martes, 30 de abril de 2013

Reseña: Los Elegidos (Dark Skies)


Título: Los Elegidos
Título Original: Dark Skies
País: Estados Unidos
Año: 2013
Director: Scott Stewart
Reparto: Keri Russell, Josh Hamilton, J.K. Simmons, Dakota Goyo, Kadan Rockett, Annie Thurman, LJ Benet
Duración: 97 minutos

Sinopsis: “Daniel, Lacey y sus dos hijos son una familia común que vive en una tranquila zona en las afueras de la gran ciudad. Pero una noche todo cambiará, alguien ha entrado en su hogar, y su vida se verá amenazada por una extraña presencia que comienza a acecharlos arriesgando la seguridad y tranquilidad con la que viven; sus cuerpos han empezado a llenarse de marcas, heridas y cicatrices que antes no tenían... algo los está poseyendo y manejando en contra de su voluntad... además, su pequeño hijo ha comenzado a tener extrañas y perturbadores conversaciones de media noche con alguien llamado “The Sandman”. Sus amigos y vecinos dudan de los hechos y la familia, cada vez más aislados, tomará medidas desesperadas para descubrir qué es exactamente lo que está atacándolos y cómo pararlo”.

Hay de películas de bajo presupuesto a bajo presupuesto. Unas porque quieren invertir lo mínimo posible y ganar millones… otras, simplemente tratan de mantener los gastos limitados pues saben que recuperar la inversión podría ser difícil. Este último caso es el de Los Elegidos o Dark Skies, como se titula originalmente.

Tiene suspenso, misterio, escenas perturbadoras… está bien armada y tiene ciertas referencias o conexión con las películas de los 70’s de fenómenos extraterrestres pero con las avances del año 2013. La piedrita en el zapato es que se dejaron influenciar demasiado por Actividad Paranormal (son los mismos productores) pero de Actividad a esta... me quedo con esta de Los Elegidos.

En lo particular, me gustó la atmósfera de misterio que hay en toda la cinta desde el inicio hasta el final…

Una familia suburbana como cualquier otra, comienza a percatarse que situaciones extrañas comienzan a sucederles. Sin embargo, no toman muy en cuenta todos estos eventos debido a que el matrimonio conformado por Daniel (Josh Hamiltom) un hombre hasta hace poco muy exitoso per que ha sido despedido de su empleo y Lacey (Keri Russell) una vendedora de bienes raíces, está pasando por una pequeña crisis.

Los hijos de estos: Jesse (Dakota Goyo) y Sam (Kadan Rockett) son los más vulnerables a la situación y muestran ciertos síntomas que harán que esta familia trate de descubrir el origen de lo que les sucede.

No obstante, cuanto más descubren más adversos son los resultados. Ahora no únicamente son situaciones difíciles de explicar las que pasan en el hogar sino que el comportamiento de los miembros de la familia Barrett se vuelve errático.

¿Qué hay detrás de todo? ¿Por qué les suceden estas terribles experiencias?

Lacey (Keri Russell) en Los Elegidos (Dark Skies)
Así va la primera parte de la película y es indudable que el suspenso está a todo lo que da. Los aciertos de la cinta son las actuaciones, realmente nos creemos lo que les sucede porque desde los primeros minutos se ve una gran química entre todos ellos y hay empatía con el público.

Observamos los conflictos típicos de una familia: que si el trabajo, el dinero… preocupaciones que uno también tiene. Además de que la historia del hijo adolescente también hace click con uno porque el muchachito Jesse (interpretado por Dakota Goyo) está en la etapa del despertar sexual y vemos cómo transcurre su vida con amigos, con Shelly (Annie Thurman) la chica que le gusta, nos reímos también de sus peripecias… Vamos, que estamos viendo a una familia de lo más normal que se puedan imaginar y entonces… ¡Bam! Les comienzan a suceder cosas y uno se queda con el sobresalto de:

¿Porqué ellos? Si no hacen nada malo; el padre no es un borracho, la madre no es infiel o maltrata a sus hijos…

Resulta que recientemente nos tienen muy acostumbrados a la clásica trama de que alguien hizo algo y por eso le suceden cosas: vio un video, leyó un conjuro, jugó la ouija, robó un objeto maldito, etc. Y aquí en Los Elegidos nada de eso pasa. Por eso decía que esta cinta es un collage de las viejas historias setenteras donde todo ocurría sin causa aparente y déjenme decirles que ese ES EL AUTÉNTICO TERROR. Que las cosas sucedan solo por mala suerte da mucho miedo porque entonces a cualquiera le podría pasar… podría ser a mí o… ¡A USTED! Buajajaja.

Por ejemplo; Estoy muy tranquilo con los espectros y los demonios pues no los ando invocando, no podría morir después de una sesión con la ouija porque nunca la juego o en el caso ochentero: sé que nunca moriré por algún loco desquiciado con una motosierra o un machete al asistir a un rave en el bosque o playa después de haberme emborrachado y acostado con bellas mujeres porque evidentemente esas fiestas no están a mi alcance… pero imagínense que nada más porque sí, me comiencen a suceder cosas tenebrosas. Eso, como decía, es lo que perturba y estaba de moda hace unas cuántas décadas: Eventos sin aparente explicación…

Desafortunadamente, como a la mitad de la historia, se les fue la brújula a los cuates de Los Elegidos y la cinta se empieza a llenar de cosas medio ilógicas. Los errores empiezan a ser más evidentes y podría decir que se cae a pedazos porque ya no supieron a dónde ir.

Se medio recuperan en las escenas finales pero nunca regresan al nivel del inicio. Y para rematar, el final nos deja con más dudas que nada.

Dígame... ¿Ha sentido vibraciones en el chiquero?
Como dato extra o curioso, esta película la fui a ver el domingo 21 de abril en la función de las 6:25 pm en el Cinemark CNA que está en el Centro Nacional de las Artes (Cenart) y faltando 5 o 4 minutos para que terminara (Exactamente en la parte donde la familia decide ponerse a salvo atrincherándose en una habitación de la casa) ¡Que empieza a temblar! Ay gueyyy! Unos gritaron y que se salen corriendo de la sala… se súper espantaron porque creían que efectivamente los pinches Aliens venían por nosotros.

Estaba en la sala 9 que se ubica en el segundo piso y solamente pensé: “Ironías de la vida… voy a morir en un cine” pero figúrense ustedes que igualito a la banda de músicos del RMS Titanic que seguían tocando cuando se estaba hundiendo el barco, su servidor y unos cuantos más, nos quedamos heroicamente (ustedes dirán que irresponsablemente) adentro de la sala viendo la película (ya sabíamos que en 2 minutos se iba a acabar) ya había dejado de temblar pero que nos encienden las luces en el mero clímax y que nos corren de la sala pero lo que son las cosas, no nos dejaron evacuar por las puertas de emergencia de la sala, sino que había que salir al pasillo del segundo piso e ir a la puerta de emergencia.

Annie Thurman con el
director Scott Stewart y LJ Benet
Todos los asistentes del segundo piso únicamente desalojamos las salas pero nos quedamos en el pasillo como diciendo: “Si no se cayó el cine en el temblor ya déjennos terminar de ver nuestras películas” jajaja Y es que es verdad, si estás en un cine, en domingo y hasta el segundo piso, lo mejor que puedes hacer es ponerte en la zona segura del edificio como son las columnas y guardar la calma.

Tratar de evacuar a cientos de personas hasta puede ser peor porque se te hace una estampida de gente y pueden morir aplastados y pisoteados por la masa. Además de que si el edificio se cae, estarías a la mitad de las escaleras y hasta ahí llegaste… y si fuiste de los primeros en salir y el edificio colapsa, te aplastaría antes de que llegaras a la zona de seguridad sin tomar en cuenta de que te podría alcanzar un vidrio o esquirlas de metal proyectadas veloz y mortíferamente hacia ti, producto del derrumbe.

Creo yo, que los que permanecimos en nuestros asientos fuimos más conscientes y no propagamos el pánico como los chavos de Cinemark que querían sacar a 300 personas al mismo tiempo por una pinche escalerita. La decisión de morir en un temblor ya es cosa de cada quien… ¿Estoy loco o qué? Jajaja pero lo grave del asunto es que unos que estaban en el pasillo y que sí querían salir ¿Qué creen que descubrieron? ¡Que las puertas estaban cerradas!

Y un señor que si le contesta al chavo del cine: -Óyeme ¿Estas tonto o qué te pasa? Tiembla y ni hacen sonar la alarma, luego te pones a sacar como desquiciado a la gente de las salas y no eres ni para decirnos por dónde salir y ya que estamos afuera… las pinches puertas cerradas ¿No era eso lo primero que tenías que revisar?-

Y como que dándole todos la razón al señor, en acto de desobediencia que nos metemos todos a nuestras salas, y así fue como me perdí algunos minutos de la película pero afortunadamente puede ver el final que estuvo igual de bizarro que el temblor.

LJ Benet con el productor Jason Blum y Annie Thurman en la premiere de Dark Skies - Los Elegidos
por cierto, no perdamos de vista a esta chica Annie Thurman que es muy bonita y que tiene un
asombroso parecido con Emma Stone... se hará ultra famosa con su aparición en la
saga de los Juegos Del Hambre
Ya entonces me salí del cine y vi cómo la gente que sí evacuó las salas (porque estaban en la planta baja) regresaban de la zona de seguridad y el gerente estaba diciendo que iban a regresar las películas hasta donde empezó a temblar para que las terminaran de ver. Y me metí oootra vez al cine para ver si ponían los último 5 minutos que nos perdimos pero que nos dicen después de varios minutos que no la iban a regresar porque ya era la hora de la otra función pero que podíamos verla de nuevo y le reclamamos que para qué otra vez estar otra hora y media si solo faltaban 5 minutos del final. Total que nos dijeron que si gustábamos, nos iban a dar un pase para regresar cualquier otro día… aún no lo cambio porque no hay ningún estreno esta semana más que Iron Man 3 y ya la vi en Cinépolis.

En conclusión: ¿Vale la pena Los Elegidos? A mí me gustó, pero en esta ocasión creo que la mayoría no compartirá mis gustos… Sólo tengan en cuenta que es una cinta de misterio y suspenso, no es de terror así de que salga un demonio o fantasmas, veamos asesinatos sangrientos o cualquier otra cosa por el estilo. Los Elegidos es únicamente misterio y suspenso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario