sábado, 4 de agosto de 2012

Reseña: Mission to Lars; proyección especial (Mission to Lars)


Título: Mission to Lars, proyección especial
Título Original: Mission to Lars
País: Estados Unidos, Reino Unido
Año: 2012
Director: James Moore, William Spicer
Reparto: Kate Spicer, Tom Spicer, William Spicer, Lars Ulrich, Kerry King
Duración: 74 minutos

Sinopsis: “Lars Ulrich es un Dios del heavy metal, con su propio avión. Tom Spicer un chico del Reino Unido que padece del Síndrome X Frágil (el cual es una especie de autismo) vive en una casa de cuidados en un pequeño pueblo llamado Devon. Tom siempre ha tenido un sueño, conocer a su héroe, conocer a Lars, baterista de Metallica. Sus familiares le prometen hacer su sueño realidad, con buena voluntad y esperanzas. Pero lo que empieza como un sueño, no tarda en convertirse en una pesadilla, conforme los problemas de Tom, su familia disfuncional y el laberinto del backstage de un concierto de rock se vuelven una dificultad a cada paso. Pero conforme se acerca más a Lars, Tom brilla.
La producción de este documental corrió a cargo de sus dos hermanos, quienes tuvieron que pasar por muchas adversidades en varias ciudades de Estados Unidos para por fin completar la -Mission to Lars-”.

Pues estaba armando la agenda para ir a ver los estrenos de esta semana (película, horario, día, complejo cinematográfico) cuando con agradable sorpresa fui invitado, me gané, me obsequiaron o lo que sea jaja la entrada para la proyección especial de Mission to Lars en el auditorio Blackberry.

Ya había escuchado del evento pero lo descarté inmediatamente al conocer los precios pues se me hicieron muy manchados ($120, $180 y $200 + Cargos de Ticketmaster) Digo que se me hizo caro porque el auditorio Blackberry no es una sala de cine (era cine hace mil años pero ya no) ahora sirve para realizar conciertos por lo que obviamente no tendrían la calidad, servicio y comodidad que tendría una sala de cine, por ejemplo: una instalación tipo estadio, el cual no se refiere a tamaño sino a que las filas o gradas estén escalonadas para que el que está enfrente no te tape la vista y que al no ser un cine, tendrían que poner de esas sillas de plástico plegables que después de una hora ya no aguantas estar sentado… eso referente a la sección de pista. Ahora, la de arriba (gradas, plateas y palcos) que a pesar de ofrecer mayor comodidad, dudo mucho que ofreciera una buena vista de la pantalla, porque, vuelvo a insistir, que es para conciertos no para proyecciones.

Peeeeeero solo he comentado del lugar, más no de la proyección especial. Para empezar, se realizó todo al cinco para la hora, lo que vuelve a los organizadores unos genios y/o hacedores de milagros, puesto que, aprovechando la eventual presencia en la Ciudad de México de Kate Spicer y Lars Ulrich se tuvo a bien montar la exhibición de la cinta con todo y lo que implica armar la logística (seguridad, movilidad…) para que Lars Ulrich Itself asistiera al lugar que parece ser fue el más conveniente pues solo tenían que agarrar el Viaducto.

Olallo Rubio con Raquel Jelinek presentan
a Kate Spicer
Ahora llega el turno de hablar del documental. Pues es desarrollado muy inteligentemente pues pudieron haber caído en el error de pobrecito-enfermo-vamos-a-sentirle-lástima y la lágrima facilona que funciona muy bien últimamente… ¡Pero no! Estamos ante una obra que trata con dignidad a todos.

Y ese es el acierto que logra enganchar al público, pues el respeto con el que se trata a Tom Spicer, al síndrome X frágil y al mismo público le da total credibilidad al trabajo realizado.

El tono con el que se maneja el documental es muy bueno, puesto que nos va transportando de la alegría a la ansiedad, pasando por la ilusión y la nostalgia. Yo tuve una sonrisa durante toda la función y en ciertos momentos también me llegué a inquietar por lo que podría suceder. Eso se llama empatía y únicamente se logra cuando un trabajo es tan honesto como Mission to Lars.

Preguntas y respuestas con 
Olallo Rubio, Lars Ulrich,  Kate Spicer y Raquel Jelinek
Hay que estar pendientes para que no se la pierdan en una próxima oportunidad, pues es un buen trabajo. Y me emocionó mucho.

Les quería compartir la sección de preguntas y respuestas que se dio al final de la función con Lars Ulrich, Kate Spicer y Raquel Jelinek conducida por Olallo Rubio pero usé todo el espacio de la memoria que le quedaba a la cámara el día que fui a ver precisamente a Metallica al Palacio de los Deportes jajajaja y solo me alcanzó para tomar un par de fotografías y como 10 segundos de respuestas de Lars. Una lástima, porque fue divertidísimo ver a Mr. Ulrich echarle carrilla a Olallo.

Pero entre las cosas que mencionó Lars fue que ahora que es padre de familia, ha tomado conciencia y participa en actividades y con organizaciones que involucren ayudar a los demás como el programa de Make a Wish.

Lars Ulrich bromeando con todos
También, se le preguntó a Kate Spicer que si se imaginaba que Lars pudiera ser un “mamón” o de trato espinoso, a lo que respondió que sí y pensaba que sería muy difícil tener un acercamiento con él pero una vez que lo conoció se dio cuenta de que era un ser humano como cualquier otro. A lo que Lars agregó: -I’m sorry- dando a entender que sentía el no haber sido una persona difícil, a lo que todo mundo echó a reír y recibió fuertes aplausos. Y es que es verdad ¡Lars es un tipo muy agradable!

Me despido compartiéndoles que nadie dijo nada de que el poster o flyer del evento, el apellido de Lars estuviera mal escrito, colocando en letras grandes y mayúsculas URLICH y no ULRICH espero que Lars sí lo viera y de camino al show en el Palacio de los Deportes se burlara de quién se equivocó jajajaja


Ya nada más por no dejar pues les comparto mi fallido intento de cubrir mi primera nota... fue mi novatada el no checar la memoria disponible de la cámara jaja y muchas gracias a Sicario, Amateur Films y 8106 por la entrada de gorra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario