jueves, 3 de enero de 2013

Reseña: Post Tenebras Lux

Título: Post Tenebras Lux
País: México, Francia, Alemania
Año: 2012
Director: Carlos Reygadas
Reparto: Adolfo Jiménez Castro (Juan), Nathalia Acevedo (Natalia), Willebaldo Torres (El Siete), Rut Reygadas, Eleazar Reygadas
Duración: 104 minutos

Sinopsis: “Juan y su familia viven en el campo mexicano buscando la vida ideal. Pero pronto se encuentran acechados por la violencia y los demonios, propios y extraños. Provocativa, inquietante, intensa, Post Tenbras Lux es una película que escarba en las emociones más ocultas del espectador para invitarlo a ver la luz después de la oscuridad”.

Mucho se habla de cine comercial, cine de arte y que la mamada… Si se exige pagar por ver una película ¡Es comercial y punto!

Ese ha sido mi eterno problema con cualquier expresión artística; Si se me pide que pague (¡Ojo! No estoy diciendo: cooperar, cuotas de recuperación, donativos…) en ese instante aplico esta bonita frase-reflexión; “¿Vendes lo que haces o haces lo que vendes?”

Muchos artistas dicen (para mí una de las frases más trilladas) - Yo no hago esto o aquello para agradar o complacer a la gente, lo hago para mí- Suena muy bonito pero es una idiotez. Si se hace para uno mismo, pues que se queden en su casa. Que pinten, compongan o filmen en su sótano o en un estudio ¿Qué necesidad de andar dando giras y conferencias? ¡Ah verdad! Lo que en realidad quieren es vivir de lo que hacen (y eso es muy válido) pero para ganarse la vida de esa forma, deben de adaptarse al mercado o ser independientes y que yo sepa, ningún cineasta mexicano le ha dado en exclusividad la explotación de su obra cinematográfica a un cine independiente, todos se las dan a Cinemex, Cinépolis o Cinemark. El único congruente ha sido Arturo Ripstein quien estrenó La virgen de la lujuria en el 2006 con 3 copias y hasta eso, fueron muchas.

Algunos dirán que “el cine es caro” pues lo mismo es la escultura, la pintura, la música y demás bellas artes que vuelvo a insistir, se llaman bellas artes, no bellas profesiones o bellos oficios. Por lo que (en teoría) el arte no debería ser negocio sino legados culturales a la humanidad.

Como esa no es la situación y ciertamente, me cobraron por ver Post Tenebras Lux, luego entonces, hablaré de esta película como un producto.

Pues resulta que un sábado estaba escuchando los dos programas de cine que pasan en el IMER: Kinestesias Radio en Horizonte FM y luego Cinesecuencias Radio (con Roberto Fiesco) en Reactor FM y me sorprendió que Carlos Reygadas hiciera el doblete en los mencionados programas no tanto para hablar de su obra sino para casi llorar o suplicar (esa fue la impresión que me dejó) que los radioescuchas fuéramos a ver la película, que no se explicaba porqué nadie se interesaba en Post Tenebras Lux y continuaba Reygadas: -No sé si es por el poster que hicimos… las letras de la tipografía… que le pusimos le título en latín- Y decía que a lo mejor si cambiaban el poster y hacían no se qué cosas de marketing para jalar gente. La cosa es que me dio un poco de tristeza escuchar al Reygadas (¡Qué irrespetuosos e igualados somos en sangrons.blogspot.mx!) digo, al Señor Reygadas vendiendo su película por lo que el domingo que vi a mi mamá para salir a comer o pasear, pues nos dirigimos al Cinépolis Perisur para ver la cartelera y le pregunto: -¿Y si vemos la del loco del Reygadas?- a lo que me dijo que sí.

Salió algo caro ver la locura del Reygadas
Total que pagamos los boletos y pasamos por la dulcería (por lo menos si no nos gusta tendremos palomitas y refresco jajaja)

Para no alargar la reseña, medio nos gustó y medio no nos gustó. Lo que ocurre es que mete tantas cosas que ni aportan nada a la trama y mucho menos son interesantes, lo que hacen que el nivel de la obra baje.

La historia principal está muy bien, de hecho, contiene escenas tanto perturbadoras como memorables. La violencia está presente desde el comienzo, me sentí muy incómodo en todas las escenas de crueldad contra los animales (para mi gusto, excesivas) no es que sea un espantadizo pero prefiero ver a un humano descuartizando o degradando a otro humano (Soy fan del director Shion Sono) que ver cómo matan o le pegan a un perro… Eso me afecta.

Lo mejor de Post Tenebras, que además un usuario comparte la misma opinión con su servidor es (y cito): “Me gusta mucho como se pitorrea de la puta clase media-alta chilanga, tan aspiracional, pendeja y decadente. Le da al clavo cabrón, representa a mucho pendejos que andan por ahí sintiéndose hombres exitosos y que en el fondo son unos egoístas utilitarios de mierda” - wow900tidy910

Todo esto en referencia a una de las mejores escenas en la que se muestra a un grupo de pretenciosos en una fiesta de la high society mexicanita hablando de Dostoyevsky, Tolstoi y Chéjov… y así es la onda de la cinta: Contrastes.

Contrastes de jodidos nacos y ricos corrientes, violencia y amor, vida y muerte.

Cuadrito difuso en los extremos y nítido en el centro (WTF!)
Pero no era necesario hacer tanta mamada, como ver a unos desconocidos jugando un partido que nada tiene que ver con la historia u orgías (o lo que se que fuere) en los baños parisinos. Pero solo el diablo sabrá que chingados quería hacer Míster Reygadas que desconecta la trama principal cada tantos minutos para meter cosas (lo digo como un ignorante del cine pues no estudié en ninguna escuela) que ni bien filmadas están.

Ahora, otra cosa que me frustró (porque cuando sueño, sueño en CinemaScope, Vistavisión o en Todd-AO jaja) es que toda la película es un pinche cuadrito difuso en los extremos y nítido en el centro. ¿Es una alegoría de que vemos al mundo desde la perspectiva del fondo de una botella de Coca-Cola?

Eso no me gustó porque pagué $67 pesos para ver un cuarto del tamaño de la pantalla y además borrosa en los contornos (porque así quiso el Señor… el Señor Reygadas) cosa que me frustró. Parece que ese es el juego del director; hacer una cinta que irrite con todos esos detalles fastidiosos.

Carlos Reygadas con el reparto de  "Post Tenebras Lux"
Foto: Bernardo Soto
Y eso es lo extraño y que no me explico (al igual que Carlos) Post Tenebras no es mala, tiene muy buenas líneas, escenas geniales (Reunión de Alcohólicos Anónimos, la fiesta de los riquillos pretenciosos, una cabeza que… uhmm se desprende o un diablo iridiscente que deambula por un hogar) pero se le pasó la mano al meter ahora sí que porquerías sin sentido. Eso sí, el desnudo artístico del inicio es muuuy bueno jaja

La única forma de disfrutar Post Tenebras Lux es verla toda y luego, con calma, editarla en la cabeza para quedarse con lo que vale la pena, ahora sí lo que viene siendo la carnita.

Desafortunadamente en sangrons.blogspot.mx reseñamos muy tarde ya esta cinta pero el único lugar donde valía la pena verla era en la Cineteca Nacional con sus precios de $25 pesos y es que ese es el precio justo por verla; no más de $25 pesos y si se lo preguntan. Sí, me dio un poco de coraje pagar $67 por mi boleto pues no me imaginé la fueran a programar, regalar posters de la película y contar con la presencia del director en la Cineteca... no soy mecenas ni filántropo, no me gusta regalar dinero, exijo desquitar cada centavo porque me están cobrando, así que espero se termine de hablar de cine comercial y de cine de arte porque si cobran ya es comercial.

“No es puta, porque las putas se venden, ella se regala..."


No hay comentarios:

Publicar un comentario