sábado, 12 de abril de 2014

Reseña: El Gran Hotel Budapest (The Grand Budapest Hotel)

Título: El Gran Hotel Budapest
Título Original: The Grand Budapest Hotel
País: Reino Unido, Alemania
Año: 2014
Director: Wes Anderson
Reparto: Ralph Fiennes (Monsieur Gustave), Tony Revolori (Zero Moustafa), F. Murray Abraham (Mr. Moustafa), Mathieu Amalric (Serge), Adrian Brody (Dimitri), Willem Dafoe (Jopling), Jeff Goldblum (Kovacs), Jude Law (Junger Schriftsteller), Edward Norton (Henckels), Léa Seydoux (Clotilde), Tilda Swinton (Madame D.)
Duración: 100 minutos

Sinopsis: “Monsieur Gustave es el gerente del elegante Gran hotel Budapest. Conoce a la perfección los deseos de sus excéntricos huéspedes, particularmente de algunas damas de alcurnia. Acusado por su propio hijo de asesinato y de ser un cazafortunas, Gustave tendrá en la herencia de una de sus amantes la solución a sus problemas. Inspirado en el estilo narrativo de Stefan Zweig para retratar la Europa de entreguerras, Wes Anderson orquesta una corrosiva comedia sobre las complejidades de la institución familiar”.

Con El Gran Hotel Budapest de Wes Anderson, formalmente inicia la #56Muestra que resulta ser simplemente un atractivo pre-estreno, mero sondeo de mercado para el próximo estreno en salas de cine de cadena.

No soy un detractor de Wes Anderson. Disfruté enormemente de su trabajo anterior: Moonrise Kingdom pero como lo vengo mencionando desde hace tiempo; ya hay directores que no se necesitan programar en la Muestra Internacional de Cine puesto que evidentemente tendrán su estreno en Cinépolis y Cinemex, tal es el caso del ya mencionado cineasta o de Woody Allen. Hay que comprender que la exhibición y distribución de cintas ya no es la misma a la de por lo menos hace 10 años.

En el caso de El Gran Hotel Budapest (y otras incluidas en esta 56 Muestra) únicamente sobresaturan las capacidades de servicio de la Cineteca Nacional. Desde las inmensas filas en taquilla que hace el visitante casual que sólo provocan el retraso de hasta 15 minutos en las funciones, hasta que ni se pueda uno lavar las manos en el baño por falta de jabón y papel. No hablo de la dulcería ni de los changarros dentro de la Cineteca porque nadie está obligado a comprarles pero es de risa que te estás muriendo de hambre y quieras pasar por una palomitas y todas las salas tengan cerrada la dulcería y sólo sirva la principal, que tiene para variar, una fila igual o más larga que la taquilla… y si vas a uno de los changarros a los que ahora les cuadruplicaron sus espacios, no puedas comprar nada por $50 pesos pues sus precios son una mentada de madre.

Es mejor que El Gran Hotel Budapest sea exhibida en Cinépolis que en la Cineteca Nacional y que esta última, nos traiga obras más difíciles y complicadas de ver para el cinéfilo de convicción y no para el hipster mugroso de moda que pulula en las inmediaciones de Xoco que nada más hace bola.

Iniciemos mejor, con la reseña.

Sobrevalorada; ésa es la palabra con la que definiría a El Gran Hotel Budapest. El común denominador de lo que vemos son efectitos curiosones: maquetas, sobreimpresiones, truquillos de cámara y paisajes pintados. Cosa que no vendría al caso analizar, a no ser que los mismos que están alabando a El Gran Hotel Budapest, fueron los primeros que criticaron duramente Amor Índigo (L’écume Des Jours) y se lanzaron al cuello del director Michael Gondry como los chacales que son pero como Wes Anderson es el tipo de moda. Entonces hay que hacerlo Dios y aplaudirle todo lo que haga…

Pues aquí en Sangrons no lo vamos a hacer. Al contrario, El Gran Hotel Budapest es un retroceso en la carrera de Anderson si nos vamos al citado trabajo de Moonrise Kingdom, el cual, sí proponía algo. Dejando parada a esta historia de hotel como una excentricidad del director.

¡Atásquense que hay hipsters! jajaja
Para empezar, no hay cohesión definida en este universo fantasioso que no termina por decidirse sobre entorno a quién gira la historia pues hay un interminable desfile de personajes secundarios que son sólo curiosidades encarnadas por actores famosos… pudieron haber inventado la historia del tipo que limpiaba los vidrios del hotel por Bruce Willis, de alguna mucama interpretada por Kate Winslet, de un elevadorista como Johnny Deep… en fin, que la historia que mucho arrastrado anda calificando como “genialidad” es en realidad, una sucesión de cosas chistositas. Daba lo mismo si la película duraba hora y cuarenta minutos que dos horas y media o que tuviera una parte 2… Al final del día, El Gran Hotel Budapest es una baba dirigida a gente pretenciosa.

Creo que es una total estupidez andar declarando cosas como “obra maestra”, “una delicia”… es completamente exagerando. En fin, así de desequilibrados mentales están los críticos de cine profesionales jajaja. Destrozan cintas que buscan hacer reflexionar, con un punto de vista distinto (y crítico) de la vida y luego se desviven por cosas que uno dice: -¿En serio, ésta es la gran obra visionaria que aplaude la crítica mundial? Como me sucedió con esa obra increíble titulada: El Árbol de la Vida; de la cual leí (en medios muy serios y especializados) que se les hacía una porquería ¡Ah! pero luego salen con frases como: “Amé Hotel Budapest” ¡No chinguen! Jajaja.

Y una vez más, desde este blog hacemos la aclaración de que nos falta mucha agricultura (por aquello de que hay que cultivarse). Únicamente soy un sujeto que va mucho al cine cuyos estudios universitarios están en el área físico-matemáticas, nunca he puesto un pie en un Starbucks y me gusta ir a ver obras de teatro universitario a la facultad de filosofía y letras porque la entrada es gratis… Así que ni de lejos le encontré lo fabuloso a esta película de Wes Aderson. Probablemente me falte ser más pretencioso y arrogante, como la gente a quien le gustó esta cinta.

 Un trabajo caóticamente bello pero demasiado adulada
Eso sí, no es una película fallida. Todo está llevado con un nivel de perfección y precisión sorprendente pero tampoco hay que inflarla. La historia bien se pudo haber alargado por horas ya que, como lo indico anteriormente, hay mucho personaje e historia de (por decirlo de algún modo) relleno. Y a momentos se queda trunco el relato de Monsieur Gustave (Ralph Fiennes) para meter el de Zero Moustafa (Tony Revolori) que también se queda trunco para meter la historia de Kovacs (Jeff Goldblum) y entonces regresamos con Junger Schriftsteller (Jude Law) pero espérame tantito porque ahí viene mejor la parte de Agatha (Saoirse Ronan) y luego cortamos a la toma de una maqueta pero déjame contarte lo que sigue de Monsieur Gustave pero antes veamos un homenaje a George Meliès y, y, y, entonces… Fin. Las luces se encienden y sale un montón de gente gritando “¡Es una obra maestra! ¡Es una obra maestra!” (¡!).

¿Divertida? Sí… ¿Se la van a pasar increíble? ¡Claro! ¿Súper inflada por la crítica? También.

4 comentarios:

  1. Se ve muy interesante, espero poder verla pronto.

    ResponderEliminar
  2. Para cuando la reseña de amazing Spiderman 2???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya está pero me falta darle el formato, los posters, el avance, fotos... se hará en dos partes. Espero que hoy 22 se suba.

      Eliminar