lunes, 16 de septiembre de 2013

Reseña: Renoir

Título: Renoir
País: Francia
Año: 2012
Director: Gilles Bourdos
Reparto: Michel Bouquet (Pierre-Auguste Renoir), Christa Theret (Andrée Heuschling), Vincent Rottiers (Jean Renoir), Thomas Doret (Coco Renoir), Romane Bohringer (Gabrielle)
Duración: 111 minutos

Sinopsis: “En el ocaso de su vida, Auguste Renoir está atormentado por la pérdida de su esposa, los dolores de la artritis y la noticia de que su hijo, Jean, ha sido herido en la guerra. Sin embargo, cuando Andrée, una joven bellísima y llena de vida, entra en su mundo, el pintor siente una nueva energía. Padre e hijo, caerán bajo el encanto de aquella pelirroja indomable que se convertirá en la última modelo del pintor y la inspiración que hará de Jean un gran cineasta”.

Preciosista producción la que pudimos ver en el Tour de Cine Francés en esta ocasión.

Se trata del trabajo del director Gilles Bourdos que tiene una visión increíble de cómo, cuándo y dónde regalarnos tomas hermosas y la fotografía es muy buena.

Michel Bouquet encarnando a Renoir luce muy convincente… la cinta lleva por título: Renoir lo cual es un acierto, puesto que la historia habla tanto de Renoir padre como Renoir hijo. Sin embargo, también es un título juguetón, ya que el papel protagónico lo lleva una mujer: Christa Theret como Andrée Heuschling quien fuera la última mujer que posó para Pierre-Auguste Renoir y que mantuvo una relación con Jean Renoir. Y evidentemente Theret es la que luce.

En realidad; el personaje de Christa Theret es en quien se centra y gira la historia
Lo que no está muy a la altura de la gran manufactura que tiene esta cinta en la parte visual es la historia que no aporta mucho. Nos deja con las ganas de conocer más la conexión entre padre e hijo o sus historias personales.

Así que propiamente Renoir no es una biopic sobre toda la vida del pintor o del hijo cineasta, es únicamente un pequeño retrato de los últimos años de vida de Renoir y esbozos de la juventud de Jean Renoir en donde el personaje que domina es Andrée Heuschling. Lo que vemos es más bien un melodrama romántico.

Así que ese enfoque es el que le resta algunos puntos por así decirlo. Por lo que mi recomendación es que no vayan esperando un relato minucioso sobre los Renoir.

La presentación es muy buena: Fotografía, acercamientos, ilumincaión... pero a la historia
le faltó mucho
Sin embargo, sí se muestra un contrapunto interesante sobre la familia: Retratar el crepúsculo de Pierre-Auguste Renoir y el amanecer artístico de su hijo.

Pero vuelvo a insistir; le faltó muchísimo profundizar en eso ya que podemos recordar los recientes homenajes al séptimo arte como fueron El Artista (The Artist, 2011) o LaInvención de Hugo Cabret (Hugo, 2011) la primera; homenaje a las películas desde el cine y la segunda; homenaje al las películas desde una película… pues con el caso de Renoir se pudo hacer algo con la transición de la pintura (expresión estática) y el cine (expresión en movimiento).

Thomas Doret, Christa Theret, el director Gilles Bourdos, Michel Bouquet y
Vincent Rottiers en el festival de cine de Cannes
Visualmente es buena pero todo lo demás se siente débil.

Hace un par de días se anunció que Renoir va a representar a Francia en la próxima entrega de los Premios Oscar® Lo cual dice mucho sobre el comité que votó para que esta película compita por la estatuilla. Habrá que revisar en su tiempo con qué otras cintas estará nominada pero tengo mis dudas sobre si Renoir realmente sea tan buena como para representar a todo un país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario