lunes, 27 de mayo de 2013

Reseña: En Trance (Trance)

Título: En Trance
Título Original: Trance
País: Reino Unido
Año: 2013
Director: Danny Boyle
Reparto: James McAvoy, Vincent Cassel, Rosario Dawson
Duración: 101 minutos

Sinopsis: “Simon, un subastador de bellas artes, hace equipo con una banda criminal para robar una obra de arte valuada en millones de dólares, pero después de sufrir un fuerte golpe en la cabeza durante el atraco, se despierta para descubrir que no recuerda dónde escondió la pintura. Cuando amenazas y torturas físicas fallan en un intento por hacer que diga la verdad, el líder de la pandilla contrata a una terapeuta de hipnosis para que se sumerja en los rincones más oscuros de la psique de Simon. Conforme se adentra más en su dañado subconsciente, los riesgos se vuelven mucho mayores y los límites entre el deseo, la realidad y la sugestión hipnótica comienzan a desdibujarse y a desaparecer”.

El director Danny Boyle continúa sus exploraciones cinematográficas, saliendo una y otra vez de su zona de confort. En este caso, En Trance es un trabajo que se hizo en 2011. Previendo la Olimpiada de Londres (Boyle dirigió el acto de apertura de los juegos) se terminó a tiempo la filmación pero se dejaron la edición, musicalización y demás detalles finales hasta después de los Juegos Olímpicos de 2012. Es hasta el 2013 que podemos ver la película terminada y distribuida por Fox Searchlight Pictures.

La historia se desarrolla de forma aleatoria tal, que hace entretenida a la película.

Conocemos a Simon (James McAvoy), quien trabaja en una casa de subastas. Sin embargo, se ve envuelto en el robo millonario de un Goya. Tratando de evitar el siniestro, Simon recibe un fuerte golpe en la cabeza que lo hace perder el conocimiento. Más tarde descubrimos que él en realidad trabajaba en complicidad con la banda criminal. Para su mala fortuna, Simon ha perdido la memoria y no puede recordar en dónde ocultó la valiosa pintura.

La banda, encabezada por Franck (Vincent Cassel) tortura al joven para hacerlo confesar pero ante el fracaso, recurren a Elizabeth (Rosario Dawson); una hipnotista, con la esperanza de que ayude a recordar a Simon en dónde escondió la pieza de arte.

Elizabeth se va adentrando cada vez más en la mente de Simon. Sin embargo, hay ciertas puertas que no deben ser abiertas pues sería imposible volver a cerrarlas. En realidad ¿Quién es quién?

La cinta es llevada al extremo del comportamiento humano… además que durante la misma, se reta al público a pensar qué es real y qué no lo es.

Lo nuevo del señor Boyle... como siempre: Apuntando alto.
Lejos de etiquetar a esta película como un thriller, me pareció una historia de amor tormentosa y peligrosa. Ya que Danny Boyle entrega una cinta sobre engaños, humo e ilusiones… enigmas que se van desvelando poco a poco para darle un tirón al espectador. En Trance, está llena de giros harto interesantes que como señalaba, la vuelve entretenida desde el comienzo hasta el final.

Es una especie de laberinto mental y lo que me fascinó fue que la historia guarda cierto parentesco con el cuadro robado en la historia de Francisco de Goya: Vuelo de Brujas. Con En Trance, algunos se taparán oídos y ojos. Otros; contemplaremos y disfrutaremos.

Sobresaliente es la escena en la que por medio de hipnosis, Elizabeth lleva a Simon a un recinto donde están los cuadros perdidos; obras maestras de la pintura extraviadas a través del tiempo. A uno se le cae la baba…

Igualmente, existen otras escenas inquietantes que Danny Boyle no duda en presentar con toda la crudeza de la realidad o… ¿Serán de la imaginación? Cabezas cercenadas, desnudos y violencia tal cual.

Vincent Cassel, James McAvoy, Rosario Dawson y el director Danny Boyle en
la alfombra roja.
Un buen trabajo...

Desafortunadamente dejé pasar el tiempo para verla, pues no se me acomodaban los horarios y además, mañosamente Cinemex está poniendo en sus salas Premium (carísima la entrada por cierto) todos los estrenos de la semana, por lo que tuve que esperar a que la quitaran de las salas Premium para verla en una sala normal (a precio decente) La única que quitaron de sala Premium fue Cinco de Mayo: La Batalla. Por lo que tuve que resignarme entrar a ver En Trance en Premium... lo bueno fue que el sistema de audio es el más moderno y la proyección digital hizo que se apreciara la magnífica fotografía de esta cinta pues la paleta de colores también juega para construir atmósferas en esta película

Ya a todos los Cinemex les van a meter salas Premium para exprimirle a la gente su dinero... por lo menos encontré uno donde hay promoción y no sale tan caro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario