sábado, 9 de febrero de 2013

Reseña: Lincoln

Título: Lincoln
País: Estados Unidos
Año: 2012
Director: Steven Spielberg
Reparto: Daniel Day-Lewis, Sally Field, Tommy Lee Jones, Joseph Gordon-Levitt, David Strathairn
Duración: 150 minutos

Sinopsis: “En 1865, mientras la Guerra Civil Americana se acerca a su fin, el presidente Abraham Lincoln propone la instauración de una enmienda que prohíba la esclavitud en los Estados Unidos. Sin embargo esto presenta un gran dilema: si la paz llega antes de que se acepte la enmienda, el Sur tendrá poder para rechazarla y mantener la esclavitud; si la paz llega después, cientos de personas seguirán muriendo en el frente. En una carrera contrarreloj para conseguir los votos necesarios, Lincoln se enfrenta a la mayor crisis de conciencia de su vida”.

Híjole ¿Cómo les digo que me aburrió Lincoln? Pues creo que así: ¡Me aburrió Lincoln!

Tiene años pero añísimos que le perdí la confianza a Steven Spielberg y nada de lo que haga últimamente me convence para ir al cine. Lo que sucede es que este señor ha hecho unas gringadas, pero gringadas con las que solamente un orgulloso patriota estadounidense se siente identificado.

¿Y por qué la fui a ver entonces?

¡Ah! Porque si de gringaderas hablamos ¡Qué tema más norteamericano después de Superman que Abraham Lincoln! Por eso le di una oportunidad y cuantimás después de haber gozado como loco la genial película de Abraham Lincoln: Cazador de Vampiros en 4DX-3D (Abraham Lincoln; Vampire Hunter 4DX-3D) aquí reseñada.

Para empezar, la cinta en donde cazaba vampiros era más instructiva pues nos contaban la historia del honesto Abraham desde sus inicios ¡Con vampiros! ¡Imagínense cuántos niños ahora desean estudiar historia! Así es como se fomentan realmente la lectura y el estudio jajaja. Pero retomemos un poco de seriedad en el asunto.

Esta es una cinta de norteamericanos, hecha por norteamericanos y para norteamericanos por lo que si no tenemos alguna noción de historia estadounidense nos vamos a perder un poco ya que soberbiamente los gringos piensan que toooodo el mundo conoce su historia y como es la obligación de todos conocerla pues no se toman la molestia siquiera de hacer una introducción para adentrarnos en el escenario, así pues, sin ningún contexto, entran de lleno hablándonos de personajes y lugares que los no estadounidenses sentimos totalmente ajenos. Así que hago una pausa y atentamente los invito a que PRIMERO vean Abraham Lincoln: Cazador de Vampiros y ya luego se adentren en la de Spielberg jajajaja.

Por ejemplo, aquí en el Lincoln de Spielberg, nos queda la duda de si la señora Lincoln (para los que no sabemos de historia) realmente estaba loca. Mientras que en donde caza vampiros, realmente no hay lugar para vacilaciones; la señora Lincoln pierde la razón por la trágica muerte de su pequeño a manos de los malvados vampiros que conjuntamente estaban del lado de los sureños.

Además, Spielberg deja parada a Ms. Lincoln como una vieja loca que se la pasa haciendo berrinches mientras que el cazador de vampiros la pone como el complemento del honesto Abraham que apoyó e impulsó a que este lograra las metas que se había planteado y que sin Mary Todd Lincoln no se hubieran realizado. Por lo que además me quedó la impresión de que la cinta de Spielberg es hasta misógina.

El otro punto que hace somnífera la cinta es el hecho de que además de basarse en un libro, este a su vez se basa únicamente en un aspecto de la vida de Lincoln: La firma de la enmienda para prohibir la esclavitud que, si bien es interesante, desespera porque uno quiere conocer más de la vida del señor Lincoln y menos de la firma. Si a esas íbamos le hubieran puesto de título: La firma de la Libertad o alguna cosa similar y no Lincoln que engloba a todo el personaje pero ya qué.

Históricamente recreada a la perfección...
pero una cosa es la historia y otra muy diferente los decorados y utilería.
Es por eso que no nos estamos metiendo para nada con el libro del que medio sacaron la idea de la película: Team of Rivals; The Political Genius of Abraham Lincoln de Doris K. Goodwin. El nombre describe evidentemente el contenido del texto, no así la película con su plano y sin chiste: Lincoln.

En general, esta cinta va dirigida a los que están interesados en la intriga política, los tejes y manejes del poder o que deseen única y exclusivamente ver el periodo en el que Lincoln firma la enmienda. De seguro algún profesor ya dejó de tarea a sus alumnos ver la película pero la realidad es que no es muy ilustrativa que digamos y la verdad sea dicha no aprendí nada jeje.

En este caso yo recomendaría que mejor busquen el libro antes mencionado de donde Spielberg sacó la gran parte.

Lincoln con todo y sus mil nominaciones al Oscar® no aporta nada a la historia de la cinematografía mundial, la están llenando de premios porque es una cinta de norteamericanos, hecha por norteamericanos y para norteamericanos.

Sally Field, el guionista Tony Kushner, Steven Spielberg, Daniel Day-Lewis,
productora Kathleen Kennedy y la autora de donde se basó parte de la película Doris Kearns Goodwin
en la premiere de Lincoln AFI FEST 2012
 Foto: Eric Charbonneau/WireImage
Ya si insiste en verla nada más para atinarle a la quiniela de los premios de la Academia; preste atención a la actuación de Tommy Lee Jones quien se lleva las palmas. Lo del tema de la ambientación y el vestuario pues no vendría tanto al caso mencionarlo ya que es de esperarse que una cinta como Lincoln cumpla ya por estándar estas dos categorías (y me aventuraría a decir que Los Miserables logran un mayor impacto).

La conclusión no objetiva es que mejor vean al señor Lincoln pero cazando vampiros. Para aprender de historia no hay como un buen libro… (pero si es en el que se basaron estos tipos… ya saben jajaja)



No hay comentarios:

Publicar un comentario