viernes, 30 de marzo de 2012

Las imágenes del Vive Latino 2012 Viernes 23

Después de un año de la increíble edición del pasado Vive Latino, me encontraba más que emocionado por Vivir otra vez (el slogan en esta ocasión) tres días de sol, cerveza, rock y chicas jaja.

Un par de días antes, comencé a ver los grupos por día y sus horarios. Muchos gustan de hacerlo desde que se anuncia el cartel y también cuando se publican los horarios, yo no porque luego se da el caso de que te emocionas al saber que tus dos bandas favoritas van al Vive y luego te enteras que tocan el mismo día y a la misma hora. Además, el Vive Latino ¡Es un festival! Hay que dejarse llevar por el ambiente, la emoción, ir con toda la actitud… y además el qué tan cerca estés de tal o cual escenario, si vas pasando por algún lugar y observas que se está armando la pachanga, etc.
EL SECRETO (DEL ÉXITO) DEL VIVE LATINO
Afortunadamente, en la Ciudad de México se han abierto muchos espacios que no existían para que las bandas toquen… Peeerooo muchos de estos son bares o clubs y por lo tanto acreditar la mayoría de edad es obligatorio, por lo que “la chaviza” (jaja me vi muy señor) ve imposibilitada su asistencia para escuchar a grupos interesantes y con buenas propuestas.
Así que básicamente el éxito del Vive Latino es que le da la oportunidad  a los adultescentes de 17, 16, 15, 14, etc.  De ver grupos que no verían normalmente (yo sí los veo regularmente… tómenla jajaja) Pero al revés volteado, para los que ya somos adultos pero nos sigue quedando el disfraz de chavo, vemos difícil ir a conciertos de esos de preventa Banamex en el Auditorio Nacional, Metropólitan, Palacio de los Deportes o el mismo Foro Sol porque no contamos con los ingresos necesarios para tener una tarjeta de crédito y pagar los altos precios de los boletos.
Así que en resumen, los chavos van porque no los dejan entrar a bares o clubes para ver a ciertos grupos y los demás vamos porque no siempre podemos ir a los conciertos que las mamás de los chavos sí pueden pagar. Ejemplo: Mexican Dubweiser suele tocar en el circuito de +18 y Zoé toca en eventos de preventa Banamex en el Metropólitan con precios caros que las mamás de los de -18 suelen comprar. Precisamente por lo anteriormente explicado decidí que el día viernes iría a ver a grupos que se presentaron en conciertos grandes de precios manchados con tarjeta que discrimina.
Llegué aproximadamente a las 2:00 p.m. pero en esta ocasión un fuerte dispositivo de seguridad y control a la entrada del Foro Sol hizo que el acceso fuera un poco lento así que ya no me tocó ver a Ritmo Peligroso quien inauguró el festival pero sí llegué el escenario Indio Verde (El principal) para ver a Atto & the Majestics foto de aquí al lado.
Como quería recorrer el festival para encontrar atajos, lugares estratégicos, etc. Decidí pasar por el escenario Indio Blanco y me encontré con los Jinetes Eléctricos quienes fueron con muchas ganas pues se dieron el tiempo de ambientar el escenario con todo y que solo tenían 25 minutos para tocar ¡Esa es la actitud!
Jinetes Eléctricos con toda la actitud.

Al tener tiempo antes de que subiera la siguiente banda, seguí recorriendo el Foro para encontrarme con La Impro Lucha que era un ring en el que participaban parejas de rudos y técnicos en una especie de pantomima de lucha mientras improvisaban historias cómicas así como una banda de enmascarados del rock que amenizaban el evento, a mí me tocó ver a una especie de pareja Rockabilly técnica y unos talibanes rudos que me hicieron reír mucho, de hecho ahora recuerdo que se hacían llamar “Inmolación Talibana” jajajaja.
De ahí regresé al escenario blanco para ver a Boxer grupo formado por varios miembros de otras bandas como “El Capy” de los Estrambóticos y “El Chelis” de Zopilote Zurf y que también son los dueños del Libélula Bar (lugar que me gusta frecuentar pues es agradable y van buenas bandas) así que Boxer desentumió a los asistentes con algunos temas nuevos y clásicos como La Cerveza y el dolor. Y de nueva cuenta me fui a recorrer más zonas del Vive Latino hasta llegar a la zona de los “patrocinadores” donde había un puesto que vendía chanclas con una Combi acá psicodélica y le iba a tomar la foto cuando se atravesó una de las edecarnes y ¡Salió bien! De hecho se las comparto porque la muchachona estaba de muy buen ver…
¡Y qué decir de las edecarnes!
Ahora que si me tachan de pervertido y cochinote pues les pongo también la foto de la combi sin chica sexy jajaja.
Como estaba relativamente más cerca del escenario Indio Verde (el principal pues) de una vez me acerqué para irme metiendo poco a poco para ver a los grupos que venden boletos de precios manchados con tarjeta que discrimina. Antes de que esos grupos salieran. Me tocó el show de Vetusta Morla traídos desde la madre de patria que es España a quienes les fue bien.
Vetusta Morla traídos desde
la madre de patria que es España
Llegaba el turno de Jumbo pero antes de que salieran a tocar su servidor ya tenía sed y aquí viene la historia de cómo me vieron la cara de pendejo:
Resulta que nunca, nunca, nunca (te  lo pido por favor jaja) les compro a los que andan gritando “¡Hay cerveza, refresco cerveza!” en conciertos u otros eventos, yo voy a los stands o a la barra pero en esta ocasión no sé porqué (igual para no perder el lugar) se me hizo fácil (¡Cuántas desgracias comienzan con el: “Se me hizo fácil”!) comprar una cerveza a ese tipo y pues desde que lo vi como que me cayó mal, pero bueno, ya estaba en la transacción:
-Son $70 pesos- me dice
-Sí, está bien- le respondo y saco mi cartera para tomar un billete de $100 pesos. El vendedor con toda la maña de los de su calaña agarra y apunta
-Ahí traes los $70- y me le quedo viendo como diciendo: Hay cabrón metiche lacra mañoso
-¡Haaaay!- le respondo y le doy el billete de $100
-Ahorita te doy tus $20 de cambio- me contesta y hace el ademán como que va a bajar su charola para buscar el cambio
-¿Mis $30 no?- le dijo en buena onda y no supe como pero en lo que hacía malabares para guardar la cartera al tiempo de que sostenía la cerveza y la cámara el lacra del vendedor se fue.
Lo repito de nuevo: ¡El ladrón del vendedor se fue! Solo perdí contacto visual por 3 o 4 segundos y el cabrón se fue sin darme mi cambio. ¿¡QUÉ MAMADA ES ESA!?
Así que me tomé la cerveza más cara de mi vida: $100 y en eso que sale Jumbo… yo estaba que me llevaba la chingada no tanto por los miserables $30 pesos sino por el robo del que fui víctima lo malo es que no pude hacer nada pues estaba atrapado entre la multitud.
Pues ya para no pasarla mal aproveché que estaba muy cerca del escenario para tratar de olvidar el crimen y sacar la mala vibra con DLD (Dildo pues) y creo que funcionó pues más que rencor ahora sentía lástima por el señor chacal pues $30 pesos es lo que vale su dignidad y recordé que la Escuela de la Energía Universal enseña que todo se equilibra…
Se me olvidó el asunto pues estaba más concentrado en los apretujones y el tsunami de personas que luchaban por llegar hasta adelante para ver no precisamente a Tv On the Radio sino a Zoé y Bunbury. La verdad sea dicha los que estábamos hasta adelante no nos importaba Tv On the Radio y cada que tocaban una canción todos decíamos -¿Queeé, Otraaa?- jajaja. (Esa es la razón de que no hay fotos en este blog de ellos… me aburrió)

Por fin se bajaron los de la tele en la radio en lo que fue la hora más larga de mi vida y mientras salía Zoé los de seguridad pasaron regalando agua y afortunadamente conservaba mi vaso que fue llenado con agua que sabía a gloria y que rolé a los compañeros del rock que estaban a mi lado y nuevamente pasó el del garrafón y volvió a llenar el vaso.


Ya cuando salió Zoé todo era un desmadre que ni la vez que fui a ver a Metallica (y ahí si estaba hasta adelante en la barrera) con decirles que tuvimos que pasar a una desmayada y me tocó ver desfilar a varias chavitas que las sacaron los de seguridad llorando a moco tendido. Sinceramente creí que me iban a romper una costilla porque se aventaban con todo pero gracias a años de entrenamiento en el transbordo del metro Hidalgo la posible rotura de costillas quedó controlada.
Y pues estuvo muy light la presentación de Zoé quien estuvo acompañado de la chica que todos quieren: Lo Blondo de Hello Seahorse! Y de Enrique Bunbury.
Como era imposible sacar una foto decente en el apretujadero mejor grabé video de dos rolitas y de ahí fue de donde saqué las imágenes que les pongo de Zoé en el Vive, quería subir ese video a Youtube para ponerlo aquí y que lo vieran pero como desconozco muchas cosas técnicas no supe como hacerle pues según, el video ¡Se iba a tardar 18 horas en subir! ¿Será porque es HD o porque mi internet está muy pinche? Jajaja
Enrique Bunbury otro invitado de Zoé

Ya no quise quedarme en el escenario verde para Enrique Bunbury y me dirigí a la carpa Danup para ver a Niña pero todavía estaba tocando Kapanga, así que los vi y cuando terminaron decidí que mejor me iba, pues faltaban 2 días y había que administrar el cuerpo jejeje.
Continúa acá la reseña Más imágenes del Vive Latino 2012 Sábado 24 con un giro agradable

No hay comentarios:

Publicar un comentario