jueves, 31 de marzo de 2011

Reseña: Así Pasa Cuando Sucede (Whatever Works)

Título: Así Pasa Cuando Sucede
Título Original: Whatever Works
País: Estados Unidos / Francia
Año: 2009
Director: Woody Allen
Reparto: Larry David, Evan Rachel Wood, Ed Begley. Jr, Patricia Clarkson, Conleth Hill, Michael Mckean
Duración: 92 minutos

Sinópsis: "Boris Yellnikoff un extraño misántropo de Manhattan (Larry David) conoce a una ingenua e impresionable joven del sur (Evan Rachel Wood) que se va de su casa para vivir en Nueva York. Cuando sus estrictos padres (Patricia Clarkson y Ed Begley Jr.) viajan a la Gran Manzana para llevarla de vuelta a casa, se verán inmersos en sorprendentes y confusas situaciones románticas, descubriendo que encontrar el amor depende en gran parte de la casualidad y de la suerte".

El afiche lo promociona como la nueva comedia de Woody Allen… Lo cierto es que no me había identificado con un personaje así desde el Dr. Sheldon Cooper o Dr. House; pero no se confundan, este personaje fue primero, únicamente que esta historia quedó guardada desde los años 70's. Llega pues un nuevo hombre de ciencia, un físico que estuvo nominado al premio Nobel de Física por mejor película supongo jaja.

El personaje de Boris interpretado por Larry David es un hombre adorablemente petulante; con frases como: “Sé que es difícil para una persona ignorante como tú, convivir con una mente altamente brillante como la mía”. Es un personaje que desde el inicio de la película rompe esquemas, rompe la cuarta pared y le habla al tú por tú al espectador, nos regaña, nos ridiculiza y nosotros lo amamos.

Un físico psicológicamente perturbado cuyas relaciones sociales son limitadas, él no está desesperado por tener sexo, él no está desesperado por encontrar el amor, él sabe que la vida es un sin sentido y lo sabe porque "Ha visto la película completa”.

No me quedó claro si era un Ateo o Agnóstico, de cualquier manera, sabe que no hay nadie allá afuera… Ahora como Físico en el ocaso de su carrera se dedica a “enseñar” a mocosos desagradables y molestos a jugar ajedrez, tiene un problema para cada solución. Su primera relación falla por tener tanto en común, en su segunda relación no tendrá nada en común pues Melody (Evan Rachel Wood) una chica sureña que llega a buscar suerte en Nueva York ha tocado la puerta, como el mismísimo destino que toca la puerta… es tiempo para ser espectadores de un idilio entre una típica chica norteamericana semi-virginal y un adulto calvo, canoso y que canta feliz cumpleaños cada vez que se lava las manos.

¡Evan Rachel Wood es una delicia!
Esta película no deja títere sin cabeza, analiza a la religión, el sistema educativo, las relaciones humanas, la música, el sentido de la vida, la homosexualidad.

-Dios es gay-
- No, él creó el cielo y la tierra, las flores, los árboles, las montañas…-
- Dios es decorador… es gay-

Lo único malo de mi experiencia en el cine fue que asistí el miércoles, día en que las mentes subnormales van al cine, no a ver la película, sino, a pasar el rato, del tipo:

-Vamos por un café, pero son las 5, mientras dan las 8 vamos a ver una película-
-¿Cuál?-
-Pues la que esté- 

O la otra:

-“Sí mana, encontré una tienda en el mall que vende unos zapatos nice- 
-Oye y ¿Qué hacemos ahora? Vamos a ver una película ¿no? ¿Cuál?-
-Pues la que esté-

Y ya estuvo que nos desgraciaron el día a los que leemos la crítica, buscamos el cine y el horario para ver LA PELÍCULA y no “la que esté”, por lo que hay que joderse a escuchar las risas falsas de señoras menopáusicas o treintonas corrientes que no saben que están en el cine y que su risa es molesta, carajo váyanse a reír como guajolotas al café donde pirujean regularmente, y dejen de estar chingando, no se deben de reir de toooodo lo que pasa en la película, es humor, no son graciosadas de Chespirito a la que su pinche vida mediocre está acostumbrada,  pinches viejas de risa forzada mal cogidas jajaja.

Festival de Tribeca
De ahí en fuera, la película es un 9 o un 8, depende si van a ver la película al cine del Mall. Aclaro, que cuando fui a la 52 Muestra Internacional de Cine en la Cineteca Nacional para ver The Kids Are All Right, la sala estaba totalmente llena y se disfrutó plenamente, pues la gente sabe reírse en tiempo y forma… tal parece que hasta eso hay que saber.

Vayan a disfrutar de esta gran cinta si están acostumbrados al cinismo, sarcasmo y desfachatez de nuestros políticos mexicanos, digo… de The Simpsons, Family Guy, The Big Bang Theory y Dr. House. Para que me entiendan, la historia va marcada siempre de un pesimismo inteligente. Ah, se me pasaba algo importante: Evan Rachel Wood está mami mami ja.


No hay comentarios:

Publicar un comentario