miércoles, 9 de julio de 2014

Transformers: La Era de la Extinción IMAX 3D, 4DX-3D y X4D-3D (Transformers: Age of Extinction An IMAX 3D Experience)

Título: Transformers: La Era de la Extinción IMAX 3D 4DX-3D y X4D-3D
Título Original: Transformers: Age of Extinction An IMAX 3D Experience
País: Estados Unidos
Año: 2014
Director: Michael Bay
Reparto: Mark Wahlberg, Nicola Peltz, Kelsey Grammer, Stanley Tucci, Sophia Myles
Duración: 165 minutos

Sinopsis: “La tierra está marcada por los acontecimientos de las últimas tres películas, pero los robots gigantes desaparecieron después del incidente de Chicago. Cuatro años después, Cade Yeager (Wahlberg), un inventor, descubre un Transformer enterrado, lo que prepara el terreno para el regreso de los Autobots y los Decepticons. Ahora el Gobierno de los Estados Unidos está utilizando la tecnología rescatada en el asedio de Chicago para desarrollar sus propios Transformers. Joshua (Stanley Tucci) será un arrogante diseñador que cree que los Autobots son "basura tecnológica" y se cree capaz de realizar unos robots infinitamente más avanzados”.

Ficha Realmente Técnica: Transformers: La Era de la Extinción en 3D, Dolby® Atmos™ y IMAX DMR (Digital Re-mastering) con escenas filmadas utilizando cámaras IMAX, 3D verdadero* al ser rodada en sets con cámaras 3D. Aspect Ratio 2.40:1 (Altamente Panorámica) combinada con 1.90:1 en el cambio de formato. Primera cinta de estudio en ser parcialmente filmada con cámaras IMAX 3D. 94 minutos de escenas IMAX 3D.

*Parcialmente 3D al tener escenas convertidas a tercera dimensión.

Iniciamos con la noticia de que Transformers 4 es la película número 80 en haber sido estrenada en la historia del 4D en México.

Ahora bien, la percepción de la mayoría sobre las cintas de Transformers es que son estúpidas… ¡Y lo son! Yo mismo lo comprobé previo al estreno de esta cuarta entrega. En el canal cinco pasaron la trilogía completa y si bien, la primera: Transformers (Michael Bay, 2007) no fue de mi total desagrado, las demás fueron algo abominable. Son tan malas que a los 15 minutos (creo, solo vimos hasta la escena de Megan Fox en moto, ya saben cuál... ¡No se hagan!) de que inició la segunda: Transformers: La Venganza de los Caídos (Transformers: Revenge of the Fallen, Michael Bay, 2009) me puse a jugar Monopoly con mis primos y de la tercera: Transformers: El Lado Oscuro de la Luna (Dark of the Moon, Michael Bay, 2011) pues ni idea, seguíamos jugando Monopoly con la tele de fondo.


El punto a discutir aquí es la razón del porqué decidí ir a ver Transformers: La Era de la Extinción no una, ni dos sino... ¡Tres veces! Una en cada formato de 4D: Cinemex X4D, Cinépolis 4DX y terminando con la copia en glorioso IMAX.

La respuesta es más que sencilla: Apagar mi cerebro.

Así, tal cual…


Ya saben que aquí comparto además de mis experiencias cinéfilas, algunas de las cosas que  suceden en mi vida. Por ejemplo: que desde el 20 de junio conseguí un empleo de verdad que sí tiene que ver con la carrera que estudié y bueno… ya no tengo tiempo libre.

Precisamente me animé a salir el fin de semana y ver a los robots que se transforman debido a que en mi primera semana me quedé en casa a descansar ja

Además, conociendo que mis entradas de dinero serían más seguras y un poco mayores. No me conformé con ver la peli 3 veces sino que compré todas las porquerías que vendieron tanto Cinemex como Cinépolis y en caso de estos últimos ¡Hasta la pinche gorra de los Transformers! Jejeje

Otro factor a incluir es el preestreno que también facilitó que acudiera al cine con funciones el 2, 3 y 6 de julio. Con lo que ya no me atrasé esperando verla hasta el 10 de julio (en teoría porque lo más seguro es que la terminara viendo el 12 o 13).

Desconozco si en verdad me hacía falta distraerme un rato pero disfrute enormemente la cuarta entrega de esta serie, algo raro si retomamos que, según mi opinión; la única cinta pasable es la primera… No sólo me agradó sino que me emocionó e hizo reír ¡¡Ay güey!!

¿Cómo? ¿Por qué? ¿De qué va la historia?

Lo que menos deseaba era buscar explicaciones lógicas (a algo que definitivamente no tiene ja). El inicio es acertado, sin necesidad de haber visto las 3 entregas anteriores uno comprende perfectamente la trama (Tampoco es que haya sido escrita por Charles Bukowski).

La mejor decisión fue haber hecho una especie de borrón y cuenta nueva pero respetando lo que el público ya conocía. Es más un refresh que un reboot pendejo como el del Hombre Araña o esa otra estúpida idea volver a hacer Los Cuatro Fantásticos. Sabemos que las corporaciones lo único que quieren es quitarnos nuestro dinero pero hay de formas a formas.

¡Chiquimami a la vista!
Esta cuarta entrega de Transformers inicia cuando un inventor de cosas inútiles: Cade Yeager (Mark Wahlberg) y su patrocinador: Lucas Flannery (T.J. Miller) adquieren un viejo camión como chatarra al más puro estilo del programa Cazadores de Tesoros (American Pickers) para ver qué provecho podrían sacarle.

Cade Yeager no está solo, además de crear cosas sin ningún fin práctico, está endeudado hasta el cuello y a cargo de su extremadamente hermosa hija adolescente Tessa (Nicola Peltz) quien (en teoría) es la voz de la razón en esta curiosa familia de Texas.

En una noche de inspiración; Cade hace funcionar el camión chatarra y descubre que pudiera tratarse de un Transformer. Aquí inicia el primer conflicto (De aproximadamente 74 que vemos en la cinta pues dura ¡165 minutos!).

Mientras Cade insiste en restaurar el camión; su colega-financiador-amigo y su asombrosamente hermosa hija, son de la idea de entregar el camión a las autoridades y cobrar la jugosa recompensa que ofrece el gobierno a cualquiera que de informes que ayuden a dar con el paradero de algún robot transformable para ayudarse en sus deudas y que Tessa pueda ir a la Universidad. El robot que encuentran estos disparatados personajes resulta ser Optimus Prime quien revela la conspiración que ha urdido el gobierno para eliminar a los de su especie (suena raro pero son una especie jeje) reemplazándolos por unos de manufactura estadounidense (¡Tontos! Si todos sabemos que la onda es lo made in japan) Todo con la ayuda de Lockdown; un cazarrecompensas intergaláctico.

El punto es que para variar, el gobierno termina por descubrir la localización de Optimus y de paso, inculpan por encubrimiento a Cade, Lucas y Tessa. Del dinero, igualito que con el gobierno de México; ya jamás se supo nada.

Ah pero nuestros amigos no están solos. Cuando todo parecía perdido, llega al rescate el novio secreto de Tessa (¡Picarona! Ya decía yo que esos mini-shorts pegaditos no eran por el calor de Texas…) un tal Shane Dyson (Jack Reynor) corredor de carreras. Para salvar su vida se encaminan a una frenética persecución en coche de la que apenas sale con vida la familia de Cade. Los enredos continúan pues el padre de Tessa no le cae para nada en gracia que Shane se ande almorzando (comiendo y cenando) a su hija. Sin embargo, ahora que son fugitivos de la ley y que han decidido ayudar a los Autobots se encuentran atrapados juntos.

Optimus los lleva a la Transformer-guarida donde están los demás Autobots que no tragan a los humanos pero terminan aceptándolos para unir fuerzas y desentrañar todas las intrigas que hay.

La investigación los lleva hasta la corporación KSI; dirigida por Joshua Joyce Jobs (Stanley Tucci) el hermano malvado de Steve Jobs quien luego descubrimos que en realidad el verdadero hermano maligno era Steve.

KSI es la empresa que está creando los Simi-Transformers para el gobierno estadounidense gracias al Transformium (Lo sé, es estúpido). Con esto, han logrado fabricar un robot ultra poderoso llamado Galvatron… que no sirve jaja. Es entonces que se libra otra batalla en las instalaciones de KSI.

En resumen: Un montonal de batallas con sobredosis de CGI de alta calidad, muchas explosiones y acción con robots gigantes (que se transforman).

La cosa es que terminan en una nave extraterrestre cuyo contexto me sorprendió por lo místico y teológico que se vuelve todo (y según era una película palomera) con diálogos que hablan de “creadores” y “semillas de vida”. Algo así como el Dios Transformer o el “Ingeniero supremo” Siiiiii Güeeeeyyy más cabrón que la cinta Prometeo (Prometheus, Ridley Scott, 2012)

- Cariño... Dáme mi arma extraterrestre -
La nave resulta ser una especie de prisión-museo-zoológico intergaláctica donde hay prisioneros de distintas formas de vida (lo que da pie a más persecuciones y acción). En dicha nave; Tessa se las arregló para entrar a ella con lo que ahora, padre y novio deberán recatarla uniendo fuerzas y tratando de limar asperezas.

Pero eso no es todo… Optimus gracias al poder de su antenita de vinyl detecta la presencia de un enemigo que creía derrotado ¿Quién podrá ser? Bueno, se los voy a decir porque apareció en comerciales, posters y juguetes jajaja entonces ya no es tan sorprendente su regreso pero le pone más carnita a la cinta: ¡Megatron! Así es señores… el robot malo contra el robot bueno.

Lo que no les voy a contar es el cómo regresó Megatrón buajaja.

Al tiempo que Tessa se encontraba en la nave, se enteró de la mentada “semilla” y se revela que dicho artefacto acaba con la vida de los planetas convirtiéndolos en metal… Bueno, en Transformium; el material de lo que están hechos los Transformers (Desafortunadamente si tú lector, tienes un Transformer; te decepcionará saber que está hecho de plástico).

Empezamos con la mercadotecnia de la peli... Cinemex: 5 vasos coleccionables y dos llaveros
¡Una mamada! Sólo les compré 2 vasos con sus llaveritos (imágenes de la izquierda).
Con esto, se pone más intensa la cosa pues los malosos planean destruir el Planeta Tierra a fin de obtener metal y crear un ejército de robots malos.

Así que increíblemete la cinta se alarga como por 50 minutos más, pues los Autobots deben recuperar la semilla ¡Que está en Hong Kong!

Intermedio:

La primera vez que vi Transformers: La Era de la Extinción (Cinemex 4D) ya me estaba orinando después de comprar mi combo grande y terminarme el refresco… qué bueno que salí al baño pues creí que ya se iba a terminar la cinta y les digo que faltaba como una hora aún para que se acabara realmente jajaja.

Fin del Intermedio.

Como les decía, de Cinemex sólo les
compré 2 vasos y llaveros.
Ya en Hong Kong y tratando de resguardar la “semilla” Bumblebee defiende a todos de los drones que han sido enviados para robar la semilla ayudado por Hound. La nueva batalla que se libra en ese país (también llena de acción y explosiones) contiene buenas escenas que en particular, me divirtieron enormemente.

A la par de la odisea en Hong Kong; Optimus hace una alianza con ¿Alienígenas Ancestrales? Jaja les llaman Caballeros Legendarios y son los dichosos Dinobots que se han comprometido ayudar a Optimus por haberles liberado de su encierro en la nave prisión-museo-zoológico intergaláctico.

Es entonces cuando se libra (ahora sí) la batalla final con más explosiones y efectos especiales CGI y un duelo literalmente a muerte con espadas y toda la cosa (¿?)

¿Quiénes ganarán? ¿Los robots malos o los robots buenos? Apuesto a que ustedes nunca lo adivinarán…

Eso sí, el final es muy perturbador e histéricamente risible ya que nos dan a entender que en verdad existe un Dios Transformer y dejan un final abierto después de 2 horas 45 minutos, una cubeta de palomitas y como litro y medio de refresco.

Les comentaba que la cinta dura una monstruosidad pero increíblemente la acción nunca para. Siempre hay algo en escena. Realmente me fascinó la peli.

De lo que no me queda duda alguna es que Mark Wahlberg, Nicola Peltz, Kelsey Grammer y Stanley Tucci son buenísimos para sostener las casi tres horas de Transformers: La Era de la Extinción.

Mark Wahlberg (Cade) tiene frases divertidísimas que hasta las anoté para que no se me olvidaran tales como: - Cariño, dame mi arma extraterrestre…- Esa frase me mató de risa.

También tiene sus fallas, me pareció ilógico (ya sé que la cinta lo que menos tiene son razones lógicas pero tampoco hay que exagerar) Cade siendo científico que no sabe disparar y a los 30 segundos de que toma un arma, ya lo vemos como si fuera el hijo de Rambo…

También escribí la frase: -Get out of the fucking way- y le puse una nota: Buscar en chino. No me acuerdo porqué pero lo google jaja 走不出的方式他妈的 (Zǒu bù chū de fāngshì tā mā de) Esperemos que el traductor de Google haya realizado una traducción decente.

Y ésta fue la colección que sacó Cinépolis... 2 vasos, dos cubetas de palomitas y una gorra.
Y qué decir de la megamami que nos traen en esta ocasión: Nicola Peltz Ufff!!! No la reconocí por ese shortcito pegadito y su cabellera rubia pero cómo ha crecido esa chiquimami, se trata de la misma actriz que interpreta a Bradley Martin la amigovia de Norman Bates en la serie de Bates Motel que recomendé ver en sus tiempos acá en las redes sociales de Sangrons: @SoloSangrons en twitter y /Sangrons en facebook.

Es tiempo de hablar sobre el 4D

Algo que me tiene sumamente molesto es la pendejada de Canacine de estrenar películas los jueves. La razón no es otra más que el dinero. Ignoro si la familia Ramírez dueña de Cinépolis o los Larrea que tienen a Cinemex sobornaron a Agustín Torres (o él se fue a ofrecer) para decretar que los jueves se pongan las nuevas cintas pero le dio en toda a madre a los cinéfilos. Cuando se estrenaban los viernes; la gente tenía aproximadamente 6 días para ver un cinta si tomamos en cuenta que se informaban el viernes de las novedades y decidían el sábado. A esto, agreguemos la promoción boca a boca y que muchas personas, así se estrenara una cinta el viernes, no iban a verla hasta el miércoles. Esto para cintas gringas y ultra promocionadas.

Luego entonces, la prioridad del público era (y sigue siendo) ver primero la cinta que sale hasta en la sopa en tele, revistas, anuncios espectaculares y con dizque críticos de cine de noticieros de tele, con lo que dejaban al jueves como el último día para ver una película “débil” (publicitariamente hablando). Y lo más importante: el miércoles (que antes era el día más débil para los cines) se convirtió en el día con más afluencia. Muchas veces encontrabas más fácil boletos para sábado o domingo en la tarde que el miércoles y ojo: Los miércoles la entrada baja de precio.

La súper gorra de los Transformers 4 de Cinépolis.
Dos modelos: En azul y negro...
Me gustó mucho la azul pues luce y se ve bien.
Ahora ya no existe ese último día para cazar la cinta que sólo pusieron en un par de cines pinchurrientos a un horario igual de pinche. Lo que están haciendo con los jueves de corrupción Canacine… ejem… jueves de estreno es: La pongo hoy jueves para que todo mundo hable de x cinta el viernes y tener hasta la madre el cine los sábados y domingos que, ojo: son los días que más caro cuesta el boleto.

No hay que ser un genio para sacar la conclusión: ¿Qué le conviene más a los dueños de Cinemex y Cinépolis? ¿Tener un día (miércoles) lleno el cine y además con precio rebajado o tener DOS días (sábado y domingo) atascados de gente y cobrándoles la entrada completa? Es decir, estás atrayendo a la gente para que gaste más el fin de semana.

¿Y eso qué tiene que ver con 4D? Que los jueves también era el último día para ver una cinta 4D y ya no. Qué le vamos a hacer…

Analicemos los efectos

Efecto de Viento: Los dos la emplearon, pero no fue cosa del otro mundo, es de los efectos con menos chiste la verdad.

Efectos de Humo y Niebla: Cinépolis 4 veces y Cinemex 7 veces. Graaaan proyección la que tuvo Cinemex que siempre ha había una escena donde hubiera explosiones y humo ponían el efecto. Eso te hacía sentir dentro de la película. Ganador: Cinemex.

Efectos de Aire: De la parte frontal del asiento: Cinépolis 66 ocasiones y Cinemex: 24. De la parte de la cabecera a la altura de la nuca: Cinépolis 53 y Cinemex 3 ocasiones. Ahora sí están muy dispares los números. Este efecto se lo lleva Cinépolis

Acá la colección de cosas de Transformers de Cinemex y Cinépolis. Desafortunadamente
no pude cumplir con mi intención de volverme diabético y un gordo obeso porque sólo compré
2 vasos de 5 de Cinemex jajajaja son de hecho los que más me gustaron de los 5.
Efecto de Agua: 8 en Cinépolis y 7 en Cinemex. Ahora sí muy parejos, el efecto de agua es de lo más divertido pero desafortunadamente en Cinépolis no le ponen mucha presión al agua por lo que únicamente sale un vil chisguete que luego ni se siente. En Cinemex cuando usan el agua no te andas preguntando si salió o no salió porque sí se siente y algunas veces hasta cierras los ojos antes de que usen el efecto pues ya intuyes que lo van a poner en tal o cual escena de agua jajaja. Así que le doy el punto a Cinemex.

Efecto de Lluvia (Exclusivo Cinépolis 4DX): Este efecto es exclusivo de la familia Ramírez y no en todos los Cinépolis existe. Ésa es la gran desventaja que tiene Cinépolis: Por miedo a perder clientela, no avisa en qué complejos sí hay salas 4D con lluvia o no o ustedes ¿Qué harían ustedes? ¿Ir al Cinépolis que tiene lluvia o al que no tiene lluvia si en los dos cobran lo mismo? ¡Exacto! Y Cinépolis nunca te dirá cuál sala es vieja o nueva. En las salas donde sí hay este efecto, los usaron 6 veces.

Efecto de Luces: Cinépolis 14 y Cinemex 67. Me gustó que Cinemex sincronizara explosiones y disparos con las luces. Así, sí te la vas creyendo que estás en medio de una batalla.

Efecto Aromático (Exclusivo Cinépolis 4DX): Este efecto también existe solamente en las salas 4D de Cinépolis y se empleó en 8 oportunidades. Al ser una cinta de explosiones, el aroma fue casi el mismo.

Efecto de Vibración: Cinépolis 55 y Cinemex 77. En lo particular, me agrada que pongan este efecto.

Efectos de Golpes: Cinépolis 19 y Cinemex lo usó 29 veces. No podían andar de pichicatos para este efecto y Cinemex no dudó en ponerlo.

Efecto Nalgaditas (Exclusivo Cinemex X4D): Las nalgaditas son sensaciones en las pompis que se sincronizan con la pantalla; si un personaje resbala, cae, se arrastra o se da un sentón, el efecto nalgaditas entra en acción. Y Cinemex lo usó 27 veces.

Efecto de Cosquillas: Una manguerita situada a la altura de los tobillos que se mueve aleatoriamente con aire… Desafortunadamente no todas las butacas lo tienen (deberían) porque no les dan el mantenimiento apropiado a las salas. Cinépolis lo usó 4 vez y Cinemex se lució poniéndola 19 ocasiones.

Efectos de Movimiento: En general bien empleado, los dos tienen algo. Son sistemas distintos pero cada quien lo usó con su estilo. Me agradó más Cinemex.

Efectos utilizados en Cinépolis: 11 de 11 existentes contando la lluvia.

Efectos utilizados en Cinemex: 10 de 10 existentes.

Ambos usaron todos sus efectos y eso es bueno, pero viendo los números y cómo les quedó la función en general mi veredicto es el siguiente:

Cinemex obtiene una calificación de 10; lo que la hace una muy buena película X4D.

Cinépolis obtiene una calificación de 8; lo que la hace una buena película 4DX.

Sin embargo, LA función premium para Transformers: La Era de la Extinción es sin duda en ¡GLORIOSO IMAX!

Ya sabía que la verdadera y auténtica experiencia total estaría en una sala IMAX. Así que me dirigí a Perisur (para los que no viven en la Ciudad de México o en México pues tenemos amiguitos en diversas países de América como Perú o Chile) que es la única sala en la ciudad con una sala pensada para ser IMAX desde su construcción y no una sala adaptada para ponerle IMAX. Como diría Bumblebee: “Odio las imitaciones baratas”

Lo mejor de IMAX además de disfrutar a la chiquimami de Nicola Peltz en todo su esplendor es que las copias en IMAX vienen con un increíble audio y la mejor corrección de luz y brillo para la cinta.

El único punto negativo es que la tercera dimensión no luce para nada. Creí que iba a ser el evento definitivo pues era una pantallota y en 3D pero no.

Me quedé al final de los créditos y leí que había sido convertida a la tercera dimensión, lo cual se me hizo lógico puesto que no toda la cinta se filmó con cámaras IMAX 3D pero hasta en lo que se filmó con IMAX 3D no se nota la diferencia. Unas cuantas escenas se ven bien pero en general es muy malo el 3D. Eso sí, lo que está en IMAX es para babear el piso.

También tengo una pequeña queja de las escenas IMAX (Cómo soy de criticón jaja) Al igual que Batman 3 de Nolan, las escenas IMAX están intercaladas con las que no lo son. Así que se ve el cortón entre secuencias filmadas con la IMAX y las filmadas con cámara convencional, lo que es un poco incómodo, por lo menos, ese es mi sentir. Prefiero las cintas que te muestran toda una secuencia completa en formato IMAX y así se la van llevando.

La opción ganadora es sin duda alguna la copia en IMAX. Sin embargo, Cinemex también tiene una buena presentación en sus salas CinemeXtremo ya que cuentan con sonido Dolby Atmos y las pantallas tienen un tamaño decente.

Director Michael Bay, Li Bingbing, Nicola Peltz, Mark Wahlberg y Jack Reynor para la
premiere de Shanghai el 22 de junio de 2014 en Shanghai, China.
Foto Kevin Lee/Getty Images para Paramount
Cerramos esta bonita reseña con la mercadotecnia de los cines… Por parte de Cinemex; se pusieron a la venta unos bonitos vasos en cuyas tapas se pueden montar figurines de Transformers que según promociones anteriores y que se venden en combos infantiles de cintas tales como: Mi Villano Favorito 2, Frozen, Río 2 o CómoEntrenar a Tu Dragón 2 se llaman toppers. ¡Ah! Pero al ser Transformers ¡Se tenían que transformar! Con lo que no son únicamente toppers sino que se convierten en llaveros.

Fue una buena promo de Cinemex pero le exageraron. Los llaveros/toppers de Transformers son dos: Optimus Prime y Bumblebee pero de vasos fueron cinco… así que para no repetir llaveros o no gastar tanto, la opción lógica era comprar 2 vasos con sus llaveros y 3 vasos pero sin llaveros. Ya saben que me encanta comprar las cochinadas que venden en el cine pero sí sentí que era una reverenda mamada encajada que sacaran 5 vasos. Todavía 4 se los paso, pero el quinto vaso es un zoom de la misma foto que está en otro vaso. Así que nada más les compré dos vasos con sus llaveritos para que se vieran como en el anuncio y los otros 3 vasos ni los pelé… hasta ahora que veo que había uno de Optimus Prime que combina precisamente con el llavero pero el vaso con el robot malo (se llama Lockdown) está genial y de ese personaje no sacó nada Cinépolis.

Hablando de Cinépolis; también le entraron duro a la mercadotecnia. Si en Cinemex tenían 5 vasos y 2 toppers/llaveros; Cinépolis sacó 2 juegos de vasos y cubetas de palomitas, precisamente cubeta con vaso de Optimus Prime y cubeta con vaso de Bumblebee (Por eso compré el vaso de Lockdown en Cinemex: Para tener modelos diferentes) pero ahí no para la cosa. Cinépolis se aventó la tirada de vender también ¡Dos gorras de Transformers! Una en color negro y otra en color azul con el logo de la película borda en hilo plateado. Pensaba comprar las dos pero la de color negra se veía medio naca con el bordado en plata y la azul se veía más elegante. Eso sí, las dos gorras son productos oficiales (productos licenciados… ejem, que compraron la licencia de explotación a los dueños de la marca que es Hasbro, no que tengan título de licenciados jaja) por la empresa Ruz que es de lo mejorcito en México de mercancía con licencia (por lo general, Grupo Ruz hace mochilas o así empezó). Hago la referencia a la buena manufactura de las gorras de Grupo Ruz pues con la película de El Hombre de Acero; Cinépolis vendió también dos gorras en negro y azul pero las hizo Warner Bros/DC Comics y están bien pinches corrientes, sólo la usé dos veces pues como que se deshilan o no sé… todas mal cosidas y material baratero. Ya mejor la guardé como colección o se me vaya a deshacer con el sol jajaja.

Pues esto fue todo sobre Transformers 4

Premiere mundial de la película Transformers: La Era de la Extinción en Pekín, China
con el elenco y el equipo de producción.
Si piensan que ya por fin perdí la cordura por recomendarla, probablemente estén en lo correcto. A lo mejor con el trabajo ya quedé loco jajaja.

Me gustó por lo siguiente: Mark Wahlberg es muy agradable y divertido, Stanley Tucci me hizo reír a carcajadas, la cinta promete acción y vaya que sí lo cumple, Nicola Peltz se parece muchísimo a la chica de la ofi que me gusta... pero con el cabello castaño.

Eso sí, definitivamente me quedo con Titanes del Pacífico (Pacific Rim) que es superior en todos los aspectos a Transformers 4.

Ni modo Michael Bay, no es por dártela a desear pero Guillermo del Toro la tiene más grande (la imaginación).

Nos leemos en la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario