sábado, 17 de marzo de 2012

Reseña: Shame; Deseos Culpables (Shame)

Título: Shame; Deseos Culpables
Título Original: Shame
País: Reino Unido
Año: 2011
Director: Steve McQueen
Reparto: Michael Fassbender, Carey Mulligan, Nicole Beharie, James Badge Dale
Duración: 101 minutos

Sinopsis: “Brandon (Michael Fassbender) es un joven y exitoso treintañero que vive confortablemente en su apartamento de Nueva York. Como una distracción dentro de su monótona vida cotidiana, se dedica a seducir mujeres, haciendo malabares entre una serie de atormentados romances y encuentros casuales. Sin embargo, el ritmo estricto y controlado de la vida de Brandon comienza a derrumbarse cuando su caprichosa y rebelde hermana Sissy (Carey Mulligan), decide visitarlo de manera inesperada. Su perturbadora presencia, empuja a Brandon hacia el lado oscuro de Nueva York, en un intento por escapar de su necesidad de conexión y de los recuerdos que ella representa. Shame es un fascinante y oportuno análisis sobre la naturaleza de la necesidad, sobre cómo vivimos nuestras vidas y sobre las experiencias que nos forman”.
Por fin llega (aunque de manera limitada) la más reciente película de Steve McQueen que rebautizaron como Deseos Culpables. El señor McQueen nos regala escenas con muchos detalles cuidados perfectamente. Tomas muy elegantes y encuadres que juegan con el público conviertiéndo(nos)los en vouyeristas.
Es una gran propuesta, de hecho no tiene competencia con los demás estrenos de la semana (dos para chavos adolescentes y una para niños) por lo que suponemos le tendría que ir bien, sin embargo, debido al tema de la película (sexual) podría mantener alejado a cierto público persignado.
Escuchando algunos comentarios de los que la vieron, la frase más repetida fue: “Está fuerte la película” (refiriéndose al contenido sexual y al tratamiento rudo de la historia) Eso me hizo preocuparme porque no la sentí así, yo la vi como lo más normal del mundo (¡Así de pervertido es su servidor! jajajaja).
Claro, si al primer minuto te muestran a un hombre desnudo y mostrando explícitamente su pene mientras orina pues ya sabes qué esperar, es una declaración de principios.
Pero increíblemente la historia tiene un enfoque más profundo aparte de “escenas explícitas”
Por ejemplo, vemos a este hombre Brandon (Michael Fassbender) que se inhibe para iniciar una relación de amistad o de pareja pero no lo es para tener contacto sexual. Se ve lo compulsivo que llega a ser Brandon, vemos que se enfrenta a mucha soledad y mucho dolor.
Es casi un retrato de la sociedad moderna pues el personaje únicamente busca satisfacerse sin pensar en el otro. Llegando al extremo de ponerse en situaciones de alto riesgo por saciar su necesidad (Como muchos empresarios o políticos acostumbran).
Carey Mulligan canta New York, New York
La inclusión de la hermana de Brandon, Sissy (Carey Mulligan) es todo un acierto. Abriendo un paréntesis, no sé si recuerden que en una ocasión hablamos de Carey Mulligan y mencionamos que la anotábamos en la lista de Actrices que seguir. Afortunadamente esa lista (con el nombre de muchas otras damitas del cine) se está volviendo poco a poco en una lista de oro puro.
Sissy, la hermana, juega un rol muy interesante e importante y terminamos la reseña de hoy precisamente con una frase de Sissy dirigida a Brandon: “No somos malas personas, solo venimos de un mal lugar”.
No deje que se le escape Shame: Deseos Culpables y ahora sí que como dicen: Para personas de amplio criterio…

No hay comentarios:

Publicar un comentario