viernes, 10 de enero de 2014

Reseña: La Increíble Vida de Walter Mitty (The Secret Life of Walter Mitty)

Título: La Increíble Vida de Walter Mitty
Título Original: The Secret Life of Walter Mitty
País: Estados Unidos
Año: 2013
Director: Ben Stiller
Reparto: Ben Stiller, Kristen Wiig, Sean Penn, Adam Scott, Shirley MacLaine, Kathryn Hahn, Patton Oswalt, 
Duración: 114 minutos

Sinopsis: “Este Walter Mitty (Stiller), editor de fotografía de una revista, es un soñador moderno que toma unas habituales vacaciones mentales de su aburrida existencia, una vez que desaparece en un mundo de fantasías electrizadas por un heroísmo galante, un romance apasionado y victorias constantes sobre el peligro. Pero cuando Mitty y la compañera de trabajo que ama de manera secreta (Kristen Wiig) están en peligro de perder sus respectivos trabajos, Walter deberá de hacer lo inimaginable: tomar al toro por los cuernos y emprender un viaje mundial más extraordinario de lo que jamás haya podido soñar en su vida”.

Muchas personas que gustan de ir al cine de vez en cuando a divertirse, las cayó de novedad enterarse que Ben Stiller es además el director de esta película pero si les dijera que el buen Stiller también dirigió a Jim Carrey en una cinta no lo creerían. Se trató ni más ni menos que de Dr. Cable - El Desastre Llama a la Puerta (The Cable Guy, 1996) Que bajita la mano por poco y destruye la carrera de Carrey a mediados de los noventa.

Por cierto, hace un par de años la volví a ver y la verdad no es tan mala, me hizo reír. Creo que simplemente no estábamos preparados para ese tipo de humor. Humor que tiempo después le valdría a Ben Stiller una serie de reconocimientos gracias a la efectiva comedia: Tropic Thunder que acá en México le pusieron el asqueroso título de Una Guerra de Película. Tengo la info de esa película cuando la fui a ver:

UNA GUERRA DE PELÍCULA (TROPIC THUNDER) Cinemex Cuauhtémoc SALA 7 30/08/2008 12:30 p. m. $0.00 Inglés.

Le fue tan bien que hasta la Academia se dio el lujo de bromear y en los premios Oscar® del 2008 nominó a Robert Downey Jr. como mejor actor de reparto. La estatuilla dorada se la llevó (en forma póstuma) Heath Ledger por su papel como The Joker.

Así que The Secret Life of Walter Mitty como película dirigida y actuada por Stiller no sonaba nada mal, tomando en cuenta además la monstruosa campaña de publicidad que le invirtió la 20th Century Fox por no mencionar que en el aspecto técnico, la cinta se exhibió con sonido Dolby Atmos (No en México ni América Latina por supuesto).

Tampoco fue que me muriera por verla, hasta la pospuse varias veces porque el 90% de las funciones en los cines que me quedaban cerca estaban dobladas en español ¡Asco!

La terminé viendo en un Cinépolis de Reforma el 31 de diciembre para seguir con mi tradición de ver una peli el último día del año y aprovechando que estaba en su idioma original. Otra de las complicaciones para ver La Increíble Vida de Walter Mitty es que dura casi 2 horas (a mi parecer, demasiado para una cinta que se vendía como de humor).

Al costo, les paso un video que alguien hizo de la original The Secret Life of Walter Mitty de 1947 pero con el mismo de este remake.


Así que también cambié mis puntos en la dulcería y compré un refresco con un churro… ya después caí en cuenta que mejor hubiera comprado un café pero ya ni modo jaja.

Lo primero que salta a la vista es que para variar, el título está pésimamente traducido… ¡Imagínense! Si los títulos que les ponen a las películas son un reverenda porquería ¿Cómo estarán las traducciones cuando las doblan al español? Por eso siempre exijo en el cine ver la película en su idioma original. Regresando al punto del título, La Increíble Vida de Walter Mitty pues poco o nada tiene ver con ‘La Vida Secreta de Walter Mitty’ que es como se traduciría The Secret Life of Walter Mitty.

En primer lugar, cuando leemos “La Increíble Vida de…” uno se imagina que la historia será de alguien que se la pasa muy bien, con suficientes aventuras que en efecto, hagan que la vida de una persona sea increíble. Sin embargo, la película inicia así y eso hace que la gente se aburra un poco al inicio pues no hay nada de “increíble” por lo menos en los primeros quince o veinte minutos de la película y un se queda así de ¿Y la acción apá? Jaja.

Y es entonces cuando La Increíble Vida de Walter Mitty entra a esa zona que califico como “película olvidable” pues se te olvida apenas sales del cine ya que no hay escena alguna que sea memorable por su humor, crítica social, efectos especiales, diálogos o actuación.

La Increíble Vida de Walter Mitty parece comida chatarra, tal como una bolsa de papas Sobritas que luce llamativa; la abres y la mitad de la bolsa tiene aire. Y no te las terminas porque parecen recortes de periódico frito en aceite con dos kilos de sal. Así es Walter Mitty… una peli que se ve que iba a ser divertida, llena de risas y carcajadas pero la mitad del tiempo nada pasa, y cuando parece que se está mejorando el asunto, te hostiga (porque dura la exageración de dos horas) y solo quieres ver el final para irte del cine a hacer otras cosas.

Tiene algunas cosas simpáticas... es para verla con la familia un domingo aburrido.
Sin embargo, esa bolsa de chatarra por lo menos contiene algo que se asemeja a una papa de menos de un milímetro de espesor. Así que hay algunas cosas (mínimas) rescatables en Walter Mitty pero un termina pareciendo entonces pepenador y no cinéfilo jaja.

La bien intencionada Increíble Vida de Walter Mitty; comienza introduciéndonos al dichoso personaje como alguien tímido y sumamente retraído que se evade de la realidad imaginándose en situaciones altamente fantasiosas como si se tratara de una vida paralela (De ahí el título original: La vida SECRETA de Walter, puesto que esa vida nadie la conoce, sólo está en la mente de él).

Este soñador trabaja en el departamento de negativos fotográficos para la revista Life, está enamorado de una compañera de trabajo: Cheryl (Kristen Wiig) y no ha hecho nada sobresaliente en su vida. Esta rutina se ve trastocada cuando es anunciado que la icónica revista Life dejará de ser publicada en papel y que será ahora digital.

Con tantos cambios y despidos, el último número impreso se prepara. Así pues, Walter recibe un paquete de Sean O’Connell (Sean Penn); el fotógrafo freelance estrella de la publicación, indicándoles que de la serie de negativos que le ha enviado, la número 25 es la que deberá ser la portada.

A propósito. Ésta es la última portada impresa de la revista Life en la vida real... nada que ver
con la historia de la película que apuesta a la magia y a lo emotivo.
Los problemas comienzan cuando Walter no encuentra el dichoso negativo y se ve forzado a dar con el paradero del fotógrafo, iniciando así, un viaje épico por el mundo.

Y conocemos que Walter siempre fue una persona feliz pero que por una tragedia en su familia, se volvió una especie de ermitaño emocional pero que ahora va a poder hacer lo que por años dejó para otra ocasión, que ahora va a vivir la vida y etc.

Eso suena bien pero la película se va a la onda baratera del feel good movie, del ¡Tú puedes amiguito! Del Toño Esquinca y la muchedumbre que escucha gente chavo-ruca que le entra a la onda positiva pero rodeada de banalidades. Y ya metidos en esa onda, también aplica cosas del manual del sentimentalismo para que la gente piense que La Increíble Vida de Walter Mitty es una cinta con “mensaje” pero al final no aprendemos nada. Es más ¡En la vida real a nadie le importa la revista Life porque nunca encontré la verdadera última portada! Jaja ¿Cómo ven? Es para que estuviera en los sitios de internet. Lo único que encontré fue un video todo pobre en youtube donde un noticiero habla del último número y de ahí saqué la imagen que les comparto. Nada que ver con la imagen idealizada de la película que, no obstate, fue lo único que en verdad me gustó, nada más por esa secuencia vale la pena (aparte de algunos chistes sobre hombres con barba ja).

Kristen Wiig, Ben Stiller, Christine Taylor y Adam Scott en el Festival de Cine de Nueva York parala premiere de 'La Increíble Vida de Walter Mitty' el 5 de octubre de 2013.
Al terminar la película, me fui a la casa de ustedes (que es la mía) para cambiarme e ir con la familia a la cena de Año Nuevo.

Así que probablemente esta sea una cinta para ver en familia un día en el que no haya nada más que hacer o si la pasan en la tele un domingo aburrido igual y tiene chiste ver Walter Mitty pero si no la vieron. No se perdieron de gran cosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario