lunes, 18 de febrero de 2013

Reseña: Los Miserables IMAX (Les MisérablesThe IMAX Experience)


Título: Los Miserables IMAX
Título Original: Les Misérables: The IMAX Experience
País: Reino Unido
Año: 2012
Director: Tom Hooper
Reparto: Hugh Jackman, Anne Hathaway, Amanda Seyfried, Russell Crowe, Eddie Redmayne, Samantha Barks, Sacha Baron Cohen, Helena Bonham Carter
Duración: 158 minutos

Sinopsis: “El filme transcurre en la Francia del siglo XIX. Hugh Jackman protagoniza la adaptación de este musical que a su vez se basa en la obra de Victor Hugo. Jackman encarna a Jean Valjean, un individuo que es enviado a prisión tras robar un trozo de pan con el que pretendía alimentar a sus sobrinos y a su hermana viuda. Russell Crowe da vida a Javert, el hombre que le hará la vida imposible, mientras que Anne Hathaway se pone en la piel de Fantine, una mujer que sufre no pocos infortunios a lo largo de su vida”.

Resulta que planeaba ver Los Miserables el viernes que se estrenó acá en México en mi cine de costumbre (el barato pues jajaja) pero de casualidad vi el anuncio de Cinépolis diciendo que la iban a pasar en la sala IMAX así que cancelé el plan de verla el viernes 15 y armé el plan para el sábado y ¡Cuál va siendo mi sorpresa al ver que la mayoría de las entradas ya estaban vendidas!

De casualidad, encontré un lugar disponible no muy lejos de mi butaca y fila favorita. Como no tengo tarjeta la única opción que encontré para agarrar el lugar fue reservar (con el inconveniente de que hay que llegar mínimo media hora antes de que inicie la función para que no se cancele la reservación). Desafortunadamente, por más que me apuré, me fue imposible llegar con los 30 minutos de anticipación y llegué solamente 10 minutos antes, por lo que ya habían cancelado mi reserva.

Como no hay peor lucha que la que no se hace, me formé de todas formas y le pedí al joven de la taquilla que si por favor me buscaba en el sistema para ver si de pura casualidad aún estaba mi reservación. Me dijo que ya se había cancelado… en ese momento; ¡La Rosa de Guadalupe me hizo el milagro! (¡Con el airecito y toda la cosa! jajaja) y supuse que si había perdido mi reservación, era altamente probable que alguien más la hubiera perdido también.

Así que rápidamente le pregunté al joven taquillero que si había algún asiento disponible (casi diciéndole que me diera el que fuera) y me responde: -Tenemos el asiento XX99-  ¡Exactamente mi lugar favorito! Y sin pensarlo dos veces le dije: -¡Sí, sí. Ese está perfecto!- Y bueno, esa es mi gran aventura de cómo conseguí sentarme en mi lugar favorito para una función que ya estaba vendida prácticamente en su totalidad jajaja.

Una de mis necedades de verla en IMAX es que el sonido es tremendamente bueno y el audio está muy bien cuidado… tratando se de un musical, pues qué mejor que verla en un lugar apropiado. Aclarando únicamente que a pesar de estar en este formato, ninguna cámara IMAX fue utilizada para la filmación de Los Miserables.

Lo que se anuncia como IMAX. No es otra cosa más que el ya conocido y amado por unos, odiado por otros: IMAX-DMR (Digital Media Remastering) lo que viene siendo una Remasterización Digital que aumenta la definición y sonido de una película pero que evidentemente no fue filmada con una cámara IMAX.

Sí pero no (Si luce bien... no me emocionó)
Aclarando que no hay ninguna escena en ese formato en Los Miserables, continuaré la reseña diciendo que no le vi nada de espectacular a la cinta.

Desafortunadamente, con el empleo de programas informáticos de diseño y animación digital. Son pocas cosas las que nos sorprenden pues todo se reduce a decir: “lo hicieron por computadora” con lo que irónicamente, se le ha quitado la majestuosidad a cualquier escena.

Si le sumamos que esta versión para la pantalla grande no es propiamente la adaptación de la novela original de Víctor Hugo sino del musical de Broadway (una versión de la versión, de la versión de la novela…) uno imagina entonces las grandes limitaciones que podría tener la película.

Pero antes, hablemos de lo positivo; La música y el sonido… El gran beneficio de verla en este caso en IMAX o en un cine donde realmente empleen el sistema de sonido envolvente y digo realmente lo empleen porque muchas veces lo tienen pero no lo encienden ($) y simplemente lo dejan en sonido Stereo (esto es imposible saberlo hasta que la función inicia ¿Dónde está la Profeco?).

Efectivamente, la cinta se lleva todo el reconocimiento por la excelente mezcla de audio y sonido que con el monstruoso sistema que tienen las salas IMAX, (calibrado digitalmente) nos brinda una experiencia increíble; como si estuviéramos en alguna sala de concierto.

Si usted es amante del género musical o está extasiado con Los Miserables - El Musical Recomendaría que dejaran de leer hasta este punto.

En la Premiere de Los Miserables... Personas en situación de calle o de
escasos recursos invitados a ver la premiere en Londres: 0
Después de la advertencia, continúo y les comparto que la cinta no me conmovió, ni me transmitió nada especial.

Probablemente estoy muerto por dentro o me falta agricultura (por aquello de que hay que cultivarse) pero se me hizo una historia superficial y vacía… con todo y que mucha gente dice que lloró y no sé que más.

Una cosa es la técnica y otra muy diferente (y mucho más valorado por su servidor) es la emoción. Si bien, las interpretaciones tanto de Hugh Jackman como de Anne Hathaway (I Dreamed a Dream) lucen sólidas y con una paleta de emociones bien trabajadas. En general, el resto del elenco a pesar de dominar la técnica lo hacen sin lograr la empatía con el público (conmigo pues jeje).

De Russell Crowe lo primero que pensé fue: -¡Pero si este hombre no canta ni en la ducha!- El problema es que sí canta (hasta tiene su propia banda) pero aquí lo hace en tonos muy altos cuando realidad posee una voz grave... pero si Russell Crowe quería cantar como Robert Plant de Led Zeppelin o Axl Rose de los Guns pues muy su bronca. Solo digo que no se escucha nada natural y eso, a mi parecer, rompe por completo su interpretación... y tomemos en cuenta que es un musical.

Otro punto a comentar es que no está muy bien balanceada la historia pues hay escenas que son muy largas y que no aportan en nada a la trama o bien, que son repetitivas. En cambio, otras partes son tan rápidas y fugaces que uno nada más se queda diciendo: -¿Qué? ¿Eso fue todo?-

Un ejemplo de lo anterior es del enamoramiento de Cosette (Amanda Seyfried) y Mario (Eddie Redmayne) que en 2 segundos y como desde 25 metros de distancia en la vil calle, estos ya hasta se pusieron a pensar cuantos hijos van a tener y como se van a llamar jajajaja.

Otro momento ridículo es el que protagoniza Hugh Jackman como Jean Valjea, específicamente cuando se pone a leer... digo, se pone a cantar la carta que escribió Mario y en una especie de humor involuntario (muy involuntario) hizo reír a carcajadas a todo el cine cuando entona: -Oh un hombre ha venido a cambiar mi vida...- jajaja.

Pues me despido un poco un poco extrañado de que la gente se haya impresionado con esta versión cinematográfica y salga toda mocosa, con los ojos rojos y pañuelos mojados de lágrimas y que a su servidor no le haya movido ninguna fibra emocional (si acaso la fibra emocional de ver a mamita Amanda Seyfried pero no me refería a eso...) Como siempre, si pagaron su boleto y salieron satisfechos. Habrán tomado la decisión correcta.

Ignoro cómo le podrá ir en los premios Oscar® de la Academia. Ganadora de mejor vestuario es lo único que visualizo pero los designios del señor son caprichosos...


No hay comentarios:

Publicar un comentario