jueves, 15 de marzo de 2012

Reseña: La Pérdida de la Inocencia (Trust)

Título: La Pérdida de la Inocencia
Título Original: Trust
País: Estados Unidos
Año: 2010
Director: David Schwimmer
Reparto: Liana Liberato, Clive Owen, Catherine Keener, Jason Clarke, Viola Davis
Duración: 106 minutos

Sinopsis: “Annie es una adolescente sana y feliz hasta que comienza a ser acosada por un hombre mayor a través de Internet. No sólo su vida ha sido arruinada, sino también la de sus padres Will (Clive Owen) y Lynn (Catherine Keener), quienes buscan desesperadamente el paradero de este intruso que ha venido a robarle la inocencia a su pequeña hija. Lo que a una familia le llevó años construir, un extraño lo robó en un instante”.

Esta es la película más interesante de la semana…

El día de ayer cuando platicaba de la más reciente película de Disney: John Carter y se me pasó decir que está dedicada a la memoria de Steve Jobs pero después de ver esta película (y basta con que chequen el video que les dejo al final) la percepción de los productos de la manzana cambia.

Annie (Liana Liberato) festeja sus inocentes 14 años de edad con familiares y amigos. Su padre Will (Clive Owen) le obsequia una lap top de última generación (Macbook Pro®). Lo que en otro escenario sería una amenaza a la integridad del hogar (tecnología como el lastre del siglo XXI) en el seno de una familia neoliberal y capitalista resulta de lo más cotidiano.

Al instante, Annie se envicia con la Macbook encontrándose en el chat (no aluden a Facebook) con un tal Charlie, quien presume ser atleta y estudiante de prepa, quien no levanta mayor sospecha por parte de sus padres, más allá de las preguntas rutinarias de ocupación y lugar de origen. Pero la relación entre Annie y Charlie se vuelve más íntima llegando a planear un encuentro personal. A partir de entonces comienza una pesadilla familiar toda vez que se descubre que Charlie no resulta ser quien dice ser.

La película es excelente pues el guión plantea un aspecto quizá más trascendente que la inevitable adopción de la tecnología en nuestra vida diaria y es: la privacidad.

La buena relación entre padre e hija muta en una manía de sobreprotección, que en vez de ayudar a la recuperación de Annie (visiblemente afectada con síndrome de Estocolmo) la empeora. El comportamiento enfermizo de Will hacia las actividades de su consanguínea, provoca en él actitudes irracionales.

Otro buen punto que tiene la historia es que evitan darnos el clásico sermón con moraleja que muchas cintas que tocan temas tan perturbadores como este se empeñan en dar.

Me gusta que se aborde el paradigma de que a pesar de vivir en la “Era de las comunicaciones” estamos incomunicados; Podemos saber qué comió hace dos horas nuestro amigo de Australia pero difícilmente sabemos si nuestro hermano tiene problemas con su novia o si la mamá tiene ganas de ir a ver una obra de teatro o si nuestra hija tuvo algún problema con un maestro.
Liana Liberato

Anotemos el nombre de Liana Liberato en la lista de: Actrices que seguir, pues en un futuro dará muchas sorpresas.

Ya tiene una década de obsolescencia la pregunta: Y usted ¿Sabe en dónde están sus hijos?

En estos tiempos es: Y usted ¿Sabe a quién agregó su hijo?

La Pérdida de la Inocenci@ (Trust como se llama en inglés, que sería algo así como: Confianza) es la recomendación de la semana y hasta pediría que llevaran a su hijo e hija a verla juntos para opinar y platicar no tanto por el tema escabroso de desconocidos en Internet sino precisamente de la confianza que hay entre ustedes como familia ¿Qué cosas comparten entre ustedes?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada