viernes, 22 de julio de 2011

Desde Veracruz, el regalo que no fue...

- En unos minutos llegaremos a Coatepec donde los que gusten podremos disfrutar de un café en Finca Andrade... -

Me gusta viajar y no me gusta viajar, el genial Homero Simpson tiene su opinión “¿Para qué salir si vamos a regresar de todos modos?”

Salir de viaje me causa nostalgia, imagino mi vida en esos lugares alejados y distintos. ¿Tendría más amigos?, ¿Tendría una vida social más activa?, Viviendo allá... ¿Soñaría con vivir en la Ciudad de México?, ¿Esa casa pintoresca de tejas y ladrillos sería mi casa?, ¿Esa chica que va pasando sería mi novia?, ¿El negocio aquel de la esquina sería mi negocio?, ¿Esa cafetería sería donde me reuniera con mis amigos?

Las posibilidades son casi infinitas, la nostalgia de los viajes continúa cuando se hace la escala en la tienda de recuerdos y demás chucherías, simplemente porque… pues no tengo a quien regalarle, y ahí empieza la frustración.

-Sí, lo compraría pero… ¿A quién se lo doy?
¡Ah! Qué bonito collar, sí, lo compraría pero… ¿A quién se lo doy?
Y la pluma, el vestido, el arete, el dijecito, sí, los compraría pero… ¿A quién se lo doy?-

- En unos minutos llegaremos a Coatepec donde los que gusten podremos disfrutar de un café en Finca Andrade... -

¿Y si no compro nada?... No, voy a comprar algo. No sé, algo para… para… sí, para Linette o para Fernanda… ¡Maldición!

Finalmente opté por comprar una bolsita muy decente de granos de café cubiertos con chocolate. La transacción fue realizada, ahora bien, ¿Cuánto tardaría la entrega del souvenir veracruzano?

Vía Facebook:
- Hey Linette ¿Cómo estás? A ver que día nos vemos para salir, te traje un recuerdito de Veracruz…
La entrega nunca fue completada, por cuestiones de trabajo (ella) tiene una apretada agenda, además por cuestiones sentimentales (ella) tiene una relación con… alguien.

La bolsa está cerrada y a mi lado mientras tecleo…

“¿Para qué salir si vamos a regresar de todos modos?”
Sí, lo compraría pero… ¿A quién se lo doy?
Por eso odio salir de viaje, amo salir de viaje, odio regresar, me gusta volver a la realidad de vez en cuando.

La leyenda en la parte de atrás de mi bolsita de granos de café cubiertos con chocolate de papael estraza:

"En el municipio de Coatepec, Estado de Veracruz a una altura de 1300 metros sobre el nivel del mar, se produce café de la mejor calidad. La mezcla de este fruto con el chocolate que es un excelente alimento por su contenido energético y nutritivo que da como resultado un delicioso sabor para consentir su paladar.
Hecho en Veracruz, México"

No hay comentarios:

Publicar un comentario