiar hombre que no descansa un solo minuto intentando terminar con la injusticia cobrándose ojo por ojo y diente por diente.

Violentamente poética…

Luces de neón, prostitutas y madrazos.
Un verdadero agasajo visual al que únicamente le faltó que escurriera sangre por la pantalla, exactamente como pensé en la pasada Muestra Internacional de Cine con: El Romance y La Culpa (Koi No Tsumi, 2011, Shion Sono) que también recomiendo.

Los momentos altos de la cinta son aquellos en el que Kristin Scott Thomas aparece a cuadro y uno se sobresalta por la fuerza del personaje.

En el aspecto musical, no estoy muy seguro. La banda sonora se siente completamente ajena, no sé si fue intencional pero definitivamente es extraña.

Poéticamente violenta…

El director Nicolas Winding Refn y parte del elenco en la premiere de 'Only God Forgives' durante
el 66º Festival de Cine de Cannes. 22 de mayo de 2013.
Cuando me toca ver obras como esta, no es necesario escribir más. Me dejó sin palabras y es sin duda, una grata sorpresa de esta edición de la Muestra.

Sólo Dios Perdona pero esto… ¡Es el infierno!

No hay comentarios:

Publicar un comentario