sábado, 22 de diciembre de 2012

Reseña: César Debe Morir (Cesare Deve Morire)

Título: César Debe Morir
Título Original: Cesare Deve Morire
País: Italia
Año: 2011
Directores: Paolo y Vittorio Taviani
Reparto: Cosimo Rega (Casio), Salvatore Striano (Bruto), Giovanni Arcuri (César), Antonio Frasca (Marco Antonio), Juan Darío Bonetti (Decio), Vincenzo Gallo (Lucio), Rosario Majorana (Metello)
Duración: 76 minutos

Sinopsis: “Durante un periodo de seis meses, los veteranos cineastas Paolo y Vittorio Taviani registraron los preparativos para una puesta en escena de la tragedia Julio César de William Shakespeare en el interior del penal de máxima seguridad de Rebibbia. Los intérpretes son los propios internos del lugar. Con este documental, ganador del Oso de Oro en el Festival de Berlín, los hermanos Taviani reflexionan sobre la capacidad del arte para conseguir que el hombre profundice sobre su condición existencial. Para todos los que participaron en este experimento, la vida tras las rejas nunca volvió a ser la misma”.

Los hermanos Taviani plantean un analogía entre la vida de los presos de Rebibbia y la de los personajes de la obra de Shakespeare.

Digamos que me gustó y no me gustó la propuesta de los Taviani Brothers ¿Por qué? simplemente porque nos están dando a entender que el arte auxilia, resguarda y devuelve el ánimo y la libertad a quienes cuentan únicamente con una ventana y barrotes…

¡Pero si son criminales! La verdad, me cuesta trabajo entender que se les debe de dar esperanza, abrazos y apapachos a criminales; escoria de la sociedad, personas que quebrantaron la ley que hicieron sufrir a otro ser humano. Me gustaría saber si a las víctimas de estos criminales también les van a dar oportunidad de hacer una obra de teatro para que dejen de vivir en el temor y la angustia diaria de haber sido víctimas de estas lacras, claro… las víctimas que no fueron asesinadas por estos sujetos.

Dicen que hay que poner un teatro dentro de cada cárcel...
yo digo que mejor un teatro en cada comunidad  para que no se necesite un teatro
dentro de una cárcel.
 
Pero supongo que la intención de los Taviani Brothers era mostrarnos que dentro de un asesino, un narcotraficante, etc. hay un corazón de oro. Ya ven que Salvatore Satriano (Gomorra) que hace el papel de Bruto salió de la cárcel y se dedica a la actuación en forma. Así pues, los mejores momentos de este trabajo es cuando vemos las audiciones de los presos.

Los Taviani Brothers triunfando en Berlín
 
Otra decisión importante en la cinta es jugar con el blanco y negro en las partes de realidad y el empleo del color cuando se representa la obra.

Mi parte favorita (porque les digo que a mí nada más no me convence andar apapachando a los criminales) es cuando uno de ellos al terminar el espectáculo y como reflexión final dice: “Desde que conocí el arte, esta celda se volvió una prisión” ¡Como debe de ser señor criminal, como debe de ser!...

No hay comentarios:

Publicar un comentario