viernes, 25 de marzo de 2011

Macho Alfa Dominador de la Situación... (Lo Clásico)

Lo clásico: Salí a un antro con un par de amigos y resulta que por caprichos del destino, en esa noche de alcohol, conocí a una chica (por eso decía que era clásico) y por un capricho más del destino (¡Pero que caprichoso es el destino!) me puse de pie, caminé hacia ella, me acerqué a su lado y me presenté como todo Macho Alfa dominador de la situación haría… Todo lo demás se encuentra difuso en mi memoria, lo que sí me acuerdo bien fue que estábamos abrazados frotándonos la espalda, mientras le daba besos a su cuello y a su mejilla… algo me dijo que tenía como un mes de haber cortado con su novio y que era un patán, que no le daba su lugar.

Como toda persona inexperta en el amor (o las relaciones sociales) no podía creer que una chica como ella fuera tratada así por Don Patán… y menos que un chico como yo estuviera momentáneamente con una chica como ella.

Lo que le siguió fue que antes de despedirnos intercambiamos teléfonos. Eso sí, como todo un experto cinéfilo, no tuve tentación de marcarle durante todo el fin de semana -A lo mejor ni es su número…- pensé. Fue por eso que me sorprendió que ella me llamara a mí. Perfecto, mi ego subió un 200% La invité a salir. Nos quedamos de ver en una fuente de sodas (jaja ya nadie las llama así, digamos… una heladería cuya imagen es una vaca que pertenece a una Santa).

Lo clásico: Pedimos algo, platicamos varias horas y después decidimos que dar la vuelta por un centro comercial sería lo mejor.

-Hay que ir a Parque Lindavista- dijo ella

-Me parece bien- contesté, sabiéndome Macho Alfa dominador de la situación

-Vamos en mi carro…- Agregó ella, y mi posición Macho Alfa empezó a debilitarse.

-Ah... sí, está bien-

-Aquí es, es este- Me dijo…

Yo, un chico clase-mediera detuve mi andar y constaté cual era el pequeño automóvil de la nena: ¡Un Mini!… Sí, un Mini Cooper (Posición Macho Alfa dominador de la situación desactivada… beep, beep)

Llegamos a la plaza y le dimos unas vueltas, ella argumentaba que su servidor era muy agradable y divertido a lo que deberíamos de salir nuevamente…

La cita terminó y lo clásico: me enamoré de su físico, de su personalidad y de su auto.

Lo clásico: La invité a salir de nuevo.

Lo clásico: Me dejó plantado.

Lo clásico: Hoy viernes volveré a salir a un antro con un par de amigos esperando que mi posición Macho Alfa dominador de la situación vuelva a aparecer… ¡Clásico!

No hay comentarios:

Publicar un comentario