lunes, 16 de diciembre de 2013

Reseña: El Mayordomo de la Casa Blanca (The Butler)

Título: El Mayordomo de la Casa Blanca
Título Original: The Butler
País: Estados Unidos
Año: 2013
Director: Lee Daniels
Reparto: Forest Whitaker, Oprah Winfrey, David Banner, Michael Rainey Jr., LaJessie Smith, John Cusack, Mariah Carey, Terrence Howard, Robin Williams, Alan Rickman, Jane Fonda, Lenny Kravitz
Duración: 132 minutos

Sinopsis: “EL MAYORDOMO DE LA CASA BLANCA cuenta la historia de un mayordomo que sirvió a 8 presidentes de los Estados Unidos por más de tres décadas. La película muestra los cambios dramáticos que ocurrieron en la sociedad de los Estados Unidos durante ese tiempo, desde el movimiento por los derechos civiles a Vietnam, y como estos cambios afectaron la vida del mayordomo y su familia”.

La intención de la película es mostrar que después de la Guerra Civil y todas las buenas intenciones de Mr. Lincoln; pocas cosas habían cambiado.

Ya estábamos a mediados de los años 60’s y en Estados Unidos seguían comportándose como bestias salvajes. El gobierno toleraba todo tipo de crímenes en pos de seguir con la vida “pacífica” del país por no mencionar que la nación fue construida gracias a la esclavitud y explotación de extranjeros.

Así que lo que veremos por las próximas dos horas y algo, es el relato de un mayordomo que básicamente fue sólo un espectador y su vida personal.

La película está muy sencillita, como de libro de preescolar jaja. Completamente lineal y sin nada que resalte. La cinta se salva por las personalidades que vemos en la pantalla pero tampoco es para tanto, digamos que es el efecto “sorpresa” pues ciertos personajes de la farándula que uno creía que no actuaban, lo hacen bien. Es como si usted lector, pidiera que le den una medalla olímpica sólo por que corrió los 10 kilómetros de cualquier carrera genérica ya sea de agüitas Bonafont, un banco, que de colores, que de superhéroes, de cines, o lo que sea jaja.

Cecil Gaines (Forest Whitaker) como personaje de película no me llamó la atención, nunca hizo cosa alguna y para nada es alguien inspirador. Ahora sí que fue un empleado común y corriente cuyo único “mérito” fue trabajar en la Casa Blanca.

Y no me mal entiendan, no estoy en contra de la gente trabajadora, pero Cecil Gaines no marcó la diferencia en cosa alguna. Caso completamente distinto a una hermosa cinta francesa llamada: Los Sabores del Palacio (Les Saveurs du Palais, Christian Vincent, 2012). Donde Hortense Laborie, una mujer sencilla y amante de la cocina tradicional francesa, es seleccionada para encargarse de las comidas privadas del presidente francés François Mitterrand en el Palacio del Elíseo. Hortense no tarda en hacerse respetar gracias a su habilidad y su ingenio, los celos y envidias de numerosos miembros del personal de cocina hacen de su trabajo una complicada experiencia en la que tendrá que sortear los retos y trampas que le tienden sus colegas. Esta película fue inspirada en la extraordinaria historia real de la cocinera privada del presidente de Francia. Y ella no andaba luchando por los derechos de la mujer o su hija hacía revueltas por el derecho al aborto ni nada. Es la anécdota de una chef que hizo realmente una diferencia en la cocina.

Pero ¿De qué iba a tratar entonces El Mayordomo de la Casa Blanca si no inventaban que el hijo de Cecil era dizque luchador social? ¿Que rompió un record mundial lustrando zapatos?, ¿Que destapaba las tazas del baño con una técnica secreta?, ¿Que en el sótano de la Casa Blanca hay una placa de oro con su nombre en diamantes porque nunca faltó un solo día al trabajo en todas las décadas que estuvo de mayordomo?

Ahí más o menos...
Como película es francamente una decepción, a lo mejor (y por morbo) leer el libro, biografía, reportaje o lo que sea de las vivencias (de donde se inspira la peli) de este mayordomo resulta más interesante.

Hablando de vivencias, ése es uno de los principales problemas en El Mayordomo de la Casa Blanca. Le apuestan según al “basado en eventos reales” pero la mitad son cosas inventadas que en la vida ocurrieron y sólo nos dejan pensando ¿Pasó o se lo sacaron de la manga? Así que nunca sabemos qué es historia y qué es cuento.

Con decirles que se me hizo más interesante saber si es cierto eso de que cuando vas a la Casa Blanca te regalan galletas jajaja.

Esta película si acaso es para que te la pongan en el autobús al salir de viaje, fans de Mariano Osorio o señoras cuarentonas de Polanco.

El director Lee Daniels temina por ofrecer una cinta muy forzada que ni con WD-40® se afloja tantito y para colmo; excesivamente larga.

4 comentarios:

  1. A mí tampoco me gustó, y ni me gustaron las actuaciones. ¿Y qué demonios hacía Lenny Kravitz ahí? xD
    Mega pretenciosa, que bueno que no la nominaron a nada jaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está del nabo... y bueno, Lenny Kravitz está ahí porque es parte de la resistencia y después lo matan cruelmente por ayudar a Everdeen la chica en llamas :( jajajaja XD

      Lamentable película esta del mayordomo que debieron poner gratis en Netflix ja

      Eliminar