sábado, 10 de septiembre de 2011

Reseña: Miss Bala

Título Original: Miss Bala
País: México
Año: 2011
Director: Gerardo Naranjo
Reparto: Stephanie Sigman, Irene Azuela, Miguel Couturier, Gabriel Heads, Noe Hernandez, James Russo, Jose Yenque
Duración: 113 minutos

Sinopsis: "Miss Bala es la historia de los sueños rotos de Laura, una joven cuyas aspiraciones de convertirse en reina de la belleza se vuelven en su contra, y la hacen caer en manos de una banda que tiene aterrorizado a todo el norte de México. Gerardo Naranjo nos acerca, de un modo sutil y clarividente, la realidad de un país que se desmorona, de un México corrupto y sin ley".

Me dirigí a la Cineteca Nacional para ver la presentación de Miss Bala con el director Gerardo Naranjo.

Una razón de peso por la que asistí, fue la increíble cobertura que se le dio la película: ¿Paola Rojas hablando de Miss Bala? ¿Todos los noticieros de Televisa hablando de Miss Bala? ¿De cuándo acá se apoya favorablemente una cinta de este tipo?

Ni siquiera Nicolás Alvarado salió con pendeja frase de “No la vi y no me gustó” para pitorrearse.

Lo primero que vemos es la introducción de la 20th Century Fox… ¿La payolearon en los medios “informativos”? ¿Porqué estoy obsesionado con el tema de la desconfianza?

Miss Bala es una película que a propósito es confusa, no entendemos nada, no comprendemos por qué ocurren las cosas… ¡Como la vida real! Lo único presente en toda la cinta es el miedo, no hay tranquilidad.

Tal parece que la visión de la cinta es igual a la visión que tenemos… me corrijo, ¡Tengo! porque no puedo hablar por los demás, es un sentimiento de resignación. Para mí, el país está bien jodido, no tengo ni puta idea de cómo se va a solucionar esta situación… ¿Habrá solución?

Me siento culpable de que me la pase bien mientras otros no, yo (no cago dinero, ni tengo un árbol mágico de billetes) tengo una educación universitaria y mi vida lleva una rutina.

Stephanie Sigman como Laura; la "Miss Bala"
Voy a Cinemex dos veces a la semana… otros no tienen para comer.

Me gusta ir a conciertos de rock siempre que puedo… otros ni para el camión para ir a trabajar tienen.

Me doy la libertad de ir a la Cineteca Nacional cuando se me da la gana… otros no pueden ir con el médico cuando se sienten mal.

Mi pasatiempo favorito después de la música y el cine, es caminar sin dirección por las calles de la colonia Roma… otros no tienen la certeza de saber si van a regresar de la calle.

Voy a los clubs de la Condesa o Polanco y regreso de madrugada a casa en taxi… otros, saben que a las 10:00 de la noche es inseguro hasta asomarse por la ventana.

¿Entonces? ¿Qué debería de hacer? ¿Continuar con mi vida hasta que nos cargue la chingada a todos?

¿Resignación y el lamentarse de que a los demás les va mal… desde la comodidad de un sillón?

Estaba buscando el poster de la película y llegué por casualidad a la página del periódico Milenio (sí, ese donde escribe Loret de Mola y demás fauna nociva) y me encontré con los comentarios de:


Flash Gordon y Zy_LadyHawk… dos personajes cuyo único propósito en la vida es instalarse en la Ultraderecha hablando caca de López Obrador y erróneamente aplicar el silogismo de Izquierda = López Obrador, claro, sus “Nicknames” tendrían que estar a la altura se su tufo intelectualoide de derecha… ¡Ah claro! Me pongo Flash Gordon porque es un héroe de los comics y que tuvo una película con la música de Queen (osea gooeeii) y ¡Por supuesto! Tenemos a su compiche LadyHawk defensora del primero, cuya misión es calificar a toda persona que no opine de la misma forma que ella como, oiga usted: ¡Fascistas y Nazis!

Todo por el comentario de Gerardo Naranjo, en el cual, menciona que no se explica cómo el señor Calderón repudia la entrada de armas al país si la frontera está descuidada... El comentario se basó a que en una escena, Stephanie Sigman en el papel de la "Miss" cruza la frontera en una camioneta llena de cajas ¡Sin ser revisada!

Por estas y muchas razones más, esta película me deprimió, me dejó desnudo y vulnerable. No sé que hacer.

El propósito de esta cinta es no dejarnos indiferentes, pero… ¿Qué hacemos? ¿Derrocamos al gobierno? ¿Hacemos explotar la cámara de diputados? ¿Le decimos al cártel criminal más cercano a nuestra casa que mejor vayan a la feria del empleo 2011?

O disfrutamos, como en mi caso, de lo poquito que tenemos, esperando el inminente final del país en una orgía de sangre y muerte.

Y después de Miss Bala... ¿Qué?

No hay comentarios:

Publicar un comentario