martes, 22 de marzo de 2011

Soledad

Que yo recuerde, siempre he sido una persona solitaria. Creo que siempre me gustó ser así; jugaba solo, hacía mis propios planes. A decir verdad, mucha gente se extrañaba que siempre estuviera solo, pero no me sentía mal, creo que un poco de eso influyó en que nunca pude quedarme el tiempo suficiente en un lugar para sentirme en confianza. Cuando ya estaba a punto de acostumbrarme, cambiaba de entorno y debía volver a hacer todas las cosas desde el principio… de hecho, odio los cambios.

Me caga el iPod, me caga Windows, me caga cualquier cosa que se tenga que cambiar por la nueva versión, me cagan los celulares que se vuelven basura a los 6 meses, los nuevos autos, me caga que tenga 3 veces la misma película en beta, vhs, dvd y me caga que la voy a tener en blu ray.

Yo quiero mis discos de Vynil, los autos… los de antes… los de metal, recibir el correo con los timbres postales, teclear en la máquina de escribir, ir a la cafetería por un malteada, los amigos de toda la vida… Pero no me tocó eso.

No me gusta hacer nuevos amigos, recuerdo que odiaba cambiar de escuela, por eso preferí estar solo, neciamente estar en contra del cambio.

Soledad; La Wikipedia la define como: “Aislamiento o confinamiento, falta de contacto con otras personas…”

“…El aislamiento emocional es un término utilizado para describir el estado en el que el individuo está emocionalmente aislado, a pesar de tener una red social normal.”

Me llamó la atención ese término: “aislamiento emocional” buscando un poquito encontré que se refiera al individuo que “no llega a entablar relaciones intensas ni cercanas con nadie y reduce su grado de compromiso emocional para no sufrir ni desilusionarse.”

“Quienes se desconectan emocionalmente de su entorno por miedo a sentir un vacío, en realidad, lo están generando. De hecho se sienten incompletos aunque estén rodeados de afecto y de cariño, ya que no los registran internamente. Perciben que algo falta en su vida, pero no se dan cuenta de qué es y, si la razón verdadera aflora a la superficie, la acallan de cualquier modo.”

“Además del malestar emocional y espiritual, este desequilibrio puede trasladarse al plano físico y originar enfermedades diversas.“

“Estudios médicos indican que ciertas enfermedades como la depresión, sus síntomas físicos (tales como insomnio y falta de apetito o apetito desmedido) y los problemas que acarrea (entre ellos, mayor posibilidad de sufrir problemas cardíacos) se curan más rápidamente si uno goza de una vida emocional balanceada y satisfactoria. Esto implica compartir, tener relaciones de intimidad y confianza con, al menos, una o dos personas.”

¡Aguarden! “tener relaciones de intimidad” ¿Tener relaciones de intimidad? ¿Sexo? ¿Qué entiende el redactor por “relaciones de intimidad”? ¿Es lo que imagino? ¿La penetración, el intercambio de fluidos corporales? O se refiere al “Te invito a mi casa a ver una película” al “Oye, tengo un problema ¿Puedo ir a tu casa?” al “Vamos por un café, es que tengo algo de que platicar...” Hasta ese punto detuve mi lectura. No por cansancio o aburrimiento; simplemente porque algunas dudas ya habían sido resueltas, e irónicamente otras habían surgido... Soledad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario