martes, 5 de marzo de 2013

Reseña: The Master; Todo Hombre Necesita Un Guía (The Master)


Título: The Master; Todo Hombre Necesita Un Guía
Título Originla: The Master
País: Estados Unidos
Año: 2012
Director: Paul Thomas Anderson
Reparto: Joaquin Phoenix, Philip Seymour Hoffman, Laura Dern, Amy Adams
Duración: 138 minutos

Sinopsis: “Un retrato impactante de los vagabundos y buscadores espirituales del Estados Unidos posterior al fin de la Segunda Guerra Mundial, EL MAESTRO de Paul Thomas Anderson despliega la travesía de un ex combatiente naval, Freddie (Joaquin Phoenix), que llega a casa de la guerra sin sosiego ni certeza de su futuro hasta que lo tientan la causa y su carismático dirigente, Lancaster Dodd (Philip Seymour Hoffman). Amy Adams interpreta a la esposa de Dodd, Peggy”.

Creo que esta cinta está a un nivel muy elevado (intelectualmente hablando jajaja pero interprétenlo como quieran) porque ¡No entendí ni papa!

Dando un poco de contexto: El fin de semana hice planes para ver Anna Karenina allá por la zona de Reforma e Insurgentes pero todas las funciones estaban agotadas, por lo que me dirigí a otro cine en donde estaban exhibiendo casi en el mismo horario la de The Master; Todo Hombre Necesita Un Guía (sangrons siempre tiene un plan B cuando de cine se trata) la cual también quería ver.

No sé la razón del por qué me dio la cosquillita de ver The Master. Probablemente por la participación de Philip Seymour Hoffman o que también estaba la muñequita de Amy Adams, el que tuviera una nominación para los premios Óscar®…

La cosa es que me quedé en el limbo… no atiné a descubrir qué era lo que deseaban contar. Necesitaba averiguar el porqué sufrí un knockout que me dejó imposibilitado para comprender de qué chingados iba el rollo en The Master.

Desafortunadamente quedé igual (o peor) pues la crítica divide opiniones. Tenemos a quienes la odian y los que piensan que es una obra maestra:

A favor: “La de Anderson es una obra que ha entendido que nuestro vínculo con cada manifestación artística puede ser tan inaprensible e insondable como nuestro vínculo con todo lo demás, lo cual no da sino una razón más que estimulante para seguir explorándola hasta las últimas consecuencias. Por ello, si únicamente entienden el cine como fuerza de evasión, si no están dispuestos a concederle la condición de reacción sensible a lo indescifrable y creen que las obras maestras se explican por sí solas, aléjense de ella. Si en cambio creen que el cine sí puede ser una conjunción de fuerzas de la naturaleza (humana), lanzar preguntas sin hallar necesariamente las respuestas, escarbar en los rincones más recónditos del alma para alcanzar la posibilidad de trascender y redimensionarse en el tiempo, entonces sí: esta es su obra maestra.”

En contra: “No me entusiasma la obra de Paul Thomas Anderson, quien ha obtenido unos desmesurados reconocimientos con una filmografía formada por apenas unos cuantos títulos (no es que se prodigue mucho a la hora de ponerse tras las cámaras). “The Master” (ver tráiler y escenas) no mejora mi opinión sobre este cineasta, aunque no me cabe la menor duda de que sus incondicionales seguidores continuarán idolatrándolo. ¿Es en verdad uno de los grandes artistas que nos ha dado el séptimo arte en las dos últimas décadas o un correcto pero sobrevalorado realizador y guionista? Personalmente me quedaría con esta última descripción…”

Y los comentarios de los asistentes a las salas de cine guardan cierta similitud: Es aburrida, es horrenda, la peor película que he visto en mi vida, soporífera, es malísima… y al mismo tiempo, otros dicen “es una obra maestra” “la película de la semana”…

Sobre la película les diré que...
este.. uhm... ¿Ya vieron que las Saladitas son tostadas? ¡Y van con todo!
Regresando al punto de que no entendí nada. Me refiero a que no supe cuál era la razón de ser de la película, ahora sí que como quien dice: ¿Y como pa’ qué chingados la hicieron?

Sí, tenemos al borracho y agresivo Freddie (Joaquin Phoenix) con el magnánimo profe Lancaster Dodd (Philip Seymour Hoffman) que juntos son dinamita…

Sí, pone el dedo sobre la llaga y es muy dura con el tema de las sectas.

Sí, vemos a personajes lidiando con sus demonios, dualidades morales, el embuste, la locura… esa necesidad de cambio y mejora ¿Y…?

Y entonces… ¿Qué? Es decir, yo no vi nada de lo que tanto le aplauden a la cinta. Probablemente soy un ignorante pero me considero lo suficientemente preceptivo y receptivo como para medio entender las propuestas autorales.

O igual y The Master es un gran chiste, una broma tan elevada que únicamente unos cuantos pudieron entender. Y si es así, pues qué mamada de creerse tan finos que excluyen al público normal… y que idealista de mi parte por querer y creer que el arte debe estar abierto a todos.

Actor Joaquin Phoenix con el director Paul Thomas Anderson y en el
medio: Philip Seymour Hoffman
 y compañía durante la premiere en Venecia
Foto: Villa/WireImage
En esta ocasión, nuestra reseña no es concluyente por que no sé si se me hizo tediosa y sin sentido por mi falta de estudios o porque en verdad no tiene sentido… no sé si hay que ver The Master estando drogado o borracho o vayan a saber.

Si algún intelectual nos lee (lo dudo) me encantaría compartiera su opinión y nos diga qué es lo fantástico que tiene The Master o en su caso, nos comparta o recomiende alguna bibliografía para que ya no seamos tan brutos y le entandamos a esto que hizo Paul Thomas Anderson.


4 comentarios:

  1. Yo la vi, y algunas cosas me parecieron interesantes, pero al final si me quede asi de ¿que onda?, yo le pondria un 7 ya que en ningun momento la senti aburrida, pero, como tu dices, no le encontre sentido.
    ¿Vas a ver Oz el poderoso?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escribí aburrido como sinónimo de "no pasa nada" como esa escena de las motos en el desierto... ¡No pasa nada! jajaja. Supongo que como no creo en ninguna religión y todo es negocio con la fe (la fe es una mercancía) no me impactó. Sí vamos a ver Oz El Poderoso!!! :)

      Eliminar
  2. Que te diré, la fui a ver dos veces de tanto que me gustó. No podría explicar exactamente qué fue, pero me hipnotizó sencillamente, la construcción de escenas, actuaciones, dirección (o lo que entiendo por eso), las situaciones en sí.

    Y nel, no soy algún tipo de intelectual je.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que esta cinta es tan íntima que los que la ven estando en la misma sintonía que el autor se enganchan... Es bueno que te haya gustado pues invertiste tiempo y dinero en esta obra. Contrario a tu experiencia, no la vi una segunda vez. Si me la llego a encontrar la veré de nuevo, puede ser que se nos pasaron detalles importantes. Saludos!

      Eliminar