jueves, 17 de enero de 2013

Reseña: 180 Grados


Título: 180 Grados
País: México
Año: 2008 ¿? Estreno en cines: 2012
Director: Fernando Kalife
Reparto: Iliana Fox, Elizabeth Valdéz, Manuel García-Rulfo, Daniel Martínez, Alejandro Cuétara, Fernando Becerril, Rodrigo Cachero, Eduardo Blanco
Duración: 105 minutos

Sinopsis: “Salvador Díaz es un estafador experto. En la mayor parte de su vida, su medio de subsistencia ha sido engañar a otros... hasta que estafa al hombre equivocado. Después de meterse con Martín Soto, la vida de Salvador recae ahora en las manos (o más bien, la rodilla) de Gasparotto un deportista estrella lesionado cuya impecabilidad en el campo de juego se convierte en el factor más importante no sólo para “ganar dinerales” sino para recuperar su vida. Convencer a la gente de creer en Gasparotto es la más grande estafa de Salvador hasta el momento. Será en este momento de su vida donde finalmente encuentre su verdadero destino que es si realmente puede creer que hay algo más grande que él mismo”.

Pues el reparto de 180 grados fue la razón principal para animarme a ver esta película ya que en el cine mexicano casi siempre hay de dos sopas: estrellitas pendejas que se creen la gran cosa o desconocidos absolutos que saben actuar pero cuya carrera no tendrá continuidad. 180 Grados es la excepción en este caso.

Desafortunadamente, la película no tiene ninguna historia interesante que contarnos… o si había algo pues ni nos enteramos ya que la cinta nunca llega a un clímax por lo que al momento de que salen los créditos uno solo atina a decir: -¿Quéee? ¿Ya se acabó? ¿Y de qué chingados se trató?-

Sucede que son tantas las historias metidas en la película que no cierran bien. Tuvieron buenas ideas pero todas mal logradas.

Vayan ustedes a saber qué quería hacer Fernando Kalife con 180 Grados pero a mí me huele a que nada más andan tras los apoyos de FIDECINE. Ni les interesó armar una campaña publicitaria… ¿Qué salen muy caras las campañas? Pues para empezar ni el sitio web oficial de la película funciona y tomen en cuenta que hay anuncios de infinidad de empresas que te hacen tu página web con dominio y alojamiento por unos cuantos cientos de pesos. Ya estamos en la segunda década del segundo milenio y hasta el buscador google ofrece publicidad en Internet desde $500 mugrosos pesos así que eso de que la publicidad sale cara es de la era de los dinosaurios Alasrakianos jajaja.

Además anduvieron de lame botas con Cinemex y Cinépolis e hicieron; no una, ni dos, sino ¡Tres premieres para la película! ¡Y en el mismo país! Se sacaron de la manga que la estrenaban el 28 de diciembre en ciertas zonas y luego en el resto de las plazas mexicanas el viernes 4 de enero del 2013. Todo para darle una premiere patito a Cinépolis y otras dos premieres patito a Cinemex… ¿Fiestas sociales o premieres reales?

Premiere en Cinemex...

... ¿Premiere en Cinépolis?

Y oootra premiere en Cinemex...
ya todo mundo la había visto de gorra cuando se estenó jaja
Lo triste del asunto es que la película realmente es buena… desde el punto de vista técnico. Se ve bien y se escucha bien, todo luce como debe. Es decir, realmente estamos viendo una película profesional. Se tomaron el tiempo para hacer que las cosas funcionaran ¡Hasta aparece José Ramón Fernández!

Pero vuelvo a insistir que la historia nada más no conecta. Sin embargo, no sentí que los $30 pesos del boleto fueran una estafa… digamos que ver 180 Grados es parecido a comerse una bolsa de papas “Sobritas”: Sabemos que no son saludables, la bolsa tiene más aire que papas, no nos dejan satisfechos y sin embargo… nos tomamos la molestia de ir a la tienda a comprarlas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario