viernes, 6 de septiembre de 2013

Reseña: Chicas Armadas y Peligrosas (The Heat)

Título: Chicas Armadas y Peligrosas
Título Original: The Heat
País: Estados Unidos
Año: 2013
Director: Paul Feig
Reparto: Sandra Bullock, Melissa McCarthy, Marlon Wayans, Demián Bichir, Michael Rapaport
Duración: 117 minutos

Sinopsis: “La metódica agente del FBI Sarah Ashburn (Sandra Bullock) debe formar equipo con la oficial de policía Shannon Mullins (Melissa McCarthy). Ambas deben atrapar a un peligroso narcotraficante, aunque ninguna de las dos ha trabajado en pareja, por lo que su misión da lugar a divertidas situaciones y se convierten en la última cosa que todos hubieran esperado: amigas”.

Ya había leído algunas cosas sobre la cinta pero me llamaba la atención nuevamente ver una película gringa con mujeres en los papeles protagónicos que NO fuera de las llamadas chick-flicks (palabrita que nunca me ha gustado) que es un género de mujeres para mujeres (que a su servidor le encantan ver jajaja).

Además me imaginaba que iba a ser una suerte de Arma Mortal (Lethal Weapon) (la referencia obligada de todos los que hicieron la crítica de Chicas Armadas y Peligrosas) pero en son de burla de la visión machista de las cintas de acción.

Chicas Armadas y Peligrosas (No confundir con otra película que se llama casi igual y que está al mismo tiempo en el cine y se llama: Armados y Peligrosos... y no es broma; así se titulan estas dos películas en español jajaja) se basa en la historia ya por muchos conocida de ‘la pareja dispareja’ que después de muchos enredos, terminan por fraguar una amistad porque si algo hemos aprendido de las baladas pop de amor es que no existen parejas disparejas sino complementos (Awww! jeje).

Sandra Bullock no es santa de mi devoción y Melissa McCarthy, bueno… creo que está un poco sobrevalorada.

La idea de policía mala-policía buena que se plantea en la película funciona. Se trata de una agente del FBI muy cuadrada y arrogante que obviamente a nadie de sus compañeros agrada.

Esa forma de ser es la misma en su vida personal, por lo que se encuentra divorciada, sola, sin vida social y además trata de robarse el cariño del gato de la vecina (¡Hilarante!).

Al enterarse de que se ha abierto una posibilidad de ascenso en el trabajo, busca la forma de ser recomendada para el nuevo puesto, esta situación es aprovechada por Hale (Demian Bichir); el jefe. Quien para sacudirse un poco de esta perfeccionista y nerd agente; decide encomendarle una investigación en Boston sobre un caso de drogas. Ya en la ciudad, esta orgullosa agente del FBI se las verá con una oficial local muy problemática y deschavetada.

Este par ya con sus métodos de trabajo muy arraigados que implican trabajar en solitario, se verán obligadas a formar un equipo si desean resolver el caso.

Para pasar el rato...
Hasta este punto, no habría ningún problema de no ser porque Sandra Bullock es la perfeccionista y nerd policía buena y Melissa McCarthy es la problemática y deschavetada policía mala. Cosa que para nada le otorga a la cinta algo de originalidad pues a estas señoras ya se les ha visto en este tipo de papeles.

Lo novedoso hubiera sido ver a una Sandra Bullock irresponsable, fodonga y grosera como Cámeron Díaz en Malas Enseñanzas (Bad Teacher, 2011) pero no, oootra vez hay que soportar a Bullock en traje sastre como en infinidad de veces lo hemos hecho… Lo mismo aplica en el caso de Melissa McCarthy.

Otra cosa desesperante es que Chicas Armadas y Peligrosas tiene una duración de ¡Casi dos horas! Es monstruoso pues la historia al ser tan sencilla (y ya muy vista) se ven en la necesidad de rellenar con escenas sin sentido que poco o nada aportan a la trama y sólo van cansando al espectador.

Creo que la cinta es más disfrutable si se fueron de pinta con los amigos o van con la novia pero definitivamente no es para que vayan con la familia (papá, abuelita…) porque sí está un poco grosera la película (humor escatológico) así que es posible que se sientan incómodos estando con su mamá o el tío comiendo palomitas mientras en la pantalla ven a Melissa McCarthy hablando de testículos y demás.

Alfombra Roja de "The Heat" Cinta en la que Demián Bichir está muy bien.
La química entre Sandra Bullock y Melissa McCarthy es lo rescatable de la cinta pues de las pocas escenas bien logradas (y que me hicieron reir) es precisamente cuando se la pasan improvisando en un bar y se siente la conexión entre los personajes. A partir de ése acto en el que hacen infinidad de cosas; la película agarra buen ritmo y todo lo que he criticado se olvida.

En conclusión: Chicas Armadas y Peligrosas es un trabajo que va de menos a más. No es la gran cosa pero he visto peores… al menos sí me hizo reír (que es a lo que iba) y por eso siento que desquitó los $16 pesos del boleto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario