martes, 26 de febrero de 2013

Reseña: Duro de Matar; Un Buen Día Para Morir 4DX-2D (A Good Day to Die Hard The IMAX Experience)


Título: Duro de Matar: Un Buen Día Para Morir 4DX-2D         
Título Original: A Good Day to Die Hard: The IMAX Experience
País: Estados Unidos
Año: 2013
Director: John Moore
Reparto: Bruce Willis, Jai Courtney, Amaury Nolasco, Cole Hauser, Sebastian Koch, Mary Elizabeth Winstead
Duración: 97 minutos

Sinopsis: “De nuevo el policía John McClane se encuentra en el lugar equivocado en el momento equivocado, al viajar a Moscú donde se encuentra su hijo Jack. Con los peores elementos de los bajos fondos rusos tras ellos y luchando contrarreloj para evitar una guerra, los dos McClane descubren que sus métodos opuestos les convierten en unos héroes imparables”.

Recientemente, me he puesto a rentar en Blockbuster ciertas sagas antes de ver las continuaciones en el cine. Lo hice con las de Bourne, que para prepararme renté las 3 primeras en el siempre efectivo martes de $15 pesitos y ya después vi El Legado Bourne 4DX-2D (The Bourne Legacy, Tony Gilroy, 2012). Lo hice de nuevo con las de Crepúsculo, que en esa ocasión la renta estaba de a $10 y hasta renté la parodia (en muchas partes, superior a la original jajaja). También cuando sacaron el refrito gringo de la saga Millenium: La Chica del Dragón Tatuado, renté las meras chingonas de Suecia… Ahora me tocó ponerme a tono con la quinta parte quinta de Duro de Matar.

Lo increíble del asunto es que no recordaba haberlas visto todas ¡Estaba equivocado! Jeje. Así que me sorprendí al recordar trepidantes escenas harto fregonas con John McClane. De hecho, cada cinta de la trilogía clásica tiene lo que en sangrons.blogspot.com bautizamos como: ‘Escenas Premium’ Actos en los que uno solamente atina a decir -¡No mamen!- jeje como la escena de caída del maloso mayor desde lo alto de la torre Nakatomi en la primera parte, la eyección de McClane desde una cabina de avión con todo y explosión en la segunda, etc…

Las renté para entrar en sintonía con la nueva peli...
La cuarta parte no obstante un poco lejana de la trilogía del milenio pasado. Tuvo el tino de jugar con temáticas no abordadas en las anteriores; lo que le dio una frescura revitalizante a la saga y claramente marcaba el camino que deberían seguir las posibles continuaciones del nuevo milenio ya que hasta nos adentramos un poco más en la psicología de John McClane.

Es más, para dar un poco de contexto a la reseña, les comparto  el homenaje que la banda Guyz Night le hizo a la franquicia de Die Hard / Duro de Matar. Quedé sorprendido no únicamente por la asombrosa tarea de resumir las cintas en dos estrofas sino por el respeto que se le da a la saga.



Con todo lo anteriormente expuesto, esperaba un buen show con Duro de Matar 5: Un Buen Día Para Morir. Desafortunadamente, la realidad se encargó de aniquilar sueños y esperanzas debido a que Un Buen Día Para Morir no tiene absolutamente nada que ver con el espíritu de Duro de Matar y hasta se contradice en el retrato de John McClane. Pasando de ser un agente vulnerable (¿Recuerdan la primera parte en donde se corta los pies?) pero con muchos huevos, a ser una especie de Terminator indestructible capaz de soportar todo…

Decepcionante es esta película que apenas dura una hora y media pues ni siquiera les dio su cerebro a los escritores para hacer una trama ya no digamos más larga (tomando en cuenta que todas las anteriores brindaban ¡Más de dos horas de entretenimiento contínuo!) sino más propositiva o entretenida.

... Dejó mucho que desear
¡Lástima de haberla ido a ver en 4DX-2D! o mejor dicho… ¡Qué bien no haber ido a verla en IMAX y si en 4DX-2D! Ya que como esta cinta carece de una trama decente y lo único que vemos son explosiones y persecuciones a lo pendejo, la butaca del 4DX se mueve como loca jajaja. Así que por lo menos no me aburrí (referente a la experiencia del 4DX) Pero no hay nada rescatable de Duro de Matar 5 a no ser las partes de acción (Muy bien logradas… ¡Sería el colmo que no!)

Disponible en 4DX y en remasterizada para IMAX-DMR
Efectos que pude notar fueron: Luces, movimiento de butaca en sincronía con la acción (bien aplicado pues nos zarandean como locos jaja), viento, humo y efecto de vibración.

Los ausentes (y que sí había forma de meterlos pero no lo hicieron) y que se extrañaron: Efectos de Agua, aire (no viento de los ventiladores sino las ráfagas de aire en la cabecera del asiento) la sensación de golpes (cuando cae un personaje o bien, recibe una tunda) hasta eso, sí estuvo un poco pobre la presentación 4DX.

En Estados Unidos reestrenaron todas
las películas de Duro de Matar en un
maratón que terminó con el estreno
de la quinta película ¡Alucinante!
Ya para terminar, digamos que tomaron una historia genérica y nada más le pusieron la estampa que dijera: Die Hard / Duro de Matar y ya por eso creyeron que nos la íbamos a tragar.

Afortunadamente no fui el único que descubrió el engaño; la Rotten Tomatoes califica a esta cinta de Un Buen Día Para Morir con un pobre desempeño de 16% mientras que la anterior Live Free or Die Hard (en Latinoamérica conocida como Duro de Matar 4.0) obtuvo un 81% que la posicionó como la segunda mejor película después de la original.

Así que Un Buen Día Para Morir no solamente es la más corta en duración de la saga, sino la peor película de todas.

El colmo de los colmos es que además, muchas de las escenas que vemos en los avances de cine ¡Nunca se salen en la película! taa maaadre. Ahí, sí me sentí engañado...

Una lástima ver ultrajada a la saga que nos regaló horas de sano entretenimiento y nos hizo reír, emocionarnos o gritar pero nada de eso hay aquí en Un Buen Día Para Morir.

Jai Courtney, Bruce Willis y Sebastian Koch durante la premiere en
el Reino Unido de Un Buen Día para Morir.
No la recomendaría para nada... ¡Sí! Hay buenas escenas de acción (la parte final) pero eso no justifica la inexistencia de una historia y mucho menos la falta de respeto a la mitología de buen McClane.

Yippee-ki-yay, 20th Century Fox motherfuckers!


No hay comentarios:

Publicar un comentario