martes, 11 de diciembre de 2012

Reseña: Gebo y la Sombra (Gebo et l’ombre)


Título: Gebo y la Sombra
Título Original: Gebo et l’ombre
País: Portugal, Francia
Año: 2011
Director: Manoel de Oliveira
Reparto: Michael Lonsdale (Gebo), Claudia Cardinale (Doroteia), Ricardo Trêpa (João), Leonor Silveira (Sofia), Jeanne Moreau (Candidinha), Luís Miguel Cintra (Chamiço), Bastien Guio (vecino)
Duración: 95 minutos

Sinopsis: “Inspirado en una pieza teatral del dramaturgo modernista portugués Raul Brandão, Manoel de Oliveira, el cineasta en activo más longevo del mundo (104 años), relata la historia de un viejo contador parisino de principios del siglo XX, quien ha ocultado a su mujer la mendicidad en que vive el hijo de ambos. Su regreso al hogar tendrá fatídicas consecuencias. Filme realizado como una pintura que cobra vida, el cineasta portugués encuentra en este relato del pasado fuertes ecos en el presente, al abordarse en la historia temas como la crisis económica en un mundo en el cual las relaciones las rige el dinero”.

Me da mucha pena hacer esta reseña porque me quedé dormido como a la mitad de la película.

Sin comentarios por el momento... ya repondremos esta reseña algún día
 
Luego de que hace dos años se exhibiera El Extraño Caso de Angélica (O Estranho Caso de Angélica) esperaba ver algo menos acartonado (literalmente hablando) como lo fue Gebo y la Sombra. Lamentablemente la cinta me aburrió lo suficiente como para caer en los brazos de Morfeo y despertar para ver los últimos 10 minutos. Caso contrario a la siguiente película que vi ese mismo día y que me dejó con la boca abierta casi toda la función (Holy Motors).

Me dormí a la mitad de Gebo y la Sombra
 
Yo de verdad quería ver al señor Michael Lonsdale pero no aguanté. Además de que me quedaré con la duda (al menos que la vuelva a ver algún día) de por qué la mayoría de las críticas para con la película de Manoel de Oliveira son muy negativas como la de Carlos Boyero del periódico El País que la titula:

Entre el sopor y la irritación

“No me quedan calificativos para describir la última y tediosa ocurrencia de Manoel de Oliveira, ese venerado director de 104 años que firma O gebo e a sombra (Gebo et l’ombre). Según él, adapta una obra que supone un ilustre antecedente del Esperando a Godot, de Samuel Beckett, y también una reflexión sobre el poder. Celebro que el maestro me aclare el argumento de su película ya que a mí me resulta imposible entender nada de lo que me está hablando. Pero si normalmente su lenguaje para no contar nada se distingue por el estatismo, aquí ha superado todos sus límites. Ojalá que Oliveira viva 100 años más si ese es su deseo, aunque mi alivio será inmenso el día que ya no tenga la obligación profesional de ver sus películas en los festivales, los únicos escenarios que ofrecen admirado cobijo a su insoportable cine”

Luis Miguel Cintra, Michael Lonsdale y la actríz Claudia Cardinale durante la
edición 69 del Festival de Cine de Vanecia, Italia
 
Les quedo a deber la reseña que algún día actualizaré por lo que les dejo únicamente el poster, trailer (en portugués), ficha, sinopsis y fotos de Gebo y la Sombra (Gebo et l’ombre)

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario