miércoles, 21 de marzo de 2012

Reseña: Un Día para Sobrevivir (The Grey)

Título: Un Día para Sobrevivir
Título Original: The Grey
País: Estados Unidos
Año: 2011
Director: Joe Carnahan
Reparto: Liam Neeson, Dermot Mulroney, Frank Grillo, Dallas Roberts
Duración: 117 minutos

Sinopsis: “Liam Neeson estelariza esta cinta acerca de un grupo de trabajadores de un oleoducto de Alaska que sufren un accidente de avión en el viaje de regreso hacia la civilización después de pasar un largo tiempo fuera de sus casas. En territorio hostil y malheridos tras el accidente, los pocos supervivientes tendrán que hacer frente al acoso de una manada de lobos que los perseguirán sin tregua, los hombres enfrentan un destino fatal, si es que no actúan con rapidez”.
Siete sobrevivientes y una manada de lobos malditos y desgraciados… esa era la idea que tenía de la película al ver el avance de cine pero ¡Oh sorpresa! Tiene un agradable giro en la historia que la aleja de las películas de “sobrevivientes”.
Esta cinta pone en perspectiva ciertos temas como la camaradería, el cuestionamiento de dios, cuáles son las razones por las qué vivir… estoicismo, entereza espiritual.
Es decir, la cinta es más de introspección que de “Córrele que el lobo me come” Pero también tiene sus escenas acá de muerte y masacre lobezno jaja.
Liam Neeson supo darle un toque maestro a su personaje pues con este tipo de historia, bien pudo haber sido molesto y odioso, pero no lo es, lo que hace que la película se mantenga.
Ahora que recuerdo, el audio (sonido propiamente dicho) está muy bien logrado, enriquece y complementa la atmósfera de la cinta pues al espectador lo vuelven paranoico pensando que ciertos ruidos son de un maldito lobo que se acerca para pintar la nieve con sangre…
Liam Neeson "¡Lobo! ¿Estás ahi?"
Lo que me gustó y no me gustó es el final, no se los voy a platicar pero la trama desde el inicio nos va guiando por un camino el cual no alcanza a cerrar bien y nos dejan con una conclusión abierta y desconcertante ¿Cómo es eso? Es cuando uno piensa que ya viene el “amarre” el cierre de la historia y entonces… Encienden las luces, los créditos salen en la pantalla y uno exclama ¿Cómo? ¿Ahí se acaba?
De ahí en fuera, es de reconocer que el director Joe Carnahan desechó irse por el camino fácil y probado para recorrer otro menos conocidos ¡Qué bien!

2 comentarios:

  1. El actor Liam Neeson es un gran artista,en la película yo lo entiendo como un mensaje de ánimo que a pesar de la amargura de como lo ha tratado la vida trata de sobrevivir en las circunstancias que se encuentran....siendo que él quiso acabar con su vida y luego como que pidiera otra oportunidad....que ironía no??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos! Muy bueno tu punto de vista, la película tiene varias alegorías y distintas interpretaciones.
      Gracias por tu comentario

      Eliminar