miércoles, 13 de marzo de 2013

Reseña: La Reina Infiel (A Royal Affair)


Título: La Reina Infiel
Título Original: A Royal Affair (En Kongelig Affære)
País: Dinamarca, Suecia
Año: 2012
Director: Nikolaj Arcel
Reparto: Alicia Vikander, Mads Mikkelsen, Mikkel Boe Følsgard, David Dencik, Trine Dyrholm
Duración: 137 minutos

Sinopsis: “En un matrimonio arreglado, la princesa Caroline Mathilde de Inglaterra tiene como marido al desequilibrado Rey Christian VII de Dinamarca. El doctor alemán Johann Struensee consigue el preciado puesto de Médico Personal del Rey, siendo un fiel compañero y consejero para Christian. Caroline se enamora de Struensee, y ambos inician una relación oculta que cambiará la historia de su nación para siempre”.

Todo en esta cinta me atrapó menos es título porque es muy injusto, es hasta más machista que el nuevo papa versión 2013: S.S. Paco I.

De hecho, la cinta es un canto a la libertad total; de culto, expresión, decisión, amor…

Si bien, la temática va en la línea del drama y el romance. No explota muy bien esas líneas, faltó más emoción. Sin embargo, creo que lo que deseaban explotar era la vertiente histórica del cambio ideológico por el que estaba pasando la sociedad: La Ilustración.

Mads Mikkelsen es un actor que ha llamado mi atención últimamente desde su magnífica actuación La Caza (Jagten, Vinterberg, 2012) pero ha estado en muchas otras producciones grandes de Hollywood donde curiosamente la hace de maloso. Aquí en La Reina Infiel está excelente.

Pero el que se lleva las palmas es Mikkel Boe Følsgard como el rey Christian VII de Dinamarca pues realmente nos transmite toda la gama de emociones que posee este personaje.

Desafortunadamente lo más débil de este trabajo es la protagonista Alicia Vikander, pues como la princesa Caroline Mathilde de Inglaterra nada más no da color. No sentimos nada de lo que se supone está sintiendo el personaje; si está triste, feliz, enamorada, enojada, angustiada… no nos enteramos de nada de eso.

No tengo mucho más que aportar en esta reseña más que las impresiones de que todo el concepto de marketing que trae esta cinta se encuentra erróneo. Lo cual es muy grave debido a que hay púbico que me imagino entrará al cine con la idea de ver una historia de amor de la realeza cuando en realidad, el film guarda más afinidad con la intriga políticas y los juegos de poder (que fue la parte que me gustó).

Intrigas con un toque de romance...
Eso sí, para los que gustan del cine de época. Esta cinta no tiene falla pues es espléndida, no repararon en gastos para tantos detalles que hay en cada escena y si le sumamos el aire de idealismo que se respira en la película (hasta te enojas y odias a algunos personajes de tan metido que estás en la historia) creo yo que es una buena opción para ver. 

Mikkel Boe Folsgaard, Cyron Melville, Trine Dyrholm, Mads Mikkelsen, Alicia Vikander,
Thomas W. Gabrielsson y David Dencik en la 62 edición de la Berlinale
Foto: Andreas Rentz/Getty Images Europe
Eso sí, prepárense para las dos horas y veinte minutos de duración… Por cierto, algunos cinéfilos extremos se están aventando el uno-dos. Es decir, ven Anna Karenina y luego La Reina Infiel o viceversa, cada quien sus gustos pero no lo haría jaja.


No hay comentarios:

Publicar un comentario